En esta ocasión reseñamos lo nuevo de Future Islands, As Long As You Are, ¡checa todos los detalles!

future islands as long as you are

El sintetizador es un instrumento curioso: donde quiera que aparezca, desde los paisajes sonoros alienados de los álbumes de David Bowie en Berlín hasta el vibrante synth-pop de Erasure; desde los acordes iniciales de Born Slippy de Underworld hasta la banda sonora de Blade Runner de Vangelis.

Tiene una tensión o una pizca de tristeza, remordimiento, arrepentimiento, nostalgia melancólica, anhelo. Quizás sea la propia artificialidad del instrumento lo que evoca estos sentimientos y emociones: a menudo trae consigo un eco fantasmal, la sensación de que no es de este mundo.

Lo que nos lleva al sexto álbum de la banda canadiense Future Islands. Su música está empapada de sintetizadores, y en los 11 temas de As Long As You Are esos sintetizadores flotan, gruñen y bailan, hacen pequeños ruidos suplicantes como gatitos hambrientos, pero, sobre todo, acechan.

Por esto podemos agradecer al maestro de teclados y sintetizadores Gerrit Welmers, miembro fundador de la banda y una influencia clave en su sonido. Los acordes iniciales de la primera canción, Glada, marcan el tono: esperanzado, pero también melancólico.

Pero hay más. Al poco tiempo, escuchamos la voz del cantante Samuel T Herring de Future Islands, cuya entrega es idiosincrásica e inmediatamente reconocible: es una especie de cronner, pero tiene la áspera voz de un cantante de soul –guarda en reserva un aullido estrangulado– y una forma desenfadada de fraseo de letras. Aquellos que hayan visto a Future Islands en vivo también estarán familiarizados con sus curiosos movimientos de baile de papá.

La grandeza de ritmo lento de la canción de apertura es seguida por el placer optimista de For Sure, un riff de sintetizador etéreo que flota sobre un ritmo pulsante y una guitarra tintineante, con la voz de Herring llena de emoción en momentos cruciales.

Born in a War presenta la poderosa línea de bajo de William Cashion, un tema que recorre todo el álbum, debido a una deuda con bandas pioneras en sintetizadores de bajos en primer plano como New Order –aparece nuevamente en Moonlight, donde el bajo es la fuerza impulsora de la canción, tanto melódica como rítmicamente–. Waking es urgente y eminentemente bailable, sintetizadores cristalinos que brillan y chapotean en un ritmo urgente.

Las letras  de este nuevo material de Future Islands giran elípticamente, y a veces crípticamente alrededor de finales y comienzos, temas de identidad, auto aceptación y autorrealización; en Plastic Beach, el narrador ve una imagen en el espejo que está en desacuerdo con su yo real.

De vez en cuando la verborrea es algo exagerada, como en Waking: sabes, mis palabras han sido un escudo durante toda mi vida / Canté un cisne – me dio alas para volar / Y en ausencia de un eco, el ego muere . Pero esto es una pieza con el sentido del drama que atraviesa estas canciones.

Una nueva relación está en el corazón de las cosas, la sensación de esperar un futuro incognoscible, pero esperanzador, y esto alcanza su apoteosis en la pista final, Hit the Coast, una canción fantástica sobre empacar todo en el coche y simplemente llevarte a un sin rumbo: su ritmo de conducción evoca un paisaje rodante, la sensación de impulso hacia adelante.

Pero también hay tristeza: fragmentos de arrepentimiento pasan. Esos sintetizadores de nuevo te inundad en el ambiente y Future Islands te absorbe en esta vibra llamada As Long As You Are.

Deja un comentario

Reseña Panorama
Calificación
Ángel Santillán
Explorador galáctico de las órbitas musicales. Vivo en una y mil canciones más.