El museo de arte y objeto, mejor conocido en el mundo como el MODO; reabre sus puertas con la exposición Centro Histórico, corazón de México.

modo exposición

Luego de haberse visto obligado a cerrar sus puertas, desde el pasado 16 de marzo debido a la contingencia sanitaria que paralizó al mundo. El MODO ve la luz al final del túnel y reabre sus puertas a partir del sábado 19 de septiembre, y claro que lo hace de la mejor forma que se puede; con una magnífica exposición: Centro Histórico, corazón de México.

El MODO esta totalmente consciente que los tiempos económicos en este momento no son los mejores, y es por esto que el museo contara con la modalidad de donación voluntaria; la verdad esto me parece formidable porque a quién no le gusta disfrutar de una tarde de museo en familia.

La exposición está basada en los orígenes del Centro Histórico y en ella podremos apreciar una serie de destellos sociales y urbanos como el descontento social, celebraciones masivas, actos presidenciales, arquitectura; entre muchas cosas más de nuestra hermosa Ciudad de México.

Aldo Sánchez es quien hace posible esta fabulosa exposición que nos invita a recorrer las calles del centro con fotos y objetos. Es un viaje visual, en el que vas a poder deleitarte la pupila con más de 500 objetos y 250 fotografías, algunas obras de alto renombre y otras piezas de coleccionistas en el MODO.

El Centro es el productor de imágenes más prolífico de México, desde el águila y la serpiente hasta el Callejón del Cuajo, habitada por la familia Burrón o el cabaret Savoy con las espectaculares presentaciones de Rossy Mendoza, comentó el curador.

Por otro lado Paulina Newman (Directora del MODO) dijo lo siguiente:

El Centro Histórico de la Ciudad de México es un lugar donde se han concentrado los poderes y donde se ha escrito una parte importante de la historia de nuestro país.  En el Zócalo, se encuentran representados los poderes económico, político y religioso, y más importante aún, ha sido un lugar donde la gente se ha manifestado y conquistado derechos. 

Como lo indica el nombre de la exposición, es el corazón del país, un punto neurálgico que ha sido sede de las grandes memorias de México.

La exposición va a contar por un recorrido de seis secciones con los siguientes temas:

  • Fundación:

La imagen del águila posándose en un nopal devorando una serpiente ha trascendido y ha servido para fines tan diversos como emblemas nacionales hasta souvenirs en territorio nacional y extranjero.

  •  Comercio:

El Centro fue un lugar de comercio, desde sus inicios hasta hoy en día, es el lugar al que capitalinos y foráneos van a comprar desde productos de belleza, hasta vestidos de boda. Es el epicentro comercial del país donde la nostalgia es el producto más vendido.

  • Vecindades:

La vecindad es el espacio del cual el cine de la época de oro se benefició enormemente, en el que los infortunios amorosos, las serenatas, el desengaño, las intrigas y lavaderos centenarios.

  • Arquitectura:

Entre sus muros, en sus jardines y plazas nace una motivación para salir a caminar con la mirada atenta de quien está a punto de descubrir una gran historia.

  • Espectáculo:

El Centro ha sido escenario del espectáculo desde el siglo XVI en que se presentaban autos sacramentales interpretados en castellano, náhuatl y otras lenguas originarias en plazas públicas –tradición prohibida en el siglo XVIII– hasta los conciertos gratuitos en la plancha del Zócalo que se han instituido desde el 2000.

  • Poderes:

Desde los fundacionales como el Templo Mayor donde se adoraba a Huitzilopochtli y otras deidades, hasta los contemporáneos como Palacio Nacional desde donde actualmente gobierna el presidente.

El Centro es un generador de melancolía, tradiciones, multitudes, caos, nostalgia, relajo, tipos, costumbres y memorias que trascienden todos los tiempos, y por ello esta exposición no se plantea como un recorrido lineal sino como una galería de instantáneas (quiso decir momentos, recuerdos?) en las que podemos contemplarnos y añorar un centro que no se ha ido, en el que se suceden las historias (las nuestras) y las historias (las que han obtenido la licencia de los libros de texto para desplegar la ficción a conveniencia) de manera enigmáticamente continua desde hace 800 años, comentó Sánchez.

Además de las piezas expuestas en el MODO, se realizaron tres compilaciones de videos que, cada uno incorpora escenas de más de 40 películas icónicas, filmadas en el Centro Histórico.

Una sorpresa es que se expondrán obras del Museo Franz Mayer, Museo del Estanquillo, del Museo Kaluz, del Museo Nacional de Arquitectura y Museo Nacional de Historia.

modo expo

El aforo se redujo al 30%, no es necesario hacer reservación; pero si será obligatorio el uso de cubrebocas. El MODO cuenta con todas las medidas sanitarias necesarias, gel antibacterial y la sana distancia será un most para esta reincorporación.

modo galería

Deja un comentario