Los minutos corren, las horas pasan, los días vuelan pero los objetos no se van. El Museo del Objeto empezó el mes con la inauguración de la exposición virtual con más de 100 piezas.

modo galería

A principios del mes de junio les compartimos la convocatoria que había lanzado el MODO (Museo del Objeto) sobre la interesante exposición virtual que tenían planeada en donde los objetos de diferentes personas serían los protagonistas.

Fueron más de 600 las personas que se quisieron ser parte de este momento y durante varias semanas se dieron a la tarea de compartir sus entrañables historias sobre su vida en el confinamiento causado por la pandemia del COVID-19. El miércoles se lanzó la primera entrega de la tan sonada exposición virtual.

La galería cuenta con una selección de más de 100 objetos llenos de historias, las obras fueron elegidas por un jurado que estuvo integrado por parte del comité consultivo del MODO y que tomó en cuenta distintos criterios como emotividad y la originalidad de cada pieza.

Al recorrer la galería de la exposición es notable cómo cada uno de los objetos cobran un sentido diferente cuando se convive con ellos en nuestro acontecer cotidiano, prácticamente es como si tuvieran vida propia y están dispuestos para contarte su historia.

Los hogares de cada uno de ellos adquiere una percepción distinta, en estos tiempos de confinamiento son una especie de refugio y los objetos se convierten en acompañantes llenos de significado, valor, sensaciones y emociones.

Lo mejor de la exposición es que te hace sentir que perteneces a ella, ¡es de todos! El haber recibido historias de tantas personas, nos hizo posible tejer esta tela de diferentes emociones en la que están presentes los participantes y su esencia, a través de sus testimonios.

Nos ha sorprendido mucho la dedicación y el sentimiento con el que tantas personas compartieron sus historias, dejándonos entrar en su intimidad en este momento tan importante o extraño estamos viviendo.

La variedad de objetos seleccionados por los participantes es muy interesante, desde computadoras y aparatos de ejercicio, hilos para bordar o tejer, hasta una sábana con la que una abuela puede abrazar a sus nietos, o un gel de una tía que ya no está aquí, mencionó Mariana Pérez, coordinadora de la exposición.

Sabemos que a veces puede ser un poco intimidante mostrarle al mundo quién eres, es verdad que las acciones hablan más que mil palabras y aplica de la misma forma para los objetos. Con un objeto podemos imaginar como es una persona, sus gustos, entre otras cosas.

La convocatoria permanecerá abierta durante todo el mes de julio, y durante el mismo mes se irán seleccionando nuevos objetos que dará oportunidad a que se amplíe la galería de la exposición.

La convocatoria tiene una dinámica bastante sencilla, desde la comodidad de tu sala, cama, mat o en el lugar que te sientas más cómodo de tu casa tómale una fotografía a ese pequeño objeto que antes de la cuarentena no le tiraba ni una simple mirada y que a partir del encierro se ha vuelto una parte más que necesaria en tus días, posiblemente un nuevo mejor amigo que ha marcado esta cuarentena en casa.

Acompaña a tu objeto con una breve historia explicando las razones de la selección, ponle un buen título y listo. No te quedes sin mostrarle al mundo ese objeto que se lleva la capa de héroe por haber salvado tus días de encierro esta cuarentena, dale el protagonismo que se merece y muéstralo al mundo. Aprovecha la oportunidad y participa aquí.

Date una vuelta por la exposición, tal vez te sientas identificado con alguno de los objetos. Dando click aquí.

Deja un comentario