La banda Flamél presenta el sencillo: La Flor Mexicana, un adelanto más de su nuevo EP, Kimojasaky.

flamél

Flamél, la banda que nació en la frontera, regresa con su segundo sencillo, en donde se puede apreciar la identidad que están construyendo. Formados en el 2013, entre Ciudad Juárez y El Paso, Texas, Daniel, Sergio y Ángel han tenido algunos años para definirse como banda. Primero fueron una serie de ensayos y, cuando las canciones tenían cierta cohesión, fue el momento de lanzarse a la aventura musical.

La inspiración de Flamél puede venir de cualquier lugar. Una idea. Un momento. La inquietud de que un instante perdure por mucho más tiempo. Entre sus influencias se encuentran Caifanes o Soda Stereo, dos bandas que a través de simbolismos o de narraciones pudieron establecerse como ídolos de generaciones. Flamél, no obstante, voltea a ellos sin la intención de plagiarlos. La experimentación particular tiene que rendir frutos.

La Flor Mexicana es un crisol de géneros. El bajo cadencioso te va conduciendo, junto a la tesitura de Daniel, en una aventura de sueños, de anhelos, de una mañana en donde te despiertas pensando en lo que es más importante para ti. ¿Una obsesión? Quizá.

Ángel, bajista de Flamél, platicó con nosotros en Bizarro FM, para conocer mucho más sobre el EP que están preparando y sobre La Flor Mexicana, el sencillo con el que se encuentran de estreno.

Su nueva canción, La Flor Mexicana, habla de una obsesión romántica, ¿les ha llegado a ocurrir esta situación o es una historia meramente ficticia?

Sí, habla de una obsesión, y sí, la letra fue escrita por Daniel, el vocalista, y es una canción escrita a su actual pareja, es una situación que hasta la fecha seguimos viviendo todos de cierta forma.

Flamél se desarrolla entre dos culturas, están justo en la frontera, en un sitio ni mexicano ni estadounidense en El Paso, Texas. ¿Cómo les afecta eso como banda?

Creo que forma una gran porción de lo que es nuestro estilo, porque esa dualidad de ser bifronterizos y binacionales nos hizo crecer… Todos crecimos de chiquitos ciertos años en México y en Estados Unidos, y fuimos confrontando esto y adaptándolo en nuestro estilo, que se refleja especialmente en La Flor Mexicana, que tiene el título mexicano.

En cierta parte, en Kimojasaky, nuestro EP por salir, hay una contra, que es una canción que no ha salido, que se llama Ciudad del Sol, que es una oda a El Paso, Texas, entonces, de cierta forma, tomamos cachitos y los distribuimos de modo que manejamos esa binacionalidad.

¿Habrá algún tema en inglés en su nuevo EP?

Fíjate que no, lo debatimos por mucho tiempo, pero desde que Daniel y yo empezamos Flamél siempre estuvimos muy influenciados por bandas como Caifanes, como Zoé, y teníamos esta idea de hacer música de artistas como Pink Floyd y Jimmy Hendrix en español.

Crecimos con artistas mexicanos, pero quisimos hacer lo que escuchábamos del lado gabacho y hacer una mezcla medio bizarra, psicodélica, eso es Flamél.

Flamél hace una alquimia de sonidos con La Flor Mexicana y, en general, la música actual está muy mezclada. ¿Cómo ven ustedes el tema de los géneros? Hay artistas que piensan que ya deberían de dejarse las clasificaciones y solamente dedicarse a disfrutar la música, ¿concuerdan con esto?

Se me hace una onda muy interesante, porque ahorita más que nunca hemos estado viviendo una era en la que el español dejó de estar en segundo plano, una época en la que el reggaetón está arrasando con todo el mundo.

Tienes gente de todos los países escuchando a artistas como Bad Bunny o J. Balvin, cantando en español, mezclando el inglés, y a veces le combinan otras lenguas, pero ves cómo están arrasando con las listas de popularidad y cosas así.

Creo que es un cambio muy interesante el que nos estamos aventando en la industria de la música.

No sé si te pasa que hay videos que no ves, hay otros que complementan la canción que escuchas con una historia, pero los suyos, al menos los últimos de Planetas y La Flor Mexicana, te llevan de viaje, ¿esa fue su intención desde el principio?, porque no son videos comunes.

Esa fue la intención en Planetas. Cuando sacamos Planetas nuestro objetivo era que fuera un video animado, conocimos a Maple, que es un artista juarense, y él nos enseñó sus capacidades de hacer esto del infinity zoom, que es un zoom que no termina, esta onda del motion design, que es en lo que se especializa Maple, y nos gustó para Planetas porque ese era nuestro propósito.

Con La Flor Mexicana fue un poco más a la fuerza por todo esto que está pasando, no podíamos juntarnos, no podíamos salir a filmar cosas, y dada la reacción que tuvo la visualización de Planetas, lo quisimos adaptar a La Flor, pero teníamos miedo de que parecieran copias una de la otra, pero no, Maple sobrepasó nuestras expectativas y logró hacer un sentimiento totalmente diferente al de Planetas pero con el mismo fundamento, por así decirlo.

Entonces la idea original era que el video de Flor Mexicana fuera con ustedes a cuadro.

Sí, teníamos la idea que fuera un video grabado con la banda, algo así por el estilo, pero creo que la animación terminó complementando o creando una nueva perspectiva de lo que es Flamél, porque nos dio ese empuje visual, y como lo mencionas, es un foco no tradicional, por así decirlo, y nos pareció muy buena la respuesta del público, y creo que ahí nos vamos a quedar un rato.

En Bizarro FM nos gusta conocer más profundamente a los artistas, por eso quisiéramos saber, ¿qué papel juegas dentro de la banda, pero en el grupo de amigos, eres el fiestero, el conciliador, el creativo, ligador o qué papel juegas?

Yo creo que yo sería una mezcla muy bizarra de el papá y del hijo adolescente, a veces soy el que se enoja porque aquellos se me salen de carril, a veces yo soy el que se está descarrilando bien feo. (Risas)

Entonces, es una mezcla bien rara, y creo que los 3 tenemos esa doble personalidad de que a veces somos los que sostienen el proyecto muy pegadito, muy junto, y a veces son los que se quieren salir a otras ondas.

Y en este tiempo de encierro, ¿qué pasatiempos has tenido además de la música?

Pues las chelas nunca han faltado, ¿no? (Risas)

Yo nunca dejé de trabajar, durante la cuarentena yo estaba yendo a mi lugar de trabajo, seguía laborando -yo hago marketing-. Nunca tuve una cuarentena y veía que mucha gente se la pasaba muy a gusto y sí me daba envidia de vez en cuando.

Me quedaba pensando… en tanto tiempo libre podría estar haciendo más música, podría estar jugando con un show en vivo para cuando podamos regresar a todo esto, jugando con sonidos de sintetizadores, entonces sí me daba un poco de envidia.

¿Qué nos tiene preparado a mediano plazo Flamél?

Vamos a sacar un video alterno de La Flor Mexicana, que es más como un detrás de cámaras, un video en el que estamos en Sonic Ranch, que fue el estudio en donde grabamos el EP que está por salir… quiero decir que en las próximas dos semanas.

Y está muy padre porque le enseña a la gente el estudio, el lugar, el ambiente en el que estábamos, para que se den una idea de cómo andábamos en esos días, cómo nos inspirábamos y de qué estábamos rodeados, va a estar muy padre, eso es lo que sigue para Flamél y La Flor Mexicana.

Ciudad del Sol va a salir hasta que salga todo el EP, Kimojasaky, será la última canción por salir. Todavía queda un sencillo más antes de que salga el EP.

Acá te dejamos el nuevo video de Flamél, La Flor Mexicana, para que lo disfrutes y le des un buen agasajo a tus oídos.

Deja un comentario