Un cuento de cine. “Once upon a time in Hollywood”.

El cine históricamente se ha encontrado con momentos bastante mixtos. En muchas ocasiones añoramos que regresen las antiguas épocas en donde podíamos en verdad disfrutar con sus aventuras, maravillarnos con las tomas, sentir las actuaciones como si fuera una tragedia, un romance o una comedia que estamos viviendo en carne y hueso. El cine siempre estará ligado a nuestras emociones y nos hará vibrar con sus sensaciones.

Si pudiésemos hablar de alguien que sabe llevar estás emociones al límite sin duda se nos vendría a la cabeza el ingenio y peculiaridades de Quentin Tarantino (Pulp Fiction, 1992) un director que tiene sus orígenes en el clásico “spaghetti western” italiano o en el “noir” norteamericano.

Sin embargo mucha gente siempre se ha pensado “¿Cuáles son sus verdaderas musas para sus obras?” “¿De dónde llegó ese efecto para ser quien es?”. No pretendo con esta crítica descubrir el hilo negro sobre las pasiones y amores de Quentin Tarantino pero creo que es válido apelar a su sentido de “fábula” para también de mi parte pretender imaginar que con Once upon a time in Hollywood nos dio al menos un guiño para pretender creer que voy en vías correctas en estas líneas.

Los tiempos cambian; todo evoluciona y esta es una nueva realidad que tiene que comprender y asimilar la estrella del western Rick Dalton (Leonardo DiCaprio) que está pasando de ser un símbolo del Hollywood inicial a ser un mero afiche de series de televisión de la meca del cine en los revolucionados años 60’s y su proceso trata de ser mucho más llevadero con su doble de riesgo y compinche Cliff Booth (Brad Pitt) que tratan codo a codo de acoplarse a las “nuevas reglas” que tiene este juego llamado cine.

Por otro lado la sensación juvenil del cine, la hermosa Sharon Tate (Margot Robbie) no solo está comenzando a tomar protagonismo como actriz secundaria en Hollywood; además está casada con uno de los mejores directores europeos del momento (Roman Polanski) y está comenzando a vivir en carne propia  la “bonanza” de un mundo duro pero maravilloso como lo es el del cine.

Las vidas de todos nuestros protagonistas comenzarán a entrelazarse teniendo retos bastantes “groovies” que superar para lograr encontrar su lugar en la tierra del encanto de California.

Tenemos que ser claros en la crítica de la novena cinta del director Quentin Tarantino; no, no es definitivamente su mejor trabajo como muchos críticos han evaluado en pasados días y críticas. Sin embargo creo que su gracia y gran virtud es la misma que las anteriores ocho largometrajes del norteamericano, sigue viva su esencia y no ha cambiado sus valores, desde Reservoir Dogs hasta The Hateful Eight podremos saborear el clásico filme de Tarantino; desde sus increíbles juegos con cámara hasta la nostalgia propia de la época, pasando por el humor y el clásico toque “gore” que lo caracteriza. Esa es una auténtica virtud en una temporada que ha sido tan genérica con “sagas” y “remakes” como promocional de supermercado.

Por otro lado las actuaciones del cast cumplen y lo hacen ver de la talla que representan; pero si alguien merece el mérito extra creo que me quedo con Brad Pitt encarnando al doble de riesgo Cliff Booth. Un puesto que siempre ha sido bastante maltratado en el mercado cinematográfico y nos hace sentir una alta empatía con sus propias sensaciones, más allá de las frustraciones del Rick Dalton de Leonardo DiCaprio.

Once upon a time in Hollywood de Quentin Tarantino, su llamada “novena sinfonía” es un film altamente recomendable, no es su máxima proeza cinematográfica pero no pierde el toque al que nos tiene acostumbrados. Pasando de datos verídicos a su acostumbrado toque de “fábula” que tan contenta deja siempre a su audiencia, un gusto de cine en estos tiempos en los que nos están llenando de “mercado de la nostalgia” y que por qué no; en mi fábula personal al redactar esta crítica quiero quedarme con que es su “carta de amor” personal al cine con el que creció y se formó

Once upon a time in Hollywood

  • Dirección: Quentin Tarantino
  • Reparto: Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie, Emile Hirsch, Margaret Qualley
  • Año / País: 2019 / Estados Unidos Estados Unidos
  • Duración: 165 min.
  • Guion: Quentin Tarantino
  • Música: Varios
  • Fotografía: Robert Richardson
  • Productora: Coproducción Estados Unidos-Reino Unido; Sony Pictures Entertainment (SPE) / Heyday Films / Visiona Romantica
  • Género: Thriller /Drama

Deja un comentario