Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio, arriesgarán el aliento en un ritual dedicado a los que ya no están con nosotros: El día de los muertos no volverá a ser el mismo.

Maldita Vecindad

Muchos piensan que por el simple hecho de tocar un instrumento merecen el adjetivo completo de músicos. Sin embargo, quien  desee tener como proyecto de vida este bello arte, debe desarrollar los atributos que rebasan los límites del entendimiento de los mortales, uno de ellos es la unicidad.

Es decir, la cualidad de ser singulares, tener una virtud que sea apreciable a kilómetros de distancia, y en el caso de los músicos, que sus notas sean distinguibles de entre sus colegas. Así mismo, que su estilo sea sinónimo de respeto en el escenario, que no se atreva a cruzar la delgada línea de lo estrafalario a lo ridículo.

Uno de los géneros más propensos a recibir a bandas con este último tipo de defecto, es el Ska, que, sin importar de donde provenga, ni la época, ni la fusión que contenga, todos los que intentan entrar en el concepto, corren el riesgo de perderse en el folclor que ofrece.

Afortunadamente, hay excepciones: Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio; agrupación orgullosamente mexicana que lleva alanzado un estandarte de confianza en su esencia, por más de treinta años.

Su carrera empezó a la par de una revolución artística en la década de los ochenta. Desde su primer disco, el cual fue bautizado con el mismo nombre del grupo, macaron la diferencia: Morenaza, uno de los temas incluidos, es sencillo pero contundente. En producciones discográficas posteriores, podremos notar un avance evolutivo gigantesco, en cuanto a técnica se refiere.

Para El Circo (1991), dos de las canciones, que se sumarían a la lista de aciertos que acumularon, vieron la luz. Kumbala, una de ellas, una composición que entra a los estantes de creaciones selectivas, es una mezcla homogénea de armonía instrumental con una base bien sustentada en la parte lírica.

Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio, es capaz de proyectar cualquier ambiente y para muestra presentan: Día de Muertos en Vecindad, Ofrenda a Los Ancestros. Un concierto enfocado a la nutrición de la cultura mexicana, enfocado a una de las celebraciones más importantes en el país: el día de los fieles difuntos.

Una noche que promete un viaje a otra dimensión, al más allá. ¿Crees que sea posible? Compruébalo con tus propios ojos, no dejes pasar esta oportunidad, que estamos seguros, cambiará la forma en que vez esta tradición.

Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio en CDMX

Fecha: sábado 02 de noviembre

Hora: 21:00

Venue: Arena Ciudad de México

Boletos: Superboletos

Precios:

  • Zona Azul: MX $440 + MX $25 IVA (gastos no reembolsables).
  • Zona Morada: MX $502+ MX $25 IVA (gastos no reembolsables).
  • Capacidades diferentes: MX $565+ MX $25 IVA (gastos no reembolsables).
  • Celeste: MX $565 + MX $25 IVA (gastos no reembolsables).
  • Cancha: MX $597 + MX $25 IVA (gastos no reembolsables).
  • Non Plus Ultra: MX $691 + MX $25 IVA (gastos no reembolsables).
  • Super Palco Platino Flor de Cana (vista limitada): MX $691 + MX $25 IVA (gastos no reembolsables).
  • Super Palco Oro (vista limitada): MX $691 + MX $25 IVA (gastos no reembolsables).
  • Super Palco Oro Senorio: MX $691 + MX $25 IVA (gastos no reembolsables).
  • Super Palco Platino Flor de Cana: MX $691 + MX $25 IVA (gastos no reembolsables).
  • Zona Verde: MX $691 + MX $25 IVA (gastos no reembolsables).
  • Cancha VIP: MX $816 + MX $25 IVA (gastos no reembolsables).
  • Zona Amarilla: MX $879 + MX $25 IVA (gastos no reembolsables).
  • Zona Movistar: MX $879 + MX $25 IVA (gastos no reembolsables).

Deja un comentario

Diego Vazquez
Príncipe de Cd. Nezahualcóyotl. Partidario de la libertad artística, voy por la vida defiendo a los bulleados musicales aunque no siempre gane.No existe música sin sentido, solo gente sin sentimientos.