Tuvimos la oportunidad de platicar un rato con Timo Pacheco, guitarrista de Los Victorios y nos contó sobre estos 7 años que han llenado de alegría a la banda skatalítica con la nueva historia victoriosa que están escribiendo.

Con voz tranquila pero que hacía notar la emoción, que sólo un evento importante causa en los músicos, Timo nos comenzó a platicar sobre lo que el próximo 15 de noviembre podremos disfrutar en el Lunario del Auditorio Nacional.

Una historia que seguirá apuntando al futuro

Se sabe que después de la ruptura de Salón Victoria, los integrantes que hoy forman parte de Victorios, no podían hacer referencia a esa historia de 16 años que dejaron atrás, lo que era imposible, ya que el gusto por la música fue lo que los mantuvo sobre los escenarios desde los inicios del Radio Machete y La Tosca Puta.

Con decisiones drásticas y sobre todo con las ganas de continuar haciendo música, para su público, Héctor (El Chino), Timo, Saúl y Trompector entendieron que lo importante era lo que ellos transmitían – “La esencia de la banda estaba en nosotros cuatro y se sumó el Mariachi en la trompeta. Quisimos mantener el vínculo que habíamos establecido con la banda, la gente que nos apoyaba y entre nosotros” fueron las palabras de Timo al cuestionarle el por qué de seguir el proyecto con Los Victorios.

Durante 7 años la banda se ha esforzado por hacer las cosas bien y les fue difícil de inicio hacer el cambio que todo grupo necesita, “comenzar a trabajar de la mano de un productor”.

Manu Moreno ha sido el encargado de hacer posible que la banda mejore día a día y que entiendan en donde están parados actualmente, a donde quieren llegar y qué tanto deben trabajar para conseguir sus metas.

De acuerdo a la experiencia de Timo, trabajar fuera de un pensamiento punk o de rebeldía, donde los músicos imaginan que hacerlo de manera profesional podría llevarlos a perder cierta independencia, es lo que detiene el crecimiento de la escena en el país.

Para Los Victorios “El trabajo constante en ensayos, en la composición de rolas y en saber como elaborar sus presentaciones” es lo que ha logrado que la banda siga pensando a futuro.

Escenarios, plataformas digitales y la escenar rockera

Con más de 180 presentaciones al inicio de esta historia, algo que nunca imaginaron, y que nunca habían hecho anteriormente, la banda se mantuvo en el lugar que habían cosechado años atrás pero había que hacer algo que lo dejara claro.

En un concierto, totalmente vendido, que se llevó a cabo en el Pepsi Center, Los Victorios celebraron 5 años con sabor a 20 que a palabras del guitarrista “Fue el parteaguas para la banda y es sin duda el momento a superar” ya que por primera vez hicieron una presentación de más de 3 horas donde pudieron presentar todas las rolas que han sido parte de una escena skatalítica que sigue en pie.

Para este nuevo disco que están preparando, la banda apostará por trabajar un material físico de colección y apoyarse de los beneficios que la tecnología brinda a la escena musical y sacará sus rolas de manera digital para poder llegar a todo el mundo.

Festejo íntimo y sorpresas

Como cada año, noviembre es un mes donde Victorios festeja -sin intención de tener una fecha fija- y este año toca un concierto que será diferente a lo que nos tienen acostumbrados.

Tienen muchas sorpresas preparadas y para Timo el concierto es un momento íntimo donde podrán disfrutar de la energía del público de forma más directa y también es importante para ellos, ya que ese día estará a la venta en formato físico el CD + DVD del 5 con sabor a 20  y podrán aprovechar el excelente sonido que ofrece el Lunario para mostrar la mejor versión de la banda.

Es importante para Victorios ponerse a trabajar sobre los escenarios, han estado muy concentrados en la producción del disco y el evento lo que no los ha tenido tocando como ellos quisieran y también se suman las tocadas mal pagadas, la situación por la que atraviesa el país y la exigencia de ellos mismos hacia las producciones para presentar un buen espectáculo.

El concierto les da la oportunidad de cerrar el año con protagonismo y toda la fuerza para empezar un 2019 que esperan esté lleno de muchas tocadas y con la oportunidad de trabajar un disco de larga duración.

Recuerden que la cita es el próximo 15 de noviembre en punto de las 20 hrs en el Lunario del Auditorio Nacional y que los boletos ya están a la venta.

Ahí nos vemos banda.

Deja un comentario