Mon Laferte se encuentra en incesante gira y ha sido un éxito por donde pasa.

Antes de que se suban al escenario de nuevo, pudimos hablar con la cantante chilena y le preguntamos acerca de sus primeras veces en el mundo de la música.

¿Nos puedes contar cual fue la primera canción que compusiste?

¡Uy no me acuerdo! ¿la primerita?

Si, la primera de tu vida

No me acuerdo porque era muy pequeña, desde chica hacía canciones con la guitarra al revés, porque no sabía ni como agarrarla. Ponía el dedo en alguna cuerda y hacía sonar una nota y le inventaba una letra. Pero creo que esas no cuentan porque eran efímeras y estaba muy pequeña.

Pero la primera que compuse una canción realmente…. creo que fue una muy depre. Me tocó la época del grunge y por lo mismo quería componer una canción grungera pero con una letra de desamor, entonces salió una cosa espantosa que no funcionaba. Todavía me acuerdo de ella pero no quiero que nadie sepa de ella jajaja.

¿No nos vas a decir cual es?

¡Es que no tiene nombre!

Entonces no es una de las que podríamos encontrar en internet.

No, en ninguna parte

¿Se la dedicaste a alguien?

Si, se la hice a un chico.. estaba dolida porque me había tratado mal. Me dejó, y yo le hice una canción. Aparte era bonito y chistoso porque yo no estudie música y menos en ese momento, entonces las lógicas de composición que ahora conozco no las tenía. No sabía qué acorde iba o sonaba bien después de una nota, como ahora puedo hacerlo por oído o por lógica. Entonces tenía que buscar en internet algunos acordes y de ahí irla armando. Me tardaba muchísimo en hacerlo.

Y por la parte de las letras, tenía una libreta enorme en donde iba guardando las palabras que me gustaban, palabras tristes, palabras de amor o de alegría, luego algunas que rimaban, era como una biblia para mis composiciones, y de ahí iba agarrando letras.

¿Recuerdas como fue tu primera vez en un estudio?

Grabando sí. También estaba super chiquita, y fui al estudio de un maestro que daba clases en una escuela de ingeniería en audio. El me escuchó cantar y me invitó a su estudio y a su escuela para que los alumnos pudieran trabajar con una cantante. Y yo aprovechaba para ir a grabar mis primeras canciones.

Al principio me sentía super nerviosa porque no lograba que mi voz sonara en el estudio como sonaba en el escenario. Como que en el escenario con la adrenalina y la emoción la voz cambiaba y tenía que aprender a replicarlo en el estudio porque sino la voz no funcionaba igual.

¿Cómo fue tu primera vez en un escenario?

La primera vez tenía 9 años. Ya había cantando en cosas y festivales de la escuela. Pero esta vez fue la primera que era frente a un público adulto, con una banda en vivo, de noche, con iluminación, audio y todo, fue en un festival o concurso tipo “La voz”.

Canté un medley de Juan Gabriel que hizo Pandora que traía la de Querida y otras más. Esa fue la primera vez, hacía mucho frío y yo traía un vestido chiquito que me había hecho mi abuela; siempre me voy a acordar de esa vez porque fue muy impresionante escuchar los platos de la batería en vivo, los aplausos, las luces, entrar a tiempo, llevar la cuenta… todo eso nunca se me va a olvidar.

¿Como fue la primera vez que viniste a México?

Antes de venirme a vivir para acá, había pasado de viaje y estuve solamente un día. Pero cuando llegué a México a vivir, me vine por decisión propia. Tenía ganas de viajar a otro país, sentía que tenía que vivir en otro lugar. Chile es difícil para la música, para vivir de esto. Si aquí es difícil, en Chile es una locura poder dedicarte a esto. Para nosotros los sudamericanos México es la capital de la música y a veces se ve inalcanzable hacer una carrera aquí, pero yo de loca me vine a ver qué pasaba.

¿Tenias a donde a llegar?

nada, no tenía nada planeado

¿Entonces llegaste al aeropuerto y qué hiciste?

Tenía una amiga aquí junto con otros dos chilenos que sabía que vivían en México. Cuando le conté a mi amiga que quería venirme me dijo que me quedara con ella mientras encontraba un lugar para vivir. Llegué al aeropuerto y me fui directo a su casa, le marqué para que me abriera y me dijo que tenía un problema y ya no me podía recibir y ni hablar conmigo… me quedé en la calle.

Como no conocía a nadie me fui a un hotel y ahí viví dos semanas en la Zona Rosa hasta que encontré un lugar en donde renta, que fue difícil, porque no traía nada, ni papeles de residencia, etc. Pero aún así no me espanté ni me eché para atrás, desde el inicio México me gustó mucho y me quedé.

¿Qué es lo primero que haces al componer una canción? ¿Vas por la guitarra, tarareas, escribes?

Depende mucho de la canción, a veces me gusta “forzarlo”, voy a un cuarto que tengo en casa y me encierro a tocar el piano o la guitarra a ver qué sale. Otras veces me viene la melodía solita y la tarareo y la grabo en el teléfono. Otras veces cuando estoy de gira me pongo a escribir mucho y cuando regreso a casa veo si le pongo música a alguna de las letras… creo que no hay un patrón.

¿En qué te inspiras para hacer música? Casi todo mundo habla de amor y desamor.

En realidad no hay fórmula tampoco, pero puedo decirte que me inspiro en la gente. En el último disco le escribí una canción a mi sobrino, porque cuando estuve en Chile pasé mucho tiempo con él.  Pero por ejemplo, cuando estoy triste salen las canciones más fácil, eso pasó también en el último disco. Cuando me enamoré de alguien, también salió rápido una canción. Cuando murió mi abuela le escribí una canción. Creo que compongo una canción cuando algo me mueve, intento no forzarlas, no me siento y digo “voy a hacer una canción de este tema”, o puede que sí lo haya llegado a hacer, pero al final las descarto porque siento que no tienen alma.

 

Deja un comentario