James Gunn logró un milagro con Suicide Squad

61

James Gunn hace no mucho había aceptado hacer una especie de remake de Suicide Squad de David Ayer.

James Gunn

Esta situación que en mucha gente causo molestia, pidiendo que mejor sacaran la versión sin cortes, sin embargo, el milagro que pudimos observar en Suicide Squad es todo mérito de James Gunn que disparo sin piedad en la obra de Ayer.

La apuesta que todos tenían era la básica en cuanto se vuelven a hacer adaptaciones, más si tomamos en cuenta que es cine de tiras cómicas, no obstante, James Gunn tomo lo mejor de un proyecto roto como el de Ayer, rescató a una parte importante del repertorio actoral como lo es Viola Davis, Margot Robbie, Joel Kinnaman, además integró nuevos elementos que tal vez complementen las ausencias, adquiriendo a participantes destacados como Idris Alba o John Cena, valiéndose del cómic de John Ostrander para lograr un milagro auténtico compaginado al estilo Marvel en una oscura y particular DC Cómics. Para aundar más en el tema, vamos entrando en contexto sobre la historia de Suicide Squad y analicemos los matices que presenta el corte de James Gunn.

Suicide Squad nos cuenta que en la presión que se vive en Belle Reve hace que nos demos cuenta del por qué tiene la reputación de ser la prisión más mortal que existe en todo el globo, la ya conocida Amanda Waller (V.Davis) sigue con sus quehaceres como la mariscal de la Task Force X, contando con los criminales más peligrosos a sus servicios gracias a sus no muy ortodoxos métodos.

En esta ocasión, la misión de llegar a la Isla Cortó Maltese para ingresar a una zona altamente restrictiva recae en los hombros de un Bloodsport (I.Alba) que solo quiere cumplir sus pecados en santa paz.

Pero una vez que lograste clavarle una bala de kriptonita a Superman era obvio que no seria invisible para Amanda Waller, así logra juntarlo para liderar al Task Force X junto a grandes villanos como Harley Quinn (M.Robbie), Nanaue (S.Stallone), Capitan Boomerang (J.Courtney), el retorcido Peacemaker (J.Cena), Ratcatcher 2 (D.Melchior) entre otros, acompañados por el Coronel Rick Flagg (J.Kinnaman).

La misión esta ahí, Cortó Maltese, sede de una reprensión social será la sede de la sangrienta misión. ¿Podrán los antihéroes lograr el cometido sin destruir toda la vida presente?

Sinceramente la sinopsis de Suicide Squad nos vende que estamos ante la clásica aventura a la cual ya provoca más bostezos furiosos que desinteresados, sobre todo teniendo en consideración que el volver a hacer películas sobre proyectos que han fracaso, claramente no es una buena idea, pero eso no es todo, en esta ocasión, demos la oportunidad de presentar la buena nueva del triunfo o milagro de James Gunn, ya que su amor por los métodos clásicos y adaptaciones altamente fieles de los cómics al guion, siempre dan resultados.

James Gunn brilla con luz propia no solo por tener la responsabilidad del guión y dirección de este proyecto, se nota su magia y chispa al contagiarla a protagonistas del anterior proyecto, pude disfrutar de verdad las actuaciones de Davis, Robbie o Kinnaman, sin sentir ese estilo casi plástico que nos dio D. Ayer, todo su trabajo lo podemos resumir al milagro de James Gunn.

Sobre todo al integrar de manera muy importante a los nuevos prospectos, la sensación de incomodidad que me transmitió John Cena con su Peacemaker es única, no que fuera por una actuación para esconderse, sino por el jugo que le pudo sacar ser guiado por un director que casi como reloj lleva su locura a todos sus cast.

Incluso los efectos especiales con los que cuenta ahora que dota la fotografía de Henry Braham nos explotan plácidamente las pupilas, sea para las coloridas peculiaridades de los villanos, las noches en Maltese o la espectacularidad que tienen sus verdaderos némesis, acompañados de una banda sonora solemne de John Murphy, de verdad no hay desperdicio alguno con Suicide Squad.

James Gunn volvió a lograr el milagro, esta vez doto de alma a personajes que en su anterior aparición nos dejaron una sensación de que hacia falta algo, si bien muchos de nosotros ya estamos algo cansados de ver superhéroes por todas partes, el milagro de James Gunn es que en esta vez al menos, la estrella permanece brillante y nos hace evitarle el suicidio de momento al cine de DC y Warner.

Queda claro que esto es un simple analisis y no es la ultima palabra, será cuestión de los espectadores darle un lugar a esta nueva entrega de Suicide Squad y el tiempo nos dirá si los cambios son buenos o necesarios.

Te compartimos el tráiler oficial de la película y ya sea que lo veas en cine o en casa, date la oportunidad de ver la película y sobre todo, date la oportunidad de conocer las variedades que nos ofrecen los directores que buscan arriesgarse por dejar un sello en la historia de las adaptaciones de comics.

Esperemos que

Deja un comentario