El álbum debut de LICE ya está aquí y no decepciona para nada. Les platicamos un poco del frenético experimento de art punk titulado Wasteland: What Ails Our People is Clear (2021).

lice disco

No cabe duda que la escena de Bristol, es una que ha ofrecido al mundo las más gratas sorpresas. LICE, quienes estrenan su primer LP este enero, son otra prueba de ello. De ser el punto de origen del trip-hop con Portishead y Massive Attack, hasta proyectos más recientes como Idles. La ciudad localizada al suroeste británico no deja de generar música innovadora.

Este es el caso de la banda formada por Alastair Shuttleworth (voz), Silas Dilkes (guitarra), Gareth Johnson (bajo) y Bruce Bardsley (batería). Si bien falta tiempo para comprobar si tienen los méritos de las bandas mencionadas, han iniciado con el pie derecho.

La música de los LICE, te recuerda la furia vocal de Idles, pero también la experimentación de black midi. Sin embargo, tienen ese impulso propio de su generación, reflejado en una lírica satírica bien pensada.

Casi como un rompecabezas conceptual es que arman Wasteland: What Ails Our People is Clear, su álbum debut. Con o sin intención, su título se convierte en una referencia al libro del poeta británico T.S. Elliot.

El disco tarda en iniciar, como si estuvieran dando cuerda a la máquina, preparando al escucha para recibir el rugido. Cada elemento entra poco a poco a escena en una película de tintes distópicos. La explosión no tarda y hasta el momento las estructuras suenan prudentes.

No hay mucho más en Conveyor, un primer tema que solo nos ambienta para el frenesí caótico posterior. Imposter, por su parte, se aventura ritmos abrumadores y la disonancia tonal a la que recurren en todo el Wasteland… Son canciones dispersas que convergen en explosivas catarsis, tanto que parecieran salidas de diferentes temas.

Sus elegantes (y perturbadoras) transiciones, logran que no soltemos la atención a lo que LICE presenta con cada sorpresivo track. Espontáneo lo logra, reduciendo su producción a lo más simple, como el murmullo de su vocalista y diminutos acompañamientos rítmicos. Pero hay que decirlo, no pueden abandonar cada canción sin un poco de desorden y guitarrazos revienta-cabezas.

R.D.C. es tal vez el tema menos caótico y accesible. Aun así, LICE da gala de su versatilidad rítmica, a la altura de cualquier baluarte del math rock. Su explosión final probablemente será la más agradable para los incautos.

Por otro lado, el martilleo de Pariah nos traslada a los mejores momentos del rock industrial. A su vez juegan con ciertos arreglos de acid jazz. Con una dinámica de Loud-Quiet-Loud, el disco fluye como no nos imaginaríamos que lo haría una propuesta tan experimental.

Persuader incluso se da el lujo de iniciar con un beat de música disco, aunque sus colores nunca sean festivos. El espíritu sombrío y poético de LICE es algo que nunca se ve traicionado a través de los once capítulos del Wasteland.

En Arbiter, sus rítmicos golpes de mazo vuelven a rugir en una corta, pero memorable oda distópica. Tal vez su tema más cercano al metal industrial.

Pero después de una canción tan directa, llega Serata, una sinfonía con dos partes marcadas por su radical contraste. La parsimonia de sus primeros tres minutos deriva en un frenético final. Sin duda el tema más complejo del álbum.

LICE no tarda en volver a la inmediatez con Delluge, que sin embargo es una faceta de la banda que comienza a sonar repetitiva. Afortunadamente, se recuperan con la experimentación rítmica de loops y teclados en Folla. Si, a la banda de Bristol le gusta bromear usando experiencias genitales.

Es así que llegamos al justo final con Clear. Y a pesar de su parsimonia, pareciera que no quisieran dejar algún cabo suelto en el armario. Transitando sin cesar entre estilos vocales y rítmicos, ofrecen un sumario de la sátira hecha lírica en un LP debut que no tiene desperdicio.

Líneas remarcables para decir de una propuesta como LICE. De esas bandas que gustan jugar en el límite entre lo brillante y lo disparatado (o pretencioso). Tal vez esos límites ensombrezcan su talento, pero no duden que lo tienen, y mucho.

Escucha Wasteland: What Ails Our People is Clear de LICE por tu stream favorito.

Deja un comentario

Reseña Panorama
Calificación
Ismael Lara
Apasionado de Conciertos y Nuevos Lanzamientos. Músico neceando desde la Perla Tapatía.