Publicidad

Para algunos fanáticos, el estar junto a sus ídolos pueden dejárselo a la suerte, pero para otros es llevar todo al extremo. Conoce a los sasaengs, acosadores del K-POP.

sasaengs k-pop

A veces, algunos fanáticos son capaces de hacer de todo para que sus ídolos los conozcan o por lo menos, hacer un contacto personal más presente, como si su intención sea solo ser su amigo.

Pero los que se lo llevan al extremo, son los sasaengs, los acosadores de los ídolos k-pop.

Los sasengs son una sola persona o pequeños grupos de fanáticos de los cantantes coreanos y asiáticos que buscan, por cualquier medio, acercarse a sus artistas favoritos, desde el grado de comprar información personal, como sus teléfonos, direcciones donde viven y hasta en forma de acoso, perseguirlos por todo el mundo.

La palabra sasaeng significa vida personal en coreano, y sin duda, estos fanáticos tan obsesionados con los idols llevan a un extremo peligroso tanto las vidas de los artistas como las propias.

Muchos de ellos, tratan de acampar afuera de las empresas donde los ídolos están trabajando, entrenando o simplemente están al acecho de varios flujos de gente que están o identifican que están en contacto con los idols de k-pop.

Las consecuencias de hacer este tipo de acoso son el maltrato por los propios idols y por los cuerpos de seguridad de los artistas, pero a veces los propios fanáticos muestran su desprecio ante las acciones peligrosas que hacen este tipo de adictos.

Vamos a conocer un poco sobre los diferentes tipos de sasaengs que existen dentro del k-pop.

Las sasaengs de un tipo lowkey, son las que, al inicio de todo, dejan la escuela y comienzan a seguirlos dentro de Seúl o en sus performances por Corea del Sur, ya que trabajan a muy temprana edad para poder conseguir el dinero apto para poder solventar sus gastos de estadías, transporte, y de las entradas a los conciertos.

Estos son muy diferentes a los collectors, quienes por tanto amor a un solo idol, hacen de todo para conseguir la mercancía en la que aparezca el rostro del artista o hasta la marca de ropa, perfumes o hasta calzado que promocionen.

Algunos de ellos, podemos decir que suben de nivel al conseguir trabajos dentro de las empresas de entretenimiento para poder estar así más cerca de ellos y tratar de colarse bastante información, la cual ya es vendida a los más extremistas; hay algunos que provienen de familias adineradas.

En este momento podemos hablar sobre algunas fanáticas que han sido vistas muchísimas veces desde el comienzo de la carrera a nivel global de grupos de k-pop como EXO, estamos hablando de la sasaeng adinerada japonesa, Rion, quien seguía y acosaba a Suho, líder de la agrupación constantemente.

Hasta el 2017, durante la gira del EXO PLANET #3: The EXO’rdium, llegó a seguirlos por sus fechas en Estados Unidos, y para cuando se acercó las fechas de Los Ángeles y México, fue un tanto criticada porque seguía molestándolo, al cabo que el odio y malos comentarios en su Instagram por las EXO-L mexicanas, terminó su carrera como sasaeng, ahora solo enfocándose en su marca de ropa y maquillaje.

Hay algunos que llevan bastante tiempo en el fandom k-pop, y esto se le llama Homemaster, ya que al tener más tiempo stanneando al grupo, tiene suficiente información de los idols: la agenda de trabajo, los números de vuelos que abordarán, los proyectos a futuro y de ello hacen su minita de oro.

Otros son los llamados sasaeng taxi, quienes toman las rutas de los ídolos, siguiéndoles por todas las ciudades que visiten los cantantes, por medio del transporte del taxi.

Un caso muy sonado fue la confrontación entre Changmin de TVXQ! y varias sasaengs que estaban dentro de un taxi y durante el día lo estaban siguiendo, hasta que las encaró y éstas tan solo respondieron cruzando sus dedos como señal de no promesa.

Otros son los que son acosadores por medio de live streams en la aplicación VLive, quienes durante los en vivo en esta plataforma, los idols de k-pop reciben llamadas de números desconocidos para así ser un tanto reconocidos por sus artistas favoritos.

En mi opinión, los sasaengs a veces los persiguen con buenas intenciones, por si no van al concierto o quieren tener una vez en la vida, la experiencia de verlos muy cerca de ellos.

Pero al llegar al extremo de escribir cartas con sangre, lastimarse escribiéndose el nombre de sus ídolos con hojas de rastrillo, jalarles el cabello o hasta invadir su espacio personal en el aeropuerto con sus lentes enormes de sus cámaras y seguirlos hasta sus casas, es una manera errónea de ser noticeado por ellos.

Muchos de ellos han cerrado sus cuentas o han cambiado su vida con encontrar un novio, o casarse o hasta algunas han dicho que mejor se han vuelto a la escuela para continuar con su vida, pero muchas seguirán siendo la piedrita en el zapato de los idols en el k-pop.

Deja tu comentario:
Sabelotodo del anime. Soy siempre Joker y Peach en Super Smash Bros. Los cantantes asiáticos son mi gusto no tan culposo. Let's rock!