La cita llegó para Technicolor Fabrics en Sala Estelar. A la distancia, aprovecharon para hacer el recorrido virtual de su exitoso Bahía Santiago.

technicolor fabrics stream

Viajar es algo que ha estado siempre relacionado con los Technicolor Fabrics. Ya sea para ellos al hacer giras, o para sus fans cuando su música los transporta a lugares específicos. Espacios tan especiales como Bahía Santiago.

En este año atípico, no queda más que transportarse a través de Internet. Pero vaya que las canciones de los tapatíos pueden ser una gran ayuda.

Así fue la presentación de Technicolor Fabrics a través de Sala Estelar el pasado sábado 7 de noviembre. Un regreso a uno de los momentos más representativos del proyecto. Bahía Santiago (2015) se convirtió en culmen de su ascendente carrera. Pero también inicio, ya que fue un parteaguas para llegar a más oídos en Latinoamérica.

La celebración comenzó con la presentación de Natalia Díaz, mejor conocida como Arroba Nat. La cantante sorprendió apareciendo solo con su guitarra. Canciones honestas y directas, casi todas de su álbum Para Echar La Lloradita (2019). Destacaron Qué Más Da, Dormir sin Coger y su cierre con La Perra Soledad.

Después de unos minutos de espera, todo estaba listo para el show de los Technicolor Fabrics. Frente a una amplia pantalla de leds, Joakko, Yogui y Juan Pablo aparecieron en escena junto al baterista Jorge Aguilar.

Sin aviso alguno, la energía vibrante de Aviéntame levantó los ánimos de todos los que esperaban impacientes. Dispuestos a recorrer de inicio a fin el Bahía Santiago, comenzaron con el primer single del mismo. En su momento fue un tema que sorprendió a sus seguidores. Un anuncio de que las cosas estaban cambiando.

Para Volver a Comenzar, trajeron a Vanessa Zamora, la primera invitada de la noche. Una colaboración que replica el reciente lanzamiento de una nueva versión a lado de la tijuanense. En Ceniza, por otro lado, compartieron escenario con la nominada al Grammy, Fer Casillas.

La música seguía y también más invitados llegaron. También el turno de Fuma, un tema originalmente cantado junto a Siddhartha, el también productor del disco. En esta ocasión, la voz invitada fue la de Luis Jiménez de Los Mesoneros. A pesar de algunas fallas con el micrófono, Technicolor Fabrics demostró porque es uno de sus mejores himnos.

El momento romántico llegó con Globos, otro hit importante en su carrera. Como comentó Joakko posteriormente, también es de sus temas favoritos. No es de sorprender, ya que es de esas composiciones que permiten brillar a cada uno en su instrumento.

Después de interpretar la tímida, pero onírica, Venezuela, el encantó de Desde El Mar llegó a Sala Estelar. Sin duda, otro corte favorito para fans y banda. Posteriormente, otro de los importantes invitados tomó la batería, nada más que Bonnz de Hello Seahorse! en la canción Solo.

El cierre de Bahía Santiago llegó con Hoy y Química, esta última a lado de la singular Silver Rose. Un par de momentos brillantes, que demostraron por qué este disco es uno de sus trabajos más sólidos. No solo de ellos, sino de una generación de bandas que encontraron un referente en el trabajo de Technicolor Fabrics.

Antes de cerrar el show, pudieron interactuar con el público de Sala Estelar. Una dinámica en la que platicaron de su infancia, inspiración fundamental para este álbum, como ellos lo comentaron.

El encore de su participación llegó con Dale Calma de su disco Presente (2019). Su más reciente sencillo Mejor Que Nadie fue el cierre definitivo y un vistazo a lo que preparan para 2021.

Es cierto que Technicolor Fabrics ha mutado, pero de alguna manera siempre conservan atractivo en su propuesta. Aunque han sufrido las bajas recientes de Abraham y Dan Solo, han aprovechado para gestar una nueva etapa del proyecto. No es para menos, su talento los ha llevado a crecer como pocos en la agitada década que termina.

Por lo pronto, no queda más que agradecer a Technicolor Fabrics por llevarnos de casa a la Bahía Santiago.

Deja un comentario

Ismael Lara
Apasionado de Conciertos y Nuevos Lanzamientos. Músico neceando desde la Perla Tapatía.