Delaporte lanzó su nuevo álbum: Las Montañas, un trabajo extraordinario que debes escuchar.

delaporte las montañas

El dúo español de electrónica-pop conocido como Delaporte lanzó su nuevo álbum Las Montañas, el cual viene precedido de su primer LP, Como anoche, con el que giraron por todo el mundo, con fechas tan importantes como Mad Cool o SXSW de Estados Unidos; y del éxito de su canción Un jardín.

Este nuevo trabajo de Delaporte se nos fue dosificando con diversos sencillos a lo largo del año: No dirás, junto a Ximena Sariñana; Clap clap, que incluyó un remix de DJ Nano; No, De dónde vienes, con Putochinomaricón y Las Montañas, que también da título al disco y que supuso, gracias al videoclip dirigido por Eduardo Casanova y a su ritmo intenso y oscuro, un antes y un después en la carrera del grupo.

Los temas de este disco muestran un viaje a través de cuatro fases: 1) bloquearse, no saber quién eres y dejar que otros decidan por ti. 2) Tener conciencia de ello y comenzar a luchar. 3) Aceptación de lo que eres, seguir subiendo la montaña. 4) Liberación, alcance de amor propio. Interesantísimo, ¿no?

En Bizarro FM no podíamos quedarnos con las ganas de saber más de este álbum y de todo lo que Delaporte nos tiene preparado, por ello platicamos amenamente con Sandra Delaporte, ¿quieres saber lo que nos contó?

¿Cuál sería la atmósfera ideal para escuchar Las Montañas?

Lo mejor es escucharlo de arriba a abajo, desde el inicio hasta el final, porque hay gente que a veces solo escucha una canción o lo escucha desordenado, pero recomiendo escucharlo de arriba a abajo y si es posible no tener más estímulos alrededor mejor.

Podría ser dándote un paseo al atardecer en un parque bonito, con los cascos, tú en la película escuchando la música, tranquila, sería top. Y si te pudieras ir a una montaña a ponértelo de arriba a abajo, eso sí sería top.

Yo lo he escuchado en la montaña y es una experiencia muy chula, sobre todo el tema de Universo, escucharlo ahí, con el sol ya poniéndose, es una experiencia muy bonita.

El objetivo de este álbum es superar toda forma de opresión que impide construir una identidad libre. ¿Cómo llegan a esta reflexión y a plantearse hacer un álbum completo bajo esta temática?

No fue un planteamiento a priori, no sabíamos de qué iba a hablar el disco o de qué iban a hablar las letras, solamente nos pusimos a componer la música y en función de lo que me transmitió la música decidí de qué hablar.

Tenía dos opciones: Hablar de algo tipo me gusta un chico, me deja en visto, que si me pongo romántica o ir al meollo de la cuestión, ir a abrirte el pecho, abrir los entresijos de ti misma y hablar de cosas que realmente duelen o asustan, o que te hacen sentir cosas que no siempre son agradables.

Tomé la decisión de la intensidad y la profundidad y, sin querer, fui escribiendo poco a poco las letras y me di cuenta de que todo lo que estaba contando tenía un hilo conductor, hablaba todo más o menos de lo mismo, que era también un proceso por el cual estaba y estoy pasando, y que todo tenía un sentido, un orden, dentro de lo que estaba contando.

De pronto contaba lo mal que estoy, que me encuentro mal, que no me valoro mucho, que me siento como pequeñita en una jaula y así, como que de pronto muestro mucha ira, mucha rabia, mucha necesidad de explotar y romper contra todo eso, y también de pronto me veo y me imagino creciendo como a mí me haría feliz crecer, tomando decisiones y tomando el camino en el que me siento más yo.

Sin querer se convirtió en un disco conceptual y sin querer hablamos de esta temática, porque, a priori, no iba a hablar de la opresión patriarcal, no iba a hablar de prejuicios sociales, ni de cómo eso me ha afectado a mí, iba a hablar de mí, no había una crítica social.

Al final, a veces lo pienso, me digo es que somos seres sociales, políticos y todo eso es inherente a nosotros, así que no hablar de ello por miedo, como lo da el hablar de temas sociales, pero creo que es importante hablar de lo que realmente asusta y de lo que realmente duele.

delaporte música

¿Ves a la generación millenial, y a la subsecuente, más informada, más despierta y atenta  a temas de suma importancia social y política?

En parte sí y en parte no.

En la parte que sí, pienso que las redes sociales ayudan a entender que algunas cosas que estás viviendo no son justas y no tienes porqué aguantarlas ni vivirlas, entiendes que hay apoyo y gente que está pasando por lo mismo que tú, entiendes cosas que desconocías por completo y que no están escritas en libros que te enseñan en el colegio.

Entiendes realidades que de alguna otra manera serían un poco difíciles sino fuera por las redes sociales y la comunicación, pero, por otro lado, también veo que el exceso de información puede dar lugar a estas burbujas en las que la gente solo se informa sobre lo que le interesa a nivel político, de las fake news, y de la información que puede resultar peligrosa para una democracia o para una sociedad.

Entonces, creo que es nuestro deber informarnos bien y tratar de hablar con todo tipo de persona, independientemente de su ideología política y de todo lo que piensen, y tratar de ver todo desde un punto de vista de la tolerancia, porque sesgar tanto te hace cada vez más intolerante y eso es algo que voy viendo últimamente, hablas con gente y dices: de verdad es muy difícil discutir contigo, estoy compartiendo información y no siento que tu vehemencia sea compartir, sino imponer tu manera de ver.

Supongo que desde el mundo es mundo la cosa es un poco así, pero hay que tener cuidado con las fake news y con el exceso de información que desinforma, pero también valorar el apoyo que también da la información a muchas mujeres, a muchas personas.

De pronto un niño que nace en un pueblo muy chiquitito y que es homosexual, y toda su vida ha escuchado que esa es una enfermedad y está mal y cosas por el estilo, se puede encontrar, en las redes sociales, que eso es algo maravilloso, que es perfectamente normal y que hay que celebrarlo, ¿no?

Así que hay que realzar y darle valor a ese tipo de información.

Has venido a México, y quisiera saber, ¿qué es lo que más te ha gustado de acá, más allá del público o del cariño de la gente? ¿Alguna bebida, comida, algún lugar?

Pues volví con 5 kilos más y era empacho tras empacho, llegó un momento en el que no podía comer más. (Risas)

Y encima yo soy adicta a la fruta, podría comer, cenar y desayunar fruta porque me alucina, y me encontré que en cada esquina de la Ciudad de México había puestos de fruta partidita y perfecta para comer, entonces, después de comer tacos e inflarme comiendo chapulines, pues iba a la esquina ya como un impulso, no por hambre, y me pedía fruta.

La riqueza culinaria que hay allí no la he encontrado en ningún otro país del extranjero, me pareció riquísimo, y además a la gente del sello también les encanta comer, así que nos llevaron a sitios espectaculares.

Recuerdo que me encantó el agua de Jamaica, la tomaba todo el rato, así que quiero volver, me encantó. También me fui a correr a la avenida… Reforma, que es enorme, y estaban todas las jacarandas moradas, preciosas, porque fuimos por marzo, y recuerdo que participé en una especie de carrera popular, porque los domingos cierran ahí, fue precioso correr por ahí, tengo un recuerdo muy bonito de ese día.

¿Si tú no fueras Sandra y te encontraras con la música de Delaporte en un show en vivo o en YouTube o en plataforma, qué sería lo que más te llamaría la atención, artísticamente, de Delaporte?

¡Vaya! Yo creo que lo que más me llamaría la atención, porque es una cosa en la que me suelo fijar mucho, sería la riqueza a nivel producción. Es decir, las producciones en sí no suenan como algo ya precocinado.

Cuando escuchas un tema más mainstream de reggaetón o así, te suena el ritmo, el tipo de arreglo… te suena un poco más parecido a lo que has escuchado, y creo que me llamaría la atención la frescura de los sonidos y de generar ese paisaje sonoro. Creo que eso sería, porque me gusta cuando escucho cosas que me sorprenden a ese nivel, que no me suenan a algo que ya he venido escuchando.

¿Qué más nos tiene preparado Delaporte a mediano plazo?

Pues estaremos en el Festival Marvin, diferido, se hará lo que se pueda, y vamos a hacer una pequeña gira por España, 40 conciertos, a ver cuántos podemos dar, y esperemos estar en México lo antes posible.

Este año teníamos el plan de ir a girar en México, pero bueno, pandemia en toda la cara, así que nada de girar.

No te quedes sin escuchar Las Montañas, el nuevo material de Delaporte, es más, aquí te dejamos una de nuestras canciones favoritas de este disco para que le eches un buen vistazo:

Deja un comentario