Conoce todo sobre la nueva película de Michel Franco, Nuevo Orden, ¿ya la viste?

nuevo orden flyer

Las últimas semanas en México han estado llenas de eventos catastróficos para toda la cúpula del orden político y militar; desde las detenciones de aparentes criminales de cuello blanco, detención de altos mandos militares por parte de la justicia norteamericana con colaboración mexicana.

La idea de que se pudo vivir en un desorden por la corrupción en los altos mandos, si bien antes era utópica, últimamente no está dejando de ser una alta, por no decir clara posibilidad, un retrato que Nuevo Orden nos intenta mostrar en la pantalla.

Michel Franco es un director que se ha caracterizado por tratar de seguir los caminos del surrealismo dentro del cine, sus cuentos que llevan una alta dosis de influencia Buñueliana.

Basa sus obras en llevar todo de una forma contemplativa, nos pone en bandeja de plata siempre su concepción, sus ideales, sus valores; mismos que nos vuelve a retratar con la ganadora del Leoncino de Venecia, Nuevo Orden.

La historia comienza con una boda de una familia muy privilegiada en la Ciudad de México, mientras más nos mezclamos en esta fiesta, más vamos a comprender todos los sabores, razones y formas de disfrutar la vida de la familia modelo de nuestra sociedad.

En tanto que ese mismo momento, casi con paralelismo, podemos también sentir los dolores y los modos de los menos favorecidos, los trabajadores de esta familia; la vida parece tener una especie de amalgama que al mismo tiempo se siente con sabor a injusticia.

Como a forma de tercer escenario de Nuevo Orden, nos encontramos terror, muerte, guerra y lucha con un fondo verde de esperanza, las clases más humildes buscan saciar su sed de justicia y todo esto será visto en los ojos de una boda de las familias más favorecidas de nuestro país.

Mientras este movimiento llega a allanar y hace que las tres historias se crucen entre si, la visión de cada una junto con ejemplos donde el amor, la familia, las ideas e incluso los valores se verán probados a fondo.

Nuevo Orden de Michel Franco es una visión distópica de una realidad para muchos inevitable, al momento de poder realizar el ejercicio de la critica de este proyecto nuevo de Franco.

Creo que es preciso resaltar como el pico más alto, dos elementos que le dan su poder a esta producción franco mexicana, la fotografía de Yves Cape, esos escenarios de sangre, violencia y de destrucción en los cuales Franco nos envuelve desde el primer minuto de Nuevo Orden y que nos dejaran helados.

Las actuaciones igualmente son algo que no pasará desapercibido, yo me quiero centrar en la dupla de Diego Boneta (Daniel) y Naian González (Marianne), ambos con una carrera relativamente nueva dentro de las marquesinas mexicanas, logran hacernos sentir a flor de piel esa incomodidad y el horror del que están siendo parte.

Esta especie de visón de los vencidos tiene en la dupla mexicana a claros ejemplos de lo que es dar una actuación que va mucho más allá de sus capacidades, el trabajo de ambos actores ha tenido eco más allá de suelo latino y eso es un punto a reconocer.

Otro punto que podemos discutir y que ha creado una polémica del tamaño del Zócalo ha sido la labor del director y también guionista Michel Franco; creo que todo esto más allá de sentir si se está siendo racista o se está incurriendo a descalificaciones sin siquiera ver su obra.

Debemos de comprender que el cine realmente es algo muy subjetivo, ya que es la visión del director que trata de plasmar en su obra, Nuevo Orden.

Hemos sido espectadores de muchas visiones del presente, pasado y futuro de nuestra sociedad en todo el cine nacional a lo largo de nuestra historia; Franco que sigue intentando representarse como un Luis Buñuel moderno señala en esta fábula catastrófica los riesgos de que un Nuevo Orden llegue no solo en México, sino en la sociedad latinoamericana.

Me parece muy importante esto, pero lejos de crucificar y tratar de ridiculizar o exhibir la visión de Franco, creo que es destacable la pluralidad; si bien no estoy de acuerdo en que se quiera descalificar todos los movimientos sociales actuales como un modo de entrar a un sistema militarizado o de fascismo, si es de destacar que su obra es incómoda. El cine mexicano vive un gran momento expresivo.

El cine de Franco encuentra su punto más alto con Nuevo Orden, no creo que sea acreedor de llevar la bandera de Buñuel o de Cazals y Ripstein al momento de enfrentar el llamado Margarato que enalteció el cine de ficheras, pero sí es destacable que logró cimbrar Europa con la incomodidad, fenómeno que vivimos con el cine galo, también hace poco con Les Miserables de Ladj Ly, la irrupción de las minorías para enfrentar el abuso.

Nuevo Orden de Michel Franco, con Diego Boneta, Naian González, Darío Yazbek, Mónica del Carmen, Lisa Owen y Gustavo Sánchez Parra es una fábula distópica que se centra en la lucha de clases sociales y los golpes o insurrecciones políticas de las minorías, todo centrado en una boda de una familia acomodada.

Incómoda, violenta y en cierto punto bastante difícil de disfrutar; Franco cumple su cometido de irritar al mostrarnos su particular visión de lo que pudiera suceder en un mundo azotado por la crisis y los levantamientos de movimientos sociales.

Deja un comentario