¡Es hoy! ¡Es hoy! Es el día en que ya podremos disfrutar de The Ascension, el nuevo álbum de Sufjan Stevens.

sufjan stevens the ascension

Este mes, nos ha traído grandes revelaciones musicales, y Sufjan Stevens no se queda atrás.

Esta vez, por fin podemos ya disfrutar de The Ascension, el sucesor de su álbum Carrie & Lowell, y la verdad es algo que estábamos esperando desde hace mucho.

Con el lanzamiento de sus sencillos My Rajneesh, Video Game, America y Sugar, ya pudimos escuchar una probadita de lo que hemos venido esperando desde hace tiempo.

Sobre este álbum, Sufjan Stevens menciona: es desafortunado que vivamos en una sociedad en donde el valor de la gente se cuantifica con likes, followers, escuchas y views. Mucha gente está buscando atención por las razones incorrectas. Creo que todos deberíamos de hacer nuestro mejor esfuerzo sin tratar de buscar premios ni elogios.

Y sí, lo hemos visto claramente con ciertos escándalos de los influencers, que cada vez más solo buscan ganar aprobación por medio de acciones que no son correctas o lo hacen por simple necesidad de ganar un puesto en las redes sociales por medio de follows y obtener alguna recompensa sobre ello.

Comenzamos el viaje musical de este nuevo disco de Sufjan Stevens con el track, Make me an offer I cannot refuse, podríamos darle un toque psicodélico.

Run away with me nos invita a correr fuera de esta sociedad llena de complejos, pero libre de pensamiento fundamental.

Video Game es una de los singles más recientes de Sufjan Stevens, el cual es que nuestro valor personal no debemos basarlo en la aprobación interpersonal, o sea siendo un poder efímero ante ello. Recordando la frase be yourself, keep it real, hacer las cosas con la total pureza, amor y alegría, y dar lo mejor de uno mismo.

Lamentations es una canción donde describe las verdades y quejas de la sociedad y de lo que reclama su atención, como si fuera una especie de protesta a nuestras necesidades.

Tell me you love me es el track que más me ha llamado la atención de The Ascension, ya que en cierto modo es como decir: ¡Hey! Ámame, dame atención, donde la necesidad de amor es lo único que importa.

Die Happy tiene un toque misterioso con la instrumentación, el sonido bastante lleno de melancolía, pero que, sin duda, nos mete en un contexto bastante llamativo, un color que se siente diferente a lo que nos ofrece Sufjan Stevens, pero con su esencia. Solamente escuchar quiero morir feliz siendo la letra, llega darnos una sensación de temor.

Ativan llega a complementar un proceso de temor a una explosión de diversas necesidades de decir lo que sentimos, poner nuestros sentimientos en la mesa para que los demás los vean cómo son realmente.

Ursa Major tiene un sonido más movido, donde solo somos los únicos en causar nuestra propia controversia, los que buscamos algo de piedad ante un mundo cada vez más caótico.

Landslide conecta con un toque más tranquilo, pero a la vez algo sensible ante lo que nos gustaría decir que nos gusta, adentrándonos en una superficie donde el ciclo de la vida es algo que es demasiado simple, pero complicado al mismo tiempo.

Gilgamesh tanto su melodía y su letra, me recuerdan a una conversación algo distorsionada, pero con un discurso sobre la ruptura del corazón ante diversas situaciones. Con un toque algo lleno de melancolía y ruidos que representan esa maraña de sentimientos encontrados.

Death Star inicia con una calmada melodía que podríamos identificar como si fuera una caja de música infantil, pero dándole entrada a la pesada, pero enigmática rítmica que le sucede. Una estrella muerta en el espacio aparece y no podremos ver su luz jamás.

Goodbye to all that con un toque más animado, como si fuera un complemento a Video Game, este track me gustó en cierto punto, porque la letra nos trata sobre decirle adiós a todo lo que ha complicado cumplir algunas metas.

Sugar llega y le da otro toque tranquilo pero lleno de dulzura con su rítmica, siendo el punto de casi llegar a entender de nuevo el mundo y, darle otra perspectiva a las cosas, con cierta denotación a ser algo dulce el preguntarnos sobre nuestra realidad.

The Ascension: la canción que le da título a este álbum de Sufjan Stevens. Nos adentra en una melodía inspiradora, una atmósfera donde podremos ascender entre todas las cuestiones por este mundo, que siempre vivir por nosotros mismos no solo es la solución a sobrevivir.

America cierra este álbum, una sensación de sentirnos que todo ha terminado, el mundo sigue como está y que, tal vez podamos cambiarlo, pero sin superficialidades.

Así que, escucha este nuevo álbum de Sufjan Stevens y déjate llevar por el sonido de The Ascension.

Aquí te dejo el álbum completo y déjanos tus pensamientos en los comentarios.

Deja un comentario

Reseña Panorama
Calificación
Avatar
Sabelotodo del anime. Soy siempre Joker y Peach en Super Smash Bros. Los cantantes asiáticos son mi gusto no tan culposo. Let's rock!