Te compartimos la reseña del reciente disco, Animadversions de Theo Alexander, ¡chécala!

theo alexander disc

Imágenes de villas en verano, pasando del expreso al agua mineral y al vino durante el día, y miradas suaves recorren la mente de los oyentes. Si eso te hace pensar en Call Me By Your Name, no estás lejos de lo que este álbum de Theo Alexander está tratando de evocar.

Cada pista es como un salto de página en una novela, lo suficientemente diferente como para crear distinción, pero no tan diferente como para que no parezca involucrado.

El pianista Theo Alexander ha excavado en sus archivos musicales, transformando canciones que alguna vez lo decepcionaron como compositor. En lugar de dejar que el peso de
una composición descanse sobre otro pianista talentoso, la toma sobre sí mismo y la trata como a un viejo amigo.

Theo Alexander contribuyó en la producción, junto a Joel Ford (Oneohtrix Point Never, Jacques Greene, How To Dress Well) a modo de cassette que se desplaza sobre gran parte de la composición, como una película granulada. Crea la ilusión de ser viejo, pero no antiguo.

El piano irrumpe rápidamente. No se ralentiza, emociona a los oyentes mientras tratan de descubrir qué podría venir a continuación. Y luego, como una ola que roza la costa, se ralentiza. El cambio de velocidad es inmediato, pero imperceptible para el oyente casual.

Tan pronto como un oyente se siente cómodo con una pista, ésta desaparece y la reemplaza rápidamente por una nueva sensación de seguridad. Animadversions es un LP que parece que podría durar para siempre.

Two Versions se siente como un paisaje de ensueño. Una habilidad magnífica y una alegría infantil parecen abrumar a Theo Alexander. Parece que el artista está tratando de demostrar que puede vivir en dos mundos y que esos mundos no son tan diferentes después de todo.

Theo Alexander nunca dice una palabra, pero todavía parece que está tratando desesperadamente de hacerse entender. Este disco es mágico y duro, un constante tira y afloja entre lo que los oyentes creen que quieren y lo que realmente obtendrán.

Es satisfactorio, aunque un poco desconcertante. Cada nota que suena como un error a primera vista se vuelve intencional, lo que lleva a casa una sensación de lucha contra la perfección.

Declining Patterns se siente como tratar de aferrarse desesperadamente a los últimos días del verano. Theo Alexander crea un arte elegante. Es un misterio cómo puede flotar sobre las teclas con tanta suavidad. Y justo cuando pensamos que podemos exhalar, una nota dura nos devuelve a la realidad de la pieza.

Cessation Wounds fusiona la persistencia, indicada a través de una línea de piano firme y confiable, con notas inesperadas. Esta pista es como subir una colina, completamente sin aliento, pero continua porque estás casi en la cima. La emoción aumenta hasta la cima.

Con Matter of Balance, la pista final, la tristeza y la confusión se han convertido en alegría desenfrenada. No podemos evitar preguntarnos si así es como se sintió Theo Alexander al reelaborar cada pista, convirtiendo algo que alguna vez fue visto como un fracaso en un éxito obvio.

Cuando la pista termina suavemente, finalmente podemos exhalar. Parece que Theo Alexander también puede hacerlo luego de recorrer seis pistas que complementan un LP, distribuido por la Arts & Crafts, que al escucharlo se siente como un respiro de alivio.

Deja un comentario

Reseña Panorama
Calificación
Ángel Santillán
Explorador galáctico de las órbitas musicales. Vivo en una y mil canciones más.