Publicidad

La banda colombiana La Sociedad de la Sombrilla viene de regreso con un nuevo EP titulado Verdad Animal, adentrándonos en el punto maduro y las curiosidades musicales de la agrupación.

la sociedad de la sombrilla

El nuevo EP de La Sociedad de la Sombrilla nos sumerge en la exploración musical que comenzó, desde el lanzamiento de su álbum debut, titulado Resiste, en el 2018.

Verdad Animal nos remarca el paso de la banda por muchas dificultades, una carta de despedida a los miembros salientes, además de ahondar en su proceso curioso musical y proyectarnos ahora, una visión más madura de la agrupación, actualmente liderada por Nicolás Gutiérrez y Juan Pablo Cortés.

También cabe mencionar que durante la grabación de los cinco cortes que conforman Verdad Animal, los integrantes actuales, a través de un video, despidieron los buenos momentos vividos, ya que por ciertos proyectos y diferencias personales La Sociedad de la Sombrilla partiera camino con dos integrantes y el cierre de un ciclo.

En este EP, podemos encontrar cinco cortes especiales, el cuál el primero que vio la luz, fue Transición. Esta canción tenía el propósito de ser un amuleto de transformación y terminó en convertirse en un presagio del cambio que vivió el grupo al final de las grabaciones de Verdad Animal.

Este primer corte, muestra la primera prueba musical, en el cual podemos encontrar la introducción de elementos con los que la agrupación no había probado y explorado antes. La guitarra acústica marca el tema, seguida de elementos percutivos en segundo plano, además de ser acompañados por el sintetizador, el adorno sutil en el colchón sonoro de la canción.

El segundo corte está titulado Madre Tierra, la agrupación despegó el momento de mayor lucidez lírica en este nuevo trabajo de La Sociedad de la Sombrilla.

Este single nos cuenta sus referencias al mito de Narciso, para hacernos reflexionar sobre cómo la humanidad hiper moderna, se consumió la Tierra entera para estimular su vanidad, después de llegar a la cumbre de su proceso de personalización.

Este segundo single nos ofrece una esencia stoner que resalta por el uso de las guitarras barítono en afinaciones bajas, con un tempo reducido considerable para evocarnos un pasaje de inevitable cabeceo, además de que cuenta con el solo de Sebastián Panesso, guitarrista de LosPetitFellas.

Corriente es el tercer sencillo que conforma este EP, nutrida de amor, la embriaguez y el olvido. Combina aún el concepto stoner y la melosidad de la técnica de lo acústico y lo energético de lo electrónico. El clímax de la canción corre por parte de Juan Anaya, guitarrista de Seis Peatones, aportando un solo monumental.

El sencillo que le da el nombre al EP, Verdad Animal, es el cuarto en la lista del nuevo trabajo musical. Es un canción que nos refleja un clima sexual a través de un tempo lento, el sentimiento del blues y el desarrollo de la guitarra de Steven Baquero, integrante de Apolo 7.

La letra de este sencillo sintetiza las ideas de fluidez, movimiento y cambio, por medio de frases como no es esencial preguntar si existe un orden vital: es más preciso andar, fe en la verdad animal, por ello, es que se le da título a este trabajo discográfico.

Y contamos con un bonus track, el cual es un instrumental de una canción que había quedado listo tras las grabaciones en el 2019, ya que las ideas y propuestas para la voz no encajaban con la melodía; esta melodía está titulada como La misma mierda.

Este tema, a pesar de alejarse de la temática central del material, logró quedarse en el tracklist, al enmarcarse en el sonido propuesto de Verdad Animal.

No olvides seguir a La Sociedad de la Sombrilla en sus redes sociales como Facebook e Instagram, además de darle una repasada a las rolas que conforman Verdad Animal, es un juego musical y una interesante propuesta para incluírlos en tu playlist.

Deja tu comentario:
Licenciada en K-Pop, con doctorado en girl groups, maestría en canciones de Disney y diplomado en boygroups. Mi mamá me dio la vida, Final Fantasy las ganas de vivirla. Me vicié con el LoL, Fortnite y leo libros depresivos, mangas y amor... del puro. *guiño guiño*