Con el lanzamiento de su sencillo, Cannibals, conoce a Droves, los nuevos titanes post-punk, directamente desde Australia.

droves banda

Durante el 2019, la banda australiana Droves obtuvo gran reconocimiento dentro de la industria musical independiente, aunque ahora vienen con todo para comerse al mundo.

Esta vez, nos sorprenden con un sencillo bastante bueno, dándonos una muestra de su sonido post-punk New Wave, titulado Cannibals.

Este sencillo es una representación de un grito contra las estructuras políticas, las que poco a poco han ido acabando con el planeta. Es una forma de salir violenta de la ira que se siente contra un sistema fallido.

Cannibals es una forma más bailable y agradable para unirte a la protesta contra el sistema que tiene sometida a la sociedad actual global.

El video musical de Cannibals nos muestra una dosis de la intensidad del show que ha mostrado Droves a su público en Australia, con una producción de calidad y de primer nivel, dándonos una probadita que son una de las mayores promesas de su país de origen.

Ambientado en un show donde el público representa a los que no quieren oír las manifestaciones, los integrantes interpretan Cannibals con su energía característica; ha sido producido y dirigido por Fletcher Matthews y Teel Studios.

Droves ha conquistado al público australiano con su ruidoso y enérgico sonido, que a la vez es accesible a todos, ya que el año pasado, llevaron su poder punk en una gira con la que recorrieron su país de origen.

El sonido de Droves es una combinación de Foals y Midnight Oil aunque su característica es más con un toque de oscuridad y el poder explosivo del punk.

Actualmente, la agrupación están poniendo de su esfuerzo para entregarnos un EP que será lanzado a finales de este 2020, mientras preparan su regreso a los escenarios después que las condiciones sean las adecuadas, y sinceramente, esperamos que puedan mostrarnos su energía en los escenarios mexicanos.

Después de haber tenido cambios en su alineación, Cannibals era el sencillo que marcaba el inicio de una gira, aunque por el momento, siguen esperando volver a pisar los escenarios.

Su sonido podríamos reconocerlo al principio como lo que escuchamos en bandas como The Eurorythmics, The Cure y New Order, además de crearnos una futurística visión del New Wave.

Conformado por Phillip Spiteri, Taylor McAuliffe, Jonathan Mckensie, Tiernan Browne y Kysh, nos traen la fuerza de su sonido, siendo representantes de un anthem pop que incita a sus seguidores a levantar la voz por el futuro de la humanidad y a empoderarlos con una oscura perspectiva de un culto postapocalíptico.

El sonido de una pulsante batería, una guitarra con toques punk, el juego de la mezcla de sintetizadores, con la voz barítono  de Phillip haciendo una poderosa fusión con el poder de la voz tenor de Taylor, nos envuelve en la letra y nos hace levantar el puño y sentir la manifestación de los sentimientos de la canción.

El debut de Droves se dio en el año 2018, desde entonces presentándose solamente en un pequeña gira por Australia, y en festivales como Farmer & The Owl Festival, donde fueron reconocidos como el highlight de la edición del festival del año pasado.

Además de Cannibals, puedes conocer y disfrutar también de Bloodline Retribution, los cuales fueron lanzados el pasado 2019.

El sencillo Cannibals ya puedes escucharlo a través de sus plataformas digitales favoritas, como Spotify, Deezer, Google Play Music, además de checar sus anteriores cortes musicales en su canal de YouTube.

A través de su perfil de Facebook, puedes estar más actualizado sobre los próximo preparativos de los conciertos, la mercancía y los momentos más especiales e íntimos de los integrantes de la banda, por medio de posts, videos behind the scenes, y muchas cosas más que acercan más a los fanáticos de Droves.

Únete a esta propuesta musical energética junto a Droves, el recorrido de esta bestia punk apenas comienza.

 

Deja un comentario

Avatar
Sabelotodo del anime. Soy siempre Joker y Peach en Super Smash Bros. Los cantantes asiáticos son mi gusto no tan culposo. Let's rock!