Deborah Medrez presenta el video de su último sencillo, El Fin, donde lo que florece es la imaginación, creatividad y ganas de hacer arte de una manera diferente.

deborah medrez el fin

El Fin es una canción que habla sobre las advertencias de un escenario apocalíptico y donde se trata de prevenir a los humanos, contemplando una sensación de ansiedad colectiva.

El mundo ya no se puede vivir igual, sin un cambio. ¿Te suena familiar? Aunque esta canción se haya escrito hace mucho tiempo, el tema es más vigente que nunca, es necesario un cambio colectivo para salir de la nebulosidad que se vive actualmente.

En el video de El Fin se refleja a una joven solitaria que pasa sus días especulando el final de los días, las razones, y el porvenir. Vive en un mundo distópico con pocas posibilidades de salir adelante.

Las personas han dejado de preocuparse por el mundo y sufren las consecuencias de sus acciones. Ha intentado prevenir al mundo para crear cambio y no ha logrado triunfar. La joven se absorbe en estudios místicos, leyendo escrituras antiguas, experimentando con alquimia, astrología y conectándose con la fuerza superior divina.

Deborah Medrez ha vuelto a convocar a sus artistas favoritas para la creación de esta gran obra visual, como un llamado familiar las hermanas Medrez Pier, nuevamente han unido sus talentos para esta realización, Mijal Medrez en guión, dirección y foto, Yael Medrez en creación de escenografías realistas, Ady Medrez en maquillaje y vestuario y Deborah Medrez en la idea original y la personificación de su propio personaje.

En Bizarro FM tuvimos el placer de platicar con Deborah Medrez, quien nos contó todo acerca de la realización del video, además de revelarnos una gran sorpresa en la que ya se encuentra trabajando.

El video de El Fin quedó espectacular, te ayudó la familia y todo el set costó menos de 800 pesos. ¿Qué tan difícil fue hacerlo de esta manera en cuarentena?

Mi hermana me ayudó mucho, hicimos todo muy detallado, cada escenografía… tuvimos bien planteada la idea, entonces, a la mera hora fluyó. Entonces, sí fue mucho trabajo, pero valió la pena.

Ya que tuviste esta experiencia, ¿lo volverías a hacer así después de que termine la contingencia?

La verdad que sí, a mí me gusta trabajar de esa manera, soy medio neurótica y control freak con mis cosas, y me gusta que queden como yo me las imagino, entonces, sí me gusta mucho trabajar y estar involucrada en cada aspecto del proceso.

La letra de El Fin no fue escrita durante esta cuarentena, pero es un llamado a la reflexión, a la toma de conciencia, a deshacerse del ego. En ese sentido, ¿crees que ese sea el papel de la música o del arte en general?

Pues mira, creo que el arte debería de darle conciencia a las personas, debería de ser utilizado para elevar y mejorar a la sociedad; obviamente no siempre pasa eso, pero es un ideal que se está viviendo porque… creo que el chiste es mejorar a la sociedad y qué mejor manera que hacerlo con el arte, despertar la conciencia en las personas, ampliar su mente, y entonces, sí, creo que puede ser un buen motor artístico.

En este EP, del que forma parte El Fin, usaste diversos elementos no tan comunes. ¿Para esta canción utilizaste algún instrumento raro, como un garrafón, algún muñeco de plástico como el pollo que se aprieta y emite sonidos?

Sí, usamos cítara primero que nada. La canción tiene más de 120 canales, que es muchísimo y usamos muchas cosas para hacer diferentes texturas, desde garrafones hasta cajitas de cerillos, todo tipo de shakers, de esos pollos y puerquitos, botellas, muchas, y guitarras eléctricas para el final, sonidos psicodélicos…

Fue mucha experimentación y en ningún momento se repiten las percusiones, cada parte es diferente a la siguiente.

Yo editando en Audition con 9 canales me vuelvo loco. ¿Cómo le hiciste con 120 canales?

Pues trabajé con un productor que se llama Rodrigo Baez, que es igual de obsesivo que yo. Entonces, nos vimos muy barrocos y dijimos vámonos con todo. Y al final sí se estaba volviendo una cosa infinita que no estaba acabando, entonces se tuvo que poner un fin a esta producción, si no hubiera tenido más canales y más instrumentos, pero en algún momento había que decir hasta aquí.

Cuando escucho tu voz pienso en que me gustaría mucho escuchar algo de Amy Winehouse interpretado por ti. ¿Hay algún cover que te gustaría hacer bien producido?

La verdad a mí me encanta Amy Winehouse, se me hace que es de lo mejor que le pasó al pop -si se le puede considerar pop-. De hecho, su voz es contralto, como la mía, aunque obviamente yo creo que ella es de las grandes ligas y jamás me compararía con ella.

A mí me gusta hacer covers, desde cosas muy comerciales. pero con un twist. Me gustaría, por ejemplo, agarrar una canción de Britney Spears y distorsionarla totalmente y cantarla bajo. Me gusta dar otros giros.

Me gustaría mucho hacer un cover de cosas de Pink Floyd y de jazz. Empecé haciendo puro cover de jazz, así empezó mi carrera.

¿Para este EP piensas lanzar más canciones?

Ya están las 4 canciones, pero hay unos bonus sorpresas listos para que salga todo en septiembre. También quiero hacer la parte visual de la última canción y, de hecho, ya estoy trabajando en una siguiente obra, un disco completo.

Si tuvieras que crear una atmósfera especial para escuchar completo tu nuevo EP junto con los bonus. ¿Cuál elegirías? 

Siento que mi música es muy cinemática, medio orquestal, así que creo que es música para escucharse y poner atención, pero yo disfruto mucho escuchar mi música en lo cotidiano, por ejemplo, manejando en el coche.

Así me encanta escucharlo porque puedes estar viendo hacia algún lugar y eso te alimenta para cualquier cosa que quieras hacer, así que hace que uno entre en cierto papel o cierto rol. Son canciones que se vuelven muy personales y creo que cualquier momento, caminando o yendo a algún lugar es la atmósfera perfecta para esta música.

Tú te has presentado en diferentes países, como en Israel o en Estados Unidos, así que me gustaría saber, ¿qué tan diferente es la manera en que viven tu música en los distintos lugares en donde te has presentado?

Yo siento que en México hay algo muy bonito y es que las personas sí son fans, son personas que se conectan con los artistas y viven un tipo de relación con el artista; es la gente que se forma y grita y te echa porras, y eso solo pasa en México, no me ha pasado en ningún otro lugar.

Siento que en Estados Unidos hay cierto tipo de distancia con el público y eso hace que se vuelva más show el concierto, se vuelve como un performance. En México es algo más cercano con las personas, y en Israel es puro relajo, es muy informal, la gente es muy informal. De hecho, en donde he tocado se paran y dicen cosas… como que son un poco irrespetuosos, se sienten como hermanos y te dicen que toques esto y el otro; son muy chistosos.

Ya nos comentaste que vienen bonus tracks para tu EP y que ya estás trabajando en un disco. ¿Qué más nos tiene preparado Deborah Medrez para el futuro?

Sí, estoy trabajando en mi siguiente obra, quiero hacer un buen disco, un disco largo, conceptual, que sí va a tener elementos del folk, pero quiero que se vaya más hacia un lado… rockero, porque sí tengo un lado más rockero, pero también más relajado, como que esas canciones fueron escritas en momentos muy intensos emocionalmente, y ahorita estoy en una época mucho más de confort y no de tanto drama.

Entonces, esta nueva música va a estar más groovy, más relajada y quiero meter sonidos más eléctricos, como una guitarra eléctrica.

Si aún no has tenido el placer de conocer la música que hace Deborah Medrez, no esperes ni un segundo más, aquí te dejamos el video de El Fin, y no olvides seguir a esta talentosa artista en todas sus redes sociales para no perder detalle de sus trabajos anteriores y futuros.

Deja un comentario