El 2020 llegó como una cubetada de agua fría al mundo y es que hizo su debut acompañado del peligroso COVID-19. Los eventos masivos se han cancelado y todo el mundo quiere saber qué viene.

eventos masivos

Ya se ha comentado el sin fin de negocios que se han visto afectados debido a la pandemia y aunque al principio las grandes industrias como la musical se habían salvado, ese momento de luz terminó en cuanto se prohibieron los eventos masivos y se dio a conocer que el regreso a la normalidad no estaba cerca.

En un abrir y cerrar de ojos todos los viajes, planes y compromisos a corto, mediano y largo plazo se vieron truncados y los vimos esfumarse sin más.

Aunque parecía que todo estaba perdido gracias a que el desarrollo de eventos y actividades al aire libre ya no es una opción, en las últimas semanas hemos visto cómo muchos artistas tomaron cartas en el asunto y han aprovechado el uso de la tecnología para hacer live shows  en las redes sociales.

Claro que no hay nada que se compare a estar entre una multitud de personas, rodeado de buena energía, tener la oportunidad de conocer gente que comparte el mismo feeling por la música que tú.

Y es que aunque todos los amantes de eventos soñamos con volver a bailar frente un escenario y vibrar con la banda la realidad que nos toca es otra. Al parecer el virus a venido no solo a detener nuestro presente sino a cambiar nuestro futuro por completo.

Los espectáculos en vivo no volverán pronto, por lo menos no de la forma en la que estábamos acostumbrados a vivirlos, los expertos recomiendan que este tipo de eventos no regresen hasta otoño del 2021 y miles de personas ya han dejado claro que no van a asistir a ninguna presentación con multitudes hasta que exista una vacuna contra el virus del COVID-19.

La industria ya se esta ocupando para dar las que podrían ser posibles soluciones para el consumo de música y la experiencia que conllevan los eventos pero antes debemos de tomar en cuenta muchas cosas.

Antes que nada debemos tener claro que la economía global ha sido impactada en su totalidad, cientos de trabajos involucrados con la industria musical van a tener un golpe muy fuerte, así que el público no va a tener la posibilidad de atender a shows debido a la recesión y falta de empleo.

Aunado a esto, los organizadores y artistas van a meditar si lo más conveniente será regresar inmediatamente a lo normal o tomar las cosas con calma para evitar nuevos brotes de contagio.

Con esto nos podemos dar una idea de que la vida de conciertos y eventos masivos tristemente serán una de las últimas cosas en regresar a la normalidad y cuando lo hagan tendrán un cambio de 180º en cuanto a medidas de higiene, controles exigentes en los ingresos, número de asistentes y más.

Pero no se desanimen, aún con este triste panorama podemos asegurarles que no todo esta perdido y es que como se comentó con anterioridad en algunas partes del mundo ya se esta viendo la forma de poder tocar un concierto sin que nadie se vea afectado.

Tal es el caso del músico Mads Langer quien encontró la manera de tocar frente a miles de personas en vivo y aunque parezca algo imposible lo hizo sin ayuda de ninguna plataforma. El cantautor proveniente de Dinamarca hizo el show en un autocinema.

Como muchos otros artistas tuvo que detener su gira, pero la pandemia no es algo que le quita el sueño y es por eso que con todas las medidas de seguridad pudo dar un increíble concierto para miles de fans que lo disfrutaron desde la comodidad de sus automóviles.

Afortunadamente, podemos estar seguros que la música no va a morir, pues aún hay muchas formas de disfrutarla. ¿Ves?, ¡no todo esta perdido!

Y tú, ¿crees que los conciertos volverán a ser iguales o cambiará la dinámica?

Deja un comentario