Llegó el primer disco de los Primo Son, titulado Yo Lo Que Quiero es Romper la Piñata. El quinteto viaja por el folklor mexicano, tratando de encontrar su propia voz.

primo son albumAl iniciar El Tacón, se oye una voz diciendo: “Nosotros somos Primo Son, porque todos somos primos la neta, y tocamos el son”. Cual gancho de entrevista introductoria, es el honesto inicio del primer LP de este proyecto. Tan transparente como la canción que abre el disco, inmersa por completo en el género veracruzano.

El quinteto es integrado por los hermanos Ogarrio Healy. Rodrigo (voz) y Joaquín (teclado) se acompañan de sus primos Manuel (guitarra) y Nicolás (batería). Completa la alineación Pedro Reynoso en el bajo.

Yo Lo Que Quiero es Romper la Piñata (2020), llega en tiempos inciertos. Pero también es el satisfactorio resultado de un camino de cuatro años para la banda.

En 2019 trabajaron con Ángel Mosqueda y Jesús Báez de Zoé, además del prestigioso productor Phil Vinall (Placebo, Enjambre, etc.). Bajo la batuta de este equipo trabajaron en dos sencillos para lo que sería el primer álbum de Primo Son.

Uno de estos temas es Como la Ves, segundo track de este lanzamiento. Es aquí donde se asoman elementos que la separan de otras propuestas abanderadas con el folclor. Sí, son canciones de estructura y lírica tradicional, pero también ricas en arreglos sintéticos y sutiles atmósferas psicodélicas.

Es Por Amor se despoja aún más del son y por momentos se siente más como una canción Indie Pop. Aun así, no abandona su esencia por completo, regresando con facilidad a secciones acompasadas a una cumbia o una ranchera.

Esta narrativa donde los Primo Son parecen sentirse cómodos, continúa para Brinco al Cielo. Intercalando entre juguetonas melodías de teclado y una jarana casi omnipresente, fluyen en una copla de romanticismo empedernido.

El inicio casi declamado de El Volado remite de inmediato al imaginario de la poesía prehispánica. De repente la distorsión de bajo y guitarra contrasta, como intrusa en antigua canción. Nubes regresa los luminosos tonos que imperan en el disco. Esta vez pareciera que nos quieren transportar a una fiesta tropical de los setentas.

Para entrar a la parte final, Corazón de Melón nos recuerda el clásico son veracruzano de su presentación. Un respiro entre las mutaciones por las que transcurre el álbum.

Y es que apenas termina la canción, entramos de lleno a la cumbia de Dolores. No es un ritmo innovador, sino la oportunidad de Primo Son para volverse infaltables en una noche de baile.

Otro de los singles lanzados previamente es Vamos Ya. A opinión personal, el tema más destacado del quinteto. La producción del equipo de Panoram Studios ayudó a resumir los elementos que enriquecen este álbum. La elegancia de este track está a la par de contemporáneos del Folk como Beirut y Fleet Foxes.

Después de Vamos Ya, viaje promisorio de un final esperanzador, El Pulque llega como un epilogo a esta obra. Un episodio corto que mantiene la vibra calida destacada en la mayoría de los diez tracks del disco. Su título, al igual que los restantes, está muy ligado al México cuya música homenajean los Primo Son.

Si bien no es una obra completamente nostálgica, transporta deliberadamente a épocas pasadas. La misma grabación parece a veces salida de un viejo tocadiscos o la casetera de un vehículo en los ochentas. Un revival folclórico, no tan orgánico como Los Rumberos, o tan experimental como Pumcayó ó Centavrvs, por mencionar algunos ejemplos.

Un atractivo punto medio que emociona por lo que pudiera venir con Primo Son. Sin embargo, corriendo también el riesgo de alejar al escucha, en especial por los contrastes dentro de un mismo tracklist. Los primos aún no llegan a su punto álgido, pero han sentado buenas bases para su singular camino por recorrer.

La presentación de Yo Lo Que Quiero es Romper la Piñata está programada para el 22 de mayo en Lunario. Estén al pendiente de sus redes y de las de Bizarro FM.

Deja un comentario

Reseña Panorama
Calificación
Ismael Lara
Apasionado de Conciertos y Nuevos Lanzamientos. Músico neceando desde la Perla Tapatía.