Never Not Together de Nada Surf es una deliciosa porción de pop rockeador, nueve canciones sobre conexiones, empatía y alineación unidas por las voces eternamente juveniles de Matthew Caws y un ramo de melodías acogedoras.

nada surf never not together

Producido con Ian Laughton (Supergrass, Ash) y grabado principalmente en Rockfield Studios en Gales, el noveno álbum de la banda está dedicado a la memoria de Ric Ocasek de The Cars, quien produjo su álbum debut de 1996, High / Low, y quién penosamente falleció por causas naturales el pasado mes de septiembre en el 2019.

Si no está roto, no lo arregles. Esa parece ser la razón de ser del noveno álbum de Nada Surf, Never Not Together. ¿Deseas ruidos de guitarra urgentes, resonantes y resonantes, junto con letras reflexivas y contemplativas, voces dulces, ganchos pop pegadizos y lo que alguna vez se podría haber llamado sensibilidad de rock universitario? Todo está aquí, entre espadas.

So Much Love inicia las cosas, un clásico de Nada Surf que logra recordar de alguna manera la Secret Smile de Semisonic y, en la escala de piano descendente que acompaña al coro, el Manic Monday de The Bangles. Si ninguna de las comparaciones te asusta, y no estás familiarizado con Nada Surf, esto podría ser todo lo que necesitas para convencerte de que ésta es tu calle.

Pero hay más: Come Get Me evoca todas las canciones más dulces del catálogo de Buffalo Tom (esas canciones cantadas por Chris Colbourn en lugar de Bill Janowitz). Live Learn and Forget podría ser Tears for Fears (con su piano entrecortado al estilo Head over Heels). Something I Should Do se inclina en dirección a Weezer cuando están más juguetones (el sintetizador sale directamente del libro de portadas de Toto), incluso cuando la entrega de palabras habladas del líder Matthew Caws evoca a Matt Berninger en el reciente sencillo de The National, Not In Kansas.

Nada Surf es una buena banda de guitarra pop, aunque no hace mucho sentido en algunas partes del Never Not Together, donde ellos que buscan cambiar las cosas, tirar la plantilla por la ventana y comenzar de nuevo. De esos cambios, en un tema si lo logran hacer bien, como lo hacen en Mathilda. – “mi voz era un poco alta”, Caws canta, “no es un tipo típico” -. Una canción que combina todo lo acústico / eléctrico con buenos resultados, funciona y da una vibra distinta.

Puede que no sea un viaje a lo desconocido (como sugiere la canción final), pero lo hará hasta que Nada Surf decida tomar todas las drogas equivocadas, perder su mierda y grabar un álbum conceptual triple sobre unas vacaciones en Marrakech.

Nada Surf continúa refinando sus talentos en Never Not Together, creando otro grupo fuerte de canciones, mientras que pone una buena palabra para la persistencia, la tolerancia y la reflexión, y para el amor como un vínculo, tanto íntimo como comunitario.

Deja un comentario

Reseña Panorama
Calificación
Ángel Santillán
Explorador galáctico de las órbitas musicales. Vivo en una y mil canciones más.