Desafortunadamente, el mundo se sorprendió el 7 de septiembre de 2018 al escuchar la noticia de que Mac Miller había fallecido de una supuesta sobredosis de drogas que más adelante se confirmaría.

mac miller circles
Circles cover

Malcom era un rapero, cantante y compositor talentoso que recurrió al abuso de sustancias para superar las dificultades en su vida y sus demonios, que al final lamentablemente, serían su perdición. Un mes antes de su muerte, lanzó Swimming, nominado al Grammy, y ahora más de un año después de su trágica muerte tenemos el seguimiento de ese álbum, el álbum póstumo titulado Circles.

Éste disco es una pieza introspectiva que se centra en los mismos temas que Swimming, como la angustia, la depresión y los métodos de afrontamiento de sus luchas internas, sin embargo, parece haber más esperanza y optimismo en este álbum que el anterior. Cada pensamiento que puso en el papel puede sentirse como si realmente estuviéramos en su mente. Sus letras son conmovedoras, al igual que su producción, que incluye cuerdas de luz y sintetizadores que suenan en el oído cambiando de canal izquierdo a derecho. El cambio hace que su cabeza gire casi como la de Mac constantemente, es única y genial, sacada brillantemente por el productor ejecutivo del material Jon Brion, que hizo un trabajo fantástico y proporcionó un álbum que a Mac sin duda le hubiera gustado. A lo largo de todo esto hay un revestimiento que golpea muy fuerte, como: “Todos tienen que vivir // Y todos van a morir // Todos solo quieren pasar un buen rato”, escuchamos en Everybody, lo cual es devastador sabiendo que ya no está con nosotros. 

Circles no es realmente un álbum de rap, es más un álbum de soul con producción y canto conmovedores, aunque a veces el canto era demasiado ronco y no funcionó para su ventaja dentro de algunas pistas (para ser crítico) a pesar de que en su mayor parte es hermoso.

Para moverse por la lista de pistas, Circles, la pista del título es un buen comienzo. Su contenido funcionó bien para una introducción a este álbum que muestra los temas principales sobre una producción gentil y bien trabajada, sin embargo, su voz de canto en este caso ea un poco aburrida, pero es una canción correcta. Vamos de un extremo al otro en la pist

Complicated. El latido. Dios mío, el ritmo. Es tan absorbente, casi delirante, y las teclas de sintetizador son perfectas sobre la melodía emotiva que se relaja en el ritmo. Mac habla sobre cómo pasar las complicaciones de un día, y transmite el contenido tan bien que suena muy bien (valga la redundancia) dentro de grandiosa vibra. La siguiente canción Blue World tiene otro fantástico instrumental. Es una gran canción, un trabajo tan agradable que se hace resaltar como una de las mejores.

El principal y único sencillo del álbum, Good News, es una pista de calidad. La producción como siempre es de primer nivel. Los acordes valientes son relajantes una vez que escuchas que Mac comienza a cantar sobre ellos: es una gran muestra de su estado mental antes de su muerte, donde nada tiene sentido, pero al mismo tiempo, intenta mantenerse optimista. “Oh, odio la sensación // Cuando estás arriba, pero estás debajo del techo“. Estaba en conflicto con sus sentimientos internos y encontró muchas contradicciones dentro de sí mismo. 

Quiero dejar algo muy en claro: no soy el mayor fanático de Mac Miller, pero Everybody es desgarradora. Es emocionante. Aquí, Mac reconoció que la muerte es espeluznante, hermosa y duele debido a las circunstancias. Sus melodías son notables al chocar con el ritmo armónico basado en la guitarra.

Hand Me Downs tiene la única colaboración en el álbum y es junto a Baro, un cantante y rapero australiano que en este tema hace aporte tocando la batería e interpretando los coros. No es alguien con quien esté familiarizado aún, pero hace un gran trabajo dentro de esta pieza.

A medida que nos acercamos al final, los ganchos de Surf son realmente buenos y la voz de Mac encaja perfectamente, sin embargo, los versos son un poco aburridos debido a que el tempo y el ritmo son demasiado lentos, lo que hace que tarden un tiempo en llegar. 

A pesar de tener esas pequeñas caídas hacia el final, Once a Day es un final perfecto para el álbum y la discografía de Mac Miller (aunque se sabe que aún hay más grabaciones). Es crudo, acústico, suave y termina abruptamente, casi como Mac nos fue arrebatado abruptamente de esta vida. 

La etiqueta le ha hecho justicia a Mac Miller. Hemos visto demasiados álbumes póstumos lanzados como una toma de efectivo. Lanzados juntos por dinero. Aquí, sin embargo, suena como lo que Mac hubiera querido sacar y, a pesar de morir solo un mes después del lanzamiento de su álbum anterior, parecía completo. Un gran tributo que sus fans (y no tan fans) agradecen enormemente. 

Feliz cumpleaños y descanso eterno, Mac. Es una pena que ya no estés con vida para que sepas que nos acabas de entregar el mejor álbum de tu carrera.

Deja un comentario

Reseña Panorama
Calificación
Ángel Santillán
Explorador galáctico de las órbitas musicales. Vivo en una y mil canciones más.