Siempre he considerado que no hay nada más puro y más noble en la humanidad que un niño(a); realmente si nos ponemos a pensar es la edad ideal para todos nosotros, todo lo empiezas a conocer por primera vez, cada movimiento cotidiano es una total aventura, reímos, lloramos, nos maravillamos.

Puede que en ocasiones estemos tristes o enojados pero podemos cambiar ese ánimo y actitud con algo tan simple como estar con nuestros padres y/o amigos, la niñez es simplemente la edad de oro del ser humano.

Al hablar sobre el nazismo, una de las etapas más complicadas e insufribles de la humanidad, realmente poco nos habíamos puesto a pensar acerca de la percepción con la que un niño veía y crecía ante tales hechos, momentos en los que adecuada salud mental estaban incluso con una balanza de equilibrio bastante delicada, mismo situación que Christine Leunens intento plasmar en su obra que se adapto para este filme (Caging Skies) pero que Taika Waititi (Thor Ragnarok) famoso por ser uno de los directores modernos más irreverentes llevo de una forma un poco más dulce de su acostumbrada acidez y frenesí.

Jojo Betzler (Roman Griffin) es un pequeño niño germano de 10 años que está viviendo una increíble ilusión en su joven y un tanto solitaria vida; está a nada de ser un nazi, su asistencia al campamento de las Juventudes Hitlerianas así lo confirma; sin embargo un pequeño accidente hace que tome muchas consideraciones sobre su real desempeño como nazi, contando siempre con el gran consejo de su amigo imaginario…… Adolf Hitler (Taika Waititi).

Es así como Jojo debe continuar y afianzar sus pasiones sobre el Tercer Reich, el amor hacia su mejor amigo Adolf Hitler siempre persiguiendo los antivalores del nazismo como lo son los judíos; situación que verá bastante amenazada al volver a diario a su casa; ya que su mamá Rosie (Scarlett Johansson) esconde un tremendo secreto en su casa, en forma de todas las pesadillas que el pequeño aspirante a Nazi Jojo puede tener, al descubrir que Rosie esconde nada más y nada menos que a una pequeña refugiada judía de nombre Elsa (Thomasin McKenzie).

Antes de iniciar las crueles y salvajes críticas; creo que debemos dar una pequeña clave extra en Jojo Rabbit para entender un punto fundamental sobre el film de Taika Waititi; la visión particular del director es sobre cómo un niño está viviendo y adaptándose a uno de los periodos más críticos y terribles de la historia de la humanidad; un infante realmente no dimensiona la magnitud del sufrimiento que está viviendo no solo su país; sino su propia familia, pese a el tono casi diabético que deja en algún sector del público tanta dulzura, siento que es bien justificado por hacer entender que es una retrospectiva y perspectiva de un niño de 10 años..

Entendiendo esto; uno de los puntos más fuertes de está nueva película del neozelandés Waititi sin duda son las actuaciones juveniles; tanto Roman Griffin Davies como Jojo Betzler y Thomasin McKenzie como Elsa hacen un trabajo sumamente importante; el mundo al revés en el que viven ambos jóvenes es sumamente frenético y deprimente; pero es en gran parte por la capacidad histriónica de estos jóvenes talentos que logramos tanto reír como llorar; si unos niños logran hacer esto, siento que es más que suficiente para dar una campanada.

Así mismo, el soporte que ofrecen las actuaciones de Scarlett Johansson como Rosie así como Sam Rockwell en su papel del Capitán Klenzendorf dan ese punto de drama que hizo de está comedia algo diferente; si bien se insiste que tal vez si sea algo más dulzona a lo que se acostumbra dentro del cine de género bélico/II Guerra Mundial, si nos regala por ejemplo una de las actuaciones más completas de Scarlett Johansson; siendo no sólo nominada a múltiples premios de la temporada, sino que demuestra de una vez por todas, su crecimiento y aptitudes en el circo histriónico.

La dirección y los giros que da Taika Waititi desde la dirección considero son bastante atinados; incluso al integrar el personaje imaginario de Adolf Hitler (mismo que el interpreta) nos deja su clásico sello característico; su particular visión del filme podemos apreciarla igualmente con la cinematografía de Mihai Malaimaire jr; desde los brillantes colores y formas, destacando los cuadros durante el día, realmente no me llega a la memoria una película con temática bélico con colores tan pastel o brillantes; lo cual remarca el buen trabajo de Mihai; así como el vestuario que lleva marca mexicana gracias a la labor de Mayes C. Rubeo.

Jojo Rabbit de Taika Waititi es una comedia con tintes dramáticos sobre como un niño de 10 años llamado Jojo Betzler (Roman Griffin) vive, siente y asimila su fiebre por el nazismo; mismo que deberá confrontar a temprana edad impulsado por la filosofía y valores de madre Rosie (Scarlett Johansson) al confrontarlo a una situación límite derivada de la convivencia involuntaria con la pequeña refugiada Elsa (Thomasin McKenzie).

Una divertida sátira bélica que más que frenética y ácida como nos tiene acostumbrados Taika Waititi es un relato más dulce y cálido que puede no gustar a todos, pero que es bastante positivo se adapten obras de este tipo en la gran pantalla.

Jojo Rabbit

Dirección
Taika Waititi

Reparto
Roman Griffin Davis
Scarlett Johansson
Thomasin McKenzie
Taika Waititi
Sam Rockwell

Año / País:
2019 / Estados Unidos

Duración
108 min.

Guion
Taika Waititi (Novela: Christine Leunens)

Música
Michael Giacchino

Fotografía
Mihai Malaimare Jr.

Productora
Coproducción USA-Alemania; Fox Searchlight / Defender Films / Piki Films / Czech Anglo Productions

Género
Comedia; Drama Bélico.

Deja un comentario