Reyno, un dúo compuesto por Christian Jean y Pablo Cantú, es un proyecto que se ha ganado a pulso su estadía y crecimiento en la escena del rock pop mexicano por medio del gusto en el cambio generacional de bandas mexicanas.

Poco después de las 21:00 horas, Christian y Pablo salieron al escenario del Teatro Metropolitan de la Ciudad de México, luego de ser teloneados por Cuarto Seis, integrado por Ricardo Cervantes, Julio Gaxiola, Rafael Obregón y Eric Suter, quienes con su vibra suave y energética comenzaron el romanticismo de la velada en el recinto.

El dúo Reyno y su banda, vistieron de gala y contaron con músicos de acompañamiento para hacer de la noche una ocasión especial con un coro de tres personas más (que realmente no hacían mucha diferencia), instrumentos de cuerdas e invitados especiales como Bibi Marín de Reik o Adan Jodorowksy, entre otros más.

Temas como Ríos, Remi o Química sonaron en el recinto donde Reyno aprovechó para grabar un material en vivo que más adelante será lanzado en plataformas digitales como celebración del cierre de su gira Fuerza Ancestral.

Jay de la Cueva fue una de las sorpresas de la noche. El baterista de Fobia y guitarrista de Moderatto prestó su talento para tocar un solo en las seis cuerdas de su instrumento mientras usaba botas repletas de diamantina.

Por medio de las palabras nos podemos comunicar, pero esta noche mis hermanos de Reyno me invitaron a que hagamos ruido con la música, expresó el baterista de Fobia en el concierto que fue sold out.

Más tarde, la voz del cantante enamoró con la suavidad con la que inicia Nunca me dejes, un himno para las personas que están irremediablemente enamoradas.

El baterista Pablo Cantú, quien formó el grupo con Jean en 2012, cambió de instrumento con su compañero para tocar el piano y tocar No Te Vayas, un tema que abunda en la melancolía y que fue ejecutada a luces tenues del Metropolitan.

Luego, Pablo se paró frente al grupo de cuerdas y demostró su talento como director de orquesta mientras que su compañero tocó la guitarra acústica, colocando a Reyno como una banda de multi-instrumentistas.

Casi al final, Pablo Cantú (quien por cierto cumplió años ese mismo día) volvió a cambiar de instrumento para rendir homenaje a Gustavo Cerati con un cover de Puente, tema que el músico sacó como solista en 1999 como parte de su disco Bocanada. Para este tema, Reyno se hizo de la compañía de otro invitado: Ángel Mosqueda de Zoé en el bajo, haciendo aún más especial el momento.

Agradeciendo a su producción, equipo, pero sobre todo al público que los ha apoyado y seguido desde sus inicios, Reyno se despidió del Teatro Metropolitan, luego de casi dos horas y media de duración en las que la agrupación de la Ciudad de México tocó temas de su discografía que los fans corearon sin parar ante muchas sorpresas e invitados especiales del cierre de gira de Fuerza Ancestral.

Deja un comentario