Esta semana concluyó de forma más que exitosa la edición del TIFF 2019 o “Festival Internacional de cine de Toronto”.

El TIFF 2019 reunió en sus once días de acción a toda la crema y nata del cine mundial; además de ser fuente para el cine independiente y sobre todo mostrando la mejor cara del cine canadiense.

Este año se vivió con mucha particularidad por los estrenos que llegaron a las pantallas del país de la hoja de maple; desde coristas en busca de venganza, parásitos asiáticos, hasta fantasías increíbles con conejos y nazis; el resurgimiento del cine de autor fue evidente durante los once días del festival y es un hecho que deja los ánimos con un “subidón” notable en esta temporada de festivales que inicia junto a los vientos otoñales.

La inercia que vivió la ganadora del “León de Oro” en territorio italiano el largometraje The Joker del norteamericano Todd Philips dejo como un auténtico avispero a la audiencia que tuvo el privilegio de poder observar la nueva actuación de Joaquin Phoenix, sin embargo y ante sorpresa de muchos, la cinta comenzó a recibir las tradicionales “bombas” de algún sector de la crítica especializada, donde muchos se jactaron de juzgarla como “en extremo violenta” o que podría alentar a conductas en extremo antisociales.

¿Es justo que demeritemos una obra realmente por conductas que lógicamente no son las adecuadas? El tiempo será justo juez para la cinta de Warner que dejo algunos sinsabores previos a su estreno en la taquilla mundial.

El TIFF 2019 también vivió revelaciones; actores que estaban en el ojo del huracán pero que con sus sólidas propuestas no solo encantaron al público presente, sino que dejaron a la crítica con una sonrisa de oreja a oreja y aumentando de forma exponencial el nervio y emoción por verlas en cartelera.

En primera Jennifer López dejo la escena totalmente impregnada de rosa. Su gran actuación en el drama Hustlers de la directora Lorene Scafaria con una propuesta totalmente diferente a lo acostumbrado en este tipo de celebraciones fílmicas.

Fue el bálsamo refrescante que tanto hacía falta; incluso con tintes cómicos, relata las series de desventuras que viven unas “showgirls” en busca de una vida mejor, por lo cual el camino de la estafa y la trampa será el acceso a una mejor oportunidad. La crítica en el TIFF 2019 no dudo en afirmar que el papel de JLO fue algo “nunca visto en su carrera”; ¿Será que la cantante se anota alguna nominación en la temporada de premios?

Otra película que captó la atención en tierras canadienses fue el thriller psicológico The Lighthouse del director Robert Eggers (The Vvitch) tomando a una estrella emergente como Robert Pattison con un auténtico perro de caza como lo es el ya veterano Willem Defoe; como resultado nos entregó una historia llena de intrigas y bajas pasiones, que nos mostrará hasta dónde puede llegar un ser humano por tal de conservar su cordura; un relato que sin duda será digno de remembranza.

El festival de Toronto sin duda reservó sus mejores joyas con sus obras laureadas; la presencia del coreano Bong Joon-ho y su Parasite hizo eco en esta edición del TIFF 2019, la que se llevara las palmas y victoria en Cannes volvió a dejar ese particular sabor de pesadilla urbana que tan buen sabor está dejando en todo el mundo, una inspiración en Luis Buñuel que hicieron de esta comedia obscura ser una de las películas más apreciadas durante el festival y que tendremos su estreno este Otoño.

Así mismo debemos darle su lugar a la segunda mejor propuesta del festival, el drama familiar tuvo su sitio en Toronto con Marriage Story de Noah Baumbach, un auténtico hit que como lo hiciera recientemente en Venecia. Nos traslada a vivir de cerca el drama y todas las aristas que conllevan una separación, la cinta ha sido comparada con la mítica Kramer vs Kramer y eso la catapulta a ser considerada no solo entre las joyitas del TIFF 2019, sino de la cartelera de esta temporada de premios y deja en consideración las buenas actuaciones de su cast encabezado por Scarlett Johansson y el anteriormente nominado al oscar Adam Driver.

Una y solo una debía ser la ganadora y en esta edición el TIFF 2019 nos dio muestra de las propuestas tan frescas como perturbadoras que llegaron a ponerse en el mapa.

Porque, ¿quién pensaría que una historia con Hitler sin ser un villano sería la mejor? Jojo Rabbit del neozelandés Taika Waititi narra las aventuras de Jojo “Rabbit” Betzler interpretado por él. Benjamin Roman Griffin, un jovencito qué está en el adoctrinamiento nazi y ve como todos sus valores sufrirán un giro de 180 grados al descubrir que su madre Rosie (Scarlett Johansson) esconde en su casa a una pequeña niña judía; por lo cual teniendo como única base moral a su amigo imaginario tendrá que decidir qué es lo correcto.

La fresca y un tanto controvertida apuesta de Taika Waititi que no solo dirige, sino que también protagoniza el filme, ganó este año en el TIFF 2019 el “Premio del público” que no es poca cosa.

Muchas producciones encumbran sus aspiraciones a premios mayores gracias al reconocimiento que otorga la fiesta del cine canadiense; ¿Será que este año tendremos la misma corazonada como con Green Book de Peter Farrelly?

Deja un comentario