Rise es el nuevo disco de The Hollywood Vampires, banda integrada por Alice Cooper, Joe Perry y el actor Johnny Depp.

Rise
Rise cover

Ya han pasado cuatro años desde que Alice Cooper, decidió unir fuerzas con el mítico Joe Perry, guitarrista de Aerosmith, y con Johnny Depp para formar un grupo cuya finalidad original era rendir tributo a todos los amigos de Coop que habían fallecido a causa de las drogas y el alcohol (que no eran pocos). De hecho, en 2015 vio la luz un álbum homónimo lleno de versiones de clásicos de diferentes artistas y bandas desaparecidas como Led Zeppelin, The Who, Jimi Hendrix o Badfinger entre otras, así como tres composiciones propias tales como The Last Vampire, Raise The Dead y My Dead Drunk Friends.

Rise es el álbum que los seguidores de este peculiar proyecto estaban esperando ya que, por fin, será posible disfrutar de más canciones de la propia factoría del grupo.

En este LP nos toparemos con una gran versión de Alice Cooper, lo que resulta aún más plausible cuando se cae en la cuenta de que tiene 70 años a sus espaldas, y de Joe Perry (tremenda leyenda de la guitarra), así como de un buen Depp (se nota que por su sangre fluye buena música). La producción suena limpia y mucho más lograda que en mencionado debut.

El disco comienza por la buena senda de la mano de I Want My Now y sus siete minutos de despliegue rockero. La guitarra de Perry comienza a relucir desde el primer segundo, construyendo progresivamente una base instrumental que recuerda a los álbumes noventeros de Aerosmith.

Pronto entra Mr. Alice Cooper y su inconfundible voz, para darnos la bienvenida a esta nueva entrega. La canción, aunque es simple y seguramente se exceda en lo que a duración se refiere, supone una interesante apertura gracias a la mencionada actuación de Perry, el cual goza, además, de un breve espacio instrumental en la segunda mitad de la canción, y a un estribillo efectivo.

Prosigue la escucha con una breve pista atmosférica llamada Good People Are Hard To Find que prepara al oyente para escuchar la adictiva Who’s Laughing Now?, primer single que pudimos escuchar de Rise. Este tema también lleva la firma de la “factoría Cooper”, con un tono oscuro y chulesco tanto en lo vocal como en lo instrumental.

Una vez más nos topamos con treinta segundos atmosféricos bautizados como How The Glass Fell, los cuales tienen como instrumento principal un clavecín, antes de que dé inicio una de mis canciones preferidas de Rise. The Boogieman Surprise suena ácida, con un riff macarra muy propio de Perry, recordando un poco al tema Last Child de Aerosmith, y con una actuación magistral de un siempre cumplidor Alice Cooper. El tema es sencillo y pegadizo, pero funciona como pocos.

The Wrong Bandage se presenta como otro tema instrumental de menos de 30 segundos de extensión (¿tal vez una idea algo explotada ya?) justo antes de que Joe Perry cante You Can’t Put Your Arms Around A Memory, original de Johnny Thunder, una de las dos versiones que este veterano artista se ha marcado a lo largo de Rise.

Si bien es cierto que Perry no destaca precisamente por ser superdotado como cantante, creo que tanto en este cover como en el posterior People Who Died de Jim Carroll, el bueno de Joe está más que notable tras el micrófono. El otro tributo que encontramos en el disco lleva la voz de Johnny Depp y consiste, ni más ni menos, que en una versión de la mítica Heroes de Bowie que llama la atención por lo bien que este canta.

Volviendo al orden real de las canciones del disco, es el turno de Git From Round Me que, a mi modo de ver, no termina de explotar y es de lo más prescindible de todo el álbum. Tras The Pitiful Beauty el nivel vuelve a subir ligeramente con New Threat gracias a una gran actuación de Alice, así como de la buena sección instrumental que crea la banda.

Viajamos al pasado más legendario y oscuro de Alice Cooper de la mano de Mr. Spider, la cual desde su título ya nos hace pensar, como no podía ser de otra forma, en Black Widow de su mítico Welcome To My Nightmare. Esta canción suena oscura durante sus seis minutos de extensión y, una vez más, vuelve a regalarnos al mejor Cooper tras el micrófono.

Encaminamos la recta final con We Gotta Rise, un tema extraño (suena a cántico o himno de fútbol) que yo habría eliminado del disco, la mencionada People Who Died y la final Congratulations con la que este conjunto echa el cierre a la obra a través de melodías acústicas y la voz de un teatral Cooper.

Mentiría si dijera que Rise es un álbum imprescindible y que todo rockero debe escuchar, pero no por ello dejo de recomendarlo como lo que es en realidad: un proyecto anecdótico capitaneado por dos músicos de primera como Alice Cooper y Joe Perry, así como por la curiosa presencia de un actor que ha gozado de tanta fama en los últimos años como es Johnny Depp. Hay canciones bastante buenas y salvables, como los dos singles originales o las versiones de otros artistas, pero no es una obra que va a pasar a la historia del Rock. No obstante, siempre es bueno disfrutar de material nuevo firmado por músicos veteranos que, como decía Bowie, siguen siendo “héroes” en nuestros días.

Deja un comentario