Chromeo, una de las mejores propuestas del electro funk, vendrá a nuestro país para renovar la energía de los capitalinos y, de los que se dejen.

Chromeo CDMX 2019

Imagina que decides estudiar una licenciatura en literatura, es tu primer día de clases, vas motivado y lleno de expectativas acerca de tu futuro, llegando al salón ves a uno de tus músicos favorito al frente del pizarrón, preparado para darte una buena lección de cómo se usan las letras correctamente.

Para la oficina de Bizarro.FM es un sueño, pero para los estudiantes de la Columbia University French en New York es una realidad ver sentado en el escritorio a David Macklovitch de Chromeo.

Chromeo es una banda inició justamente en la escuela, cuando Macklovitch y Patrick Gemayel, cursaban la preparatoria. Tenían gustos, pensamientos y una visión idéntica; querían hacer maravillas con su vida. Formar una banda que les permitiera desarrollar sus talentos artísticos.

Terminado sus estudios superiores, aquellas ideas se convirtieron en un proyecto con pies y cabeza, con una estructura madura y bien definida proveniente de su formación estudiantil. Para el 2002 Chromeo ya era una realidad; es la clara prueba que cuando la formación académica y la creación escénica se juntan, hacen cosas impresionantes.

Su primer álbum salió hasta el 2004 bajo el título de She´s in Control, este material incluye vestigios del de hip-hip clásico, que podemos notar fácilmente gracias a la cantidad de veces que interviene el saxofón. Los arreglos están bien marcados, el sintetizador se desliza con fuerza a lo largo del disco; una estupenda opción para impresionar a la industria musical.

A pesar que She´s in Control no llegó, por completo, a los rincones que esperaban, les abrió las primeras puertas. Una editorial independiente les daría la oportunidad de grabar una recopilación de mezclas electrónicas; en el 2005 saldría Un Joli Mix Pour Toi, una de sus piezas más raras y difíciles de encontrar, resguardada solo para coleccionistas.

El proceso creativo para la creación de su segunda producción discográfica bautizada como Fancy Footwork (2007), cuya dirección está apegada a los sonidos estéticos del funk con los toques dinámicos del dance. Un ejemplo que evidencia la evolución creativa de la banda.

Si su primera maqueta los haría avanzar, Fancy Footwork les daría a probar las mieles del esfuerzo. Durante 730 días viajaron alrededor del planeta tierra mostrando su capacidad, pisando festivales como Glastonbury, Fuji Rock, Lollapalooza, Coachella, entre otros.

Cargados de fuerza y con el voto de confianza por parte del público, en el 2010 regresaron al estudio para lanzar Business Casual cuyo éxito se ve reflejado en la posición de las listas Billboard de algunos países como Estados Unidos, Australia, Cánada y el Reino Unido.

Este 2019 cumplen 17 años de trayectoria, de su repisa de trofeos ya cuelgan cinco discos y algunos muy merecidos premios MTV a la mejor banda. El año pasado, su más reciente álbum vio la luz: Head Over Heels (2018), cuyo arte parece formar parte de una serie acústica, muy probablemente hay mucho material que aún esta en proceso.

Este trabajo los ha traído hasta México. El próximo 11 de mayo los podremos disfrutar en el lineup del Corona Capital Guadalajara, y si eres de aquellos que desafortunadamente no puede salir de la ciudad, dos días después viajaran a la CDMX para un show en solitario. No hay pretexto, asiste y disfruta de la magia de Chromeo. Aquí toda la información.

Chromeo en la CDMX

Fecha: Lunes 13 de mayo del 2019

Hora: 21:00 h

Venue: El Plaza Condesa

Boletos: Ticketmaster

Precios: 

  • Pista: MX $570.00 + MX $119 IVA (cargos no reembolsables).
  • Personas con discapacidad: MX $570.00 + MX $119 IVA (cargos no reembolsables).
  • Salas: MX $720.00 + MX $139.00 IVA (gastos no reembolsables).
  • Palco: MX $720.00 + MX $139.00 IVA (gastos no reembolsables).
  • Balcón: MX $850.00 + MX $157.00 IVA (gastos no reembolsables).

 

Deja un comentario

Diego Vazquez
Príncipe de Cd. Nezahualcóyotl. Partidario de la libertad artística, voy por la vida defiendo a los bulleados musicales aunque no siempre gane.No existe música sin sentido, solo gente sin sentimientos.