¡Shazam!podría convertirse en una de las fuertes representantes de las adaptaciones cinematográficas de DC Comics.

La incalculable curiosidad e imaginación que un niño posee abre paso a un camino repleto de oportunidades para poder crear historias que alimenten la fantasía circundante en la mente infantil. Incógnitas como: ¿Qué harías si fueras un adulto?, ¿cuál es tu superhéroe favorito? o ¿Prefieres volar o ser invisible?, son sólo algunas de las inquietudes de la niñez que la película de Shazam (2019) intenta responder a través del universo cinematográfico de DC Comics.

En una época donde la desmesurada maquinaria publicitaria detrás de las grandes producciones fílmicas de superhéroes se ha encargado de invadir las salas de cine, para bien o para mal, nos encontramos con un número reducido de propuestas interesantes dentro de las famosas adaptaciones de comics, y aquí es dónde el trabajo del director David F. Sandberg (Lights Out,2016) se convierte en una atractiva pieza de entretenimiento puro.

Convirtiéndose en una enorme bocanada de aire fresco ante la pesada y densa línea “oscura” que DC y Warner Bros ha intentado construir en sus historias desde Man of Steel (2013), la nueva entrega de dichas productoras, protagonizada por el carismático Zachary Levi (Shazam), funciona como un ejercicio nostálgico de nuestros deseos infantiles más entrañables.

Asher Angel (Jolene, 2018) interpreta a Billy Batson, un joven huérfano que es elegido por un místico mago para heredar sus increíbles habilidades, con el objetivo de detener a siete demonios que representan a los pecados capitales; al pronunciar el nombre “Shazam”, Billy se transforma en un adulto con poderes similares a Superman (fuerza, velocidad, vuelo, entre otras.).

Si bien la película intenta contar el origen de un súper humano, con dosis de humor bien colocadas, también logra transportarnos a aquella época donde los sueños formaban parte del día a día de cualquier niño, haciendo referencias puntuales a filmes como Big (1988) o la misma 13 Going on 30 (2004).

Sin caer en el lugar común de la comedia de pastelazo, la película se va transformando en una emocionante historia llena de acción bien encaminada tanto para jóvenes como para adultos, con personajes entrañables que logran una empatía casi instantánea con el espectador.

Por otro lado, una de las constantes fallas en el género de superhéroes que son llevados al cine es la construcción de villanos; siendo un caso completamente contrario con el antagónico del poderoso Shazam, hablamos de Thaddeus Sivana (Mark Strong) quien logra funcionar como un buen contrapeso del cómico héroe en pantalla, y cuyas motivaciones se mantienen firmes y coherentes dentro del propio universo de la película.

¡Shazam! podría convertirse en una de las fuertes representantes de las adaptaciones cinematográficas de DC Comics, tal vez por delante de la reconocida Wonder Woman (2017), pero muy por detrás de la afamada trilogía del Caballero de la Noche dirigida por Christopher Nolan (Inception, 2010). Una apuesta que pudo caer en lo risible, pero que logró convertirse en una emocionante historia de acción infantil.

Te compartimos el trailer. Si ya la viste y estás de acuerdo o no con esta reseña, esperamos tus comentarios en la sección correspondiente de esta nota.

  • Dirección: David F. Sandberg
  • Reparto: Zachary Levi, Asher Angel, Mark Strong, Jack Dylan Grazer, Grace Fulton, Ian Chen
  • 2019/EU
  • Duración: 132 min
  • Guión: Henry Gayden (Basada en Shazam! de Bill Parker)
  • Montaje: Michael Aller
  • Fotografía: Maxime Alexandre
  • Warner Bros Pictures, DC Comics

Deja un comentario

RivaKun
Pesimista patológico al puro estilo de Woody Allen. Amante del cine, fotografía y arte. Adicto a la televisión y los deportes, en especial el fútbol.