El nuevo disco de The Drums, Brutalism, es de una diferente manufactura. Te contamos porque.

brutalismJonny Pierce, ahora como un lobo solitario, mantiene a flote el proyecto The Drums sin la compañía de su mejor amigo de la infancia y co-creador de la banda, Jacob Graham que se sumó a la partida de los otros dos integrantes originales Connor Hanwick y Adam Kessler.

Con la partida de los demás ex-integrantes, Pierce es el encargado de remar con sus propias ideas pero sin dejar de lado aquel sonido Indie Surf que llevó a The Drums a la cúspide desde aquel álbum homónimo y que reclutó a una cantidad irrefutable de jóvenes fanáticos alrededor del mundo.

Brutalism es la segunda obra a manos enteras de Jonny como solista en The Drums, siendo el primero Abysmal Thoughts en el 2017 con una pésima recepción tanto de la crítica como del público, pero en dónde ya podíamos apreciar líricas mas crudas, sinceras y hasta reveladoras de la vida de Pierce, algo que en sus primeros discos con banda completa no pudo reflejar del todo. Aún con eso Abysmal Thoughts no contenía en sus entrañas algo más impresionante y/o destacable que eso.

Brutalism (que sí, se llama igual que uno de los álbumes de IDLES) empieza con un Electro-Pop muy bien trabajado con Pretty Cloud y su constante ritmo que hace que no pierdas el hilo en ningún momento del track, para pasar así con el primer sencillo del material lanzado en la primera quincena de enero de este año, Body Chemistry y la integración de batería y esas guitarras que recuerdan la esencia de The Drums en una de las mejores canciones del Brutalism.

626 Bedford Avenue es el segundo sencillo que se dio a conocer en febrero, y también es una de las canciones más reveladoras e íntimas de Pierce en la que relata un encuentro casual y sus consecuencia, entre música pop que no baja la guardia respecto a sus dos antecesoras. Justo como también lo logra Brutalism, tema que da nombre al disco con una lírica irónica, divertida, y buena sin ser exagerada. Digamos que, me atrevo a decirlo, Brutalism es la mejor canción de este álbum.

Otra pieza de esas reveladoras es Loner donde Jonny Pierce se siente agobiado por la soledad y por lidiar con su ansiedad, es donde él confiesa que quiere seguir moviéndose por el mundo y no vivir sin tener alguna actividad o sin conocer gente. Luego llega I Wanna Go Back, una balada que va más a tono con la letra pasional sobre la estabilidad emocional de Pierce ante un amor (o desamor) que por su vida ocurrió.

El ritmo vuelve a aumentar a base del bajo y guitarras surferas en Kiss It Away, otra que recobra los inicios de The Drums con un buen coro incluido, para bajar las emociones de nuevo en My Jasp que está compuesta en su duración a base de guitarra acústica que acompaña la voz y letras de Pierce en diferentes tonos. My Jasp, a pesar de ser la menos poderosa del Brutalism, también tiene su encanto.

El disco cierra con su novena canción de título Blip Of Joy, otro que podría ser lanzado como sencillo de este Brutalism que es fresco, digerible y que aporta algo más allá de parte del que ahora es el único protagonista de The Drums.

Brutalism es para el músico neoyorquino un diario con sus escritos íntimos de sus relaciones amorosas, sus miedos, su depresión por la que atravesó a raíz del mismo amor y la ansiedad por la que en sus días más oscuros atravesó.

Es un cuaderno de confesiones a ritmo Indie Pop que al escucharlo te confunde, porque es una infelicidad con la que puedes bailar e incluso reír por la ironía de sus letras, pero es un disco con el que también puedes llorar y deprimirte al sentirte identificado. Jonny Pierce aka The Drums, logra algo muy al estilo de Belle And Sebastian, pero con toques más surf que también logra emanar esos grandes aires de The Drums en sus inicios con su homónimo de la primera década de los 2000.

Brutalism es el comienzo real solista de Pierce dejando de lado Abysmal Thoughts. Un disco Pop que se le augura una buena recepción el próximo 5 de abril en su lanzamiento oficial.

Deja un comentario

Reseña Panorama
Brutalism
Ángel Santillán
Explorador galáctico de las órbitas musicales. Vivo en una y mil canciones más.