Dumbo llega a México con música que te hace volar

288

Ya se estrenó Dumbo en México. Algo que nos tiene emocionados es la música de esta película.

Desde el más dulce amor de una madre, pasando por orígenes demoníacos, encuentros con las animas y burlas racistas;  la ya mítica BSO del filme animado Dumbo siempre nos ha dejado conmovidos y hasta ligeramente asustados, sin embargo una de las mejores películas que ha tenido Walt Disney Pictures es lo que es gracias a su contenido musical; ¿qué es lo que tienen de grandiosas sus canciones que ha casi 70 años de su estreno nos siguen fascinado?

Una borrachera y animas paquidermos

Cuántas teorías no hemos escuchado hasta el cansancio, que si es una invocación al mal (la letra en español parecía que sí), que si la masonería, hasta rituales infernales; la única realidad es que Elefantes rosas en la parada es una pieza musical escrita por Ned Washington y musicalizada por Oliver Wallace y Frank Churchill; la espeluznante tomada nos narra cómo después de una noche de “burbujas” y agua corriente, Timoteo y Dumbo acaban con alucinaciones épicas que nos hacen dudar si era champagne o LSD; sin embargo la letra no es nada maligna en comparación con la traducción al español latino a cargo del estudio Sono Film en Argentina; la dirección de Luis César Amadori fue que nos dio esa estrambótica traducción con versos como el de:

Yo que al diablo desafié
y que la cola le arranqué
los elefantes tricolor
han hecho que pierda mi gran valor”

Además su fabulosa animación no fue realmente de Salvador Dalí como mucha gente siempre ha asegurado, todo fue obra de un grupo liderado por Herb Ryman; eso sí, gracias a esta escalofriante animación fue que Salvador Dalí en la post guerra se alió a Walt Disney y trabajo en Destino su única obra concluida debido al trabuco de carácter que eran ambos.

El amor de una madre

Nominada al Oscar de 1941 como “Mejor canción original”  compuesta por Frank Churchill y Ned Washington, es una de las canciones más conmovedoras que Walt Disney Pictures ha tenido en su historia.

La separación de Baby Jumbo y la Sra Jumbo es sin duda un evento que hasta a los corazones más duros les sacarán más de una lágrima, todo esto se ve reflejado en los poco más de dos minutos que preparan al pequeño paquidermo para dejar a su madre e ir al circo ha dejar su honor ante las burlas del cruel público.

La letra sin duda es una de las más bellas y con todo y su traducción a la lengua latina está no perdió su belleza, al contrario, nos regalo estrofas como:

Hijo del corazón
deja ya de llorar,
junto a ti yo voy a estar
y nunca ya te han de hacer mal

Lo sé, créanme que yo también estoy llorando.

Racismo, plumas y vuelos inesperados

Las distintas versiones de Un elefante volar fueron tachadas (y con justa razón) de ser increíblemente racistas; la versión en inglés sonaba a pobladores del sur de USA, Latinoamérica con una versión mucho más de la costa, pero la realidad es que está parte del BSO de Dumbo nos regala el sentimiento de la sorpresa que nos puede regalar un evento totalmente inesperado, pero más allá de sus polémicas o no, quedemos mejor impregnados de una parte clave de esta canción:

El tiempo vi volar y lo vi pasar, y mi dinero vi volar sin aterrizar

La misión es complicada, pero esta semana llega Dumbo de Tim Burton a la cartelera nacional y Danny Elfman tiene una misión más que complicada pero que todos estamos ansiosos por escuchar, por lo pronto Arcade Fire ya libero su versión de Baby mine.

¿Será tan genial el BSO de Danny Elfman cómo el del mítico Oliver Wallace, Frank Churchill y Ned Washington?

Deja un comentario