Si tenemos que nombrar a los artistas que generan más vanguardia hoy en día dentro de la electrónica contemporánea, sin duda Toro y Moi debe estar entre esos nombres.

toro y moiEmpezando con ese punto, quiero destacar la mente genial del músico, productor y diseñador Chaz Bear, mejor ubicado como Toro y Moi, para ir innovando disco a disco sus ritmos y entre mezclarlos para dar nuevas formas de corriente musical.

En este nuevo material titulado Outer Peace, se encuentran referencias contemporáneas de hip hop (y hasta Trap) mezcladas con funk, eurodance y elementos ambientales, todo entrelazado de forma experta y conservando la estética por excelencia de Toro. Outer Peace es el paso más reciente a lo largo del viaje de Chaz, y le promete al oyente una pequeña porción de información sobre su compleja y dinámica mente.

Poco tiempo después del lanzamiento de su disco de 2015 What For?, Toro y Moi empacó sus pertenencias, dejando la comodidad de Oakland por la relativa soledad de Portland para escribir Boo Boo. Alejado de la familiaridad de su entorno, Bear se centró en lo que se convertiría en su próxima declaración sonora. Al hacerlo, le impresionó el reinado que la tecnología tiene en nuestras vidas cotidianas y su capacidad para eclipsar la creatividad. Su cambio de ambiente dio lugar a la ausencia de disturbios y, en esos espacios silenciosos y tranquilos, la creación de música actuó como una protesta a favor de la paz.

Habiendo regresado a Oakland, el nuevo álbum de Toro, Outer Peace, representa las lecciones aprendidas al hacer Boo Boo, una respuesta al estado de arte prescindible que es producto de la gratificación instantánea. El ingenio de Bear revela una expresión multifacética de su universo en este material. Es el espacio entre lo accesible y lo poco convencional donde nos invita a experimentar la paz exterior, que se basa en encontrar la paz en condiciones antitéticas: estar atrapado en el tráfico, buscar tu próximo cheque como freelancer o tu quincena godín y todos los demás momentos caóticos en la vida que requieren excavar en la superficie para encontrar consuelo.

Este álbum no es una desviación de las raíces de funk y disco de Toro, que se pueden escuchar en Ordinary Pleasure, para después fusionarse en variaciones de house con pistas como Freelance y Laws of the Universe, esta última con su mención a James Murphy, líder de LCD Soundsystem y la referencia muy marcada de su canción Daft Punk Is Playing In My House: “James Murphy is spinning at my house I met him at Coachella”.

Los interludios suaves se funden en ritmos acelerados, paralelos a la sensación de conducir a través del Área de la Bahía, donde Bear pasó la mayor parte de su tiempo escribiendo este álbum.

Outer Peace es un buen álbum del estadounidense, con todo y su problemática de empezar con las mejores canciones y terminar un tanto desfallecido y guango con las canciones más simplonas. Aún con eso, es un disco con una fórmula medianamente buena para ser escuchado de principio a fin. Algo que quizá solo el paso de los días y el tiempo, le brinde créditos para ir envejeciendo de buena manera.

Outer Peace es dualidad. Representa cualquier forma que elijas para habitar en el momento. Escucha y deja que tu imaginación se convierta en el universo. Porque eso sí, algo que es un hecho definitivo, es que Toro y Moi sigue destacando a cada paso sigue dando.

Ángel Santillán
Toro y Moi - Outer Peace: La dualidad y escape de una mente ingeniosa 1

Toro y Moi - Outer Peace

Puntuación del editor:
3

Deja un comentario

Reseña Panorama
Calificación
Ángel Santillán
Explorador galáctico de las órbitas musicales. Vivo en una y mil canciones más.