El Lunario se llenó y así el Streetlight Manifiesto nos brindó un concierto muy poderoso que marcó el rumbo de los conciertos de ska para este año.

Un par de bandas fueron las encargadas de empezar a calentar El Lunario, entre ellas, La Rikita Banana, una de las bandas más importantes del skapunk nacional y que al parecer, están de de  regreso y en forma.

Con algunas presentaciones esporádicas, Rikita Banana, originarios de Mérida, llegaron para reventar el escenario, por lo que pudimos recordar rolas como Nada, Te rogué y más éxitos de su disco ¿ Por qué no ?

Ska punk desde Nueva Jersey con el Streetlight Manifiesto

La banda sale de los estándares que se manejan en la gran manzana, donde el ska tradicional tiene mayor fuerza y el Streetlight Manifiesto le pone más sabor con el excelente skapunk que hacen.

Un ritmo característico de Los Ángeles, tal vez por la calidez de la gente, que adoptaron muy bien y lo han llevado a su máxima expresión desde 2002.

A la banda se le vio muy a gusto sobre el escenario, cada rola fue un trancazo de energía y el público que se dio cita los recibió de manera fascinante, gritos, aplausos y sobre todo la gente coreaba las rolas, que seguramente los músicos quedaron impresionados al darse cuenta de la cantidad de fans que tienen en CDMX.

El público y la banda parecían uno mismo

Una sección de metales que se llevó la noche y un público que se convirtió en protagonista al corear todas las de la banda, lo que hizo de la noche algo único, porque al tener esta buena interacción del público, los músicos pudieron disfrutar su ejecución.

Si ustedes no tuvieron oportunidad de ir al concierto, Streetlight Manifiesto no cuenta con un vocalista, por lo que encontrarse con un público dispuesto a formar parte del show, hizo que la noche fuera aún más especial.

El setlist estuvo muy bien pensado, hicieron un recorrido por sus 4 discos manteniendo un ritmo musical muy poderoso.

También fue importante ver a músicos de bandas mexicanas en el concierto, tuvimos la oportunidad de convivir con Muñeco de Nana Pancha, Chris Renton de The Podridos, Marino del Chingadazo de Kun Fu, Mike Tajobase quien define el concierto como “Una puta joya” y varios más que estaban entre el público disfrutando.

La pauta está marcada para continuar con los conciertos este año, la energía con la que inició el año va a ser difícil mantenerla pero, seguramente tendremos presentaciones que logren superar o queden por el mismo tenor de lo que se vivió.

Deja un comentario