Tratando de recurrir a comedia de situación que inicia a ser característica, en esta versión del líder de los mares, Aquaman con Jason Momoa es otro intento de Warner de emular sus joyas de Christopher Nolan sin el sabor de las películas del hombre murciélago.

Aquaman – USA 2018

  • Dirección; James Wan
  • Jason Momoa, Amber Heard, Nicole Kidman, Willem Dafoe, Patrick Wilson
  • Guion: David Leslie Johnson-McGoldrick, Will Beall (Historia: Geoff Johns, James Wan, Will Beall. Personaje: Paul Norris, Mort Weisinger)
  • Música: Rupert Gregson-Williams
  • Fotografía: Don Burgess
  • DC Comics / DC Entertainment / Warner Bros.

La desesperanza e inclusive desesperación de DC/Warner de ver cómo la audiencia nomás con nada caía en sus redes y se iban bastante felices a adquirir más taquilla y souvenirs de sus vecinos “Maravilla”, han hecho que la seriedad e incluso sobriedad de DC este quedando guardada para los fans de más corazón y nos comiencen a entregar más contenido muy ad hoc a los tiempos actuales.

La reina Atlanna (Kidman) por azares del destino (huye de un matrimonio arreglado) llega al faro de valga la redundancia del hombre del faro (T. Morrison) y fruto de ese encuentro comienzan a sentir sentimientos afines que nos dan como resultado el nacimiento del pequeño Arthur; sin embargo la vida no es justa con la reina Atlanna y el hombre del faro y está debe renunciar a su felicidad para que su familia pueda sobrevivir a la cacería que comienzan a emprender los atlantes.

Ese es el origen y que marcará mucho para Arthur (J. Momoa) como comienza a encarar la vida de ser un “metahumano” después de los hechos afrontados en Justice League, situación que hace que la princesa Mera (A. Heard) lo considere apto para poder oponerse a los malévolos planes que tiene su prometido el príncipe Orm (P. Wilson) de declararle la guerra al mundo terrestre obteniendo el control de todos los ejércitos de los 7 mares.

Hablar del film en sí es que tenemos una pieza muy vista ya en el mundo de los cómics, Aquaman (Momoa) está en el clásico conflicto de origen; deberá enfrentar sus demonios (2 villanos como Manta y Príncipe Orm) teniendo ayudas como la atinada participación de Willem Dafoe como Vulko; sin embargo la gran clave es que en esta ocasión DC/Warner dejaron como capitán de este barco a un auténtico marinero de aguas turbulentas como James Wan (The Conjuring) sin duda el director logró traer frescura a un universo que ha perdido mucho brillo; todo resultado de una constante batalla de MKT ante el grupo de Marvel/Disney y esto es clave en los resultados que obtendrán al ver este film.

Debemos destacar las buenas actuaciones del cast, sin duda lucen comprometidos con un personaje que con el paso de los años siempre fue hecho menos por sus poderes por la comunidad Geek, la actuación del imponente Jason Momoa (Game of thrones) le da sin duda un lado más excitante al “Rey de los mares” que nos tenía acostumbrados a ser un niño rubio bonito que domaba caballitos de mar y se comunicaba con delfines; está versión mucho más underground le da el toque de rudeza que tanto anhelaban los fans del universo cinematográfico de DC.

Dentro de lo malo y que esto es lo que será más identificado por los auténticos seguidores de DC es que Aquaman realmente nunca ve comprometida su integridad tanto física como moral en ningún momento; este tipo de acontecimientos son siempre claves dentro de la editorial y últimos films de DC/Warner y es algo que se verá como una medida “Desesperada” para poder equipararse con las creaciones de Disney/Marvel.

Otro punto que al final no me convenció del todo fue mucho del necesario abuso del CGI, la fotografía de Don Burgess que nos llevará a conocer el mundo horripilante de The Conjuring ahora nos transporta a la Atlántida pero si hay algunos momentos que nos hacían olvidar que estábamos ahí y creo que ese es el principal problema que parecía iba por buen curso.

Aquaman de James Wan protagonizada por Jason Momoa es sin duda pasar un buen rato en el cine sin el clásico tono obscuro que tanto gusta a los adeptos de DC Comics por lo cual ese es su principal defecto, sacrificar sus raíces y valores en busca de la aceptación de los palomiteros de los cómics que siguen enamorados de Marvel/Disney.

Deja un comentario