Después de 10 años de estar en medio de un conflicto interno, los hermanos Cavalera, se reúnen para revivir las canciones que los llenaron de gloria. Uno de los destinos es México.

Max e Iggor Cavalera en el Circo Volador ¿Cómo reparar el pasado? 1

Brasil, corría la década de 1984, la realidad era muy distinta a la actual. Modernos géneros se desprendían de los instaurados por la historia; el trash metal, uno de ellos.

Un par de hermanos, quienes tenían la intención de materializar sus sueños, tomaron no solo argumentos de este género, entraron al núcleo del metal y le arrancaron los filamentos necesarios para consolidar el proyecto que años más tarde se convertiría en una referencia forzosa: Sepultura.

El tiempo hizo que brotara de uno de los defectos del ser humano, aquel que ha destruido hasta la obra más pura, el ego. Cada integrante de Sepultura tenía ambiciones que al inicio parecían homogéneas, sin embargo, este sentimiento negativo las emancipó, dejando un hueco sin ocupar en la sección de leyendas musicales.

Con la desintegración de la banda se creó un caos de diferencias, aún entre familia. Los dos hermanos fundadores de uno de grupos más innovadores (acusticamente hablando), no lograron acallar esas sensaciones nebulosas y entraron en un conflicto, en el que no solo perdían ellos, también su fiel fanaticada.

Los sabios que manipulan las leyes del universo no podían quedarse con los brazos cruzados. Tanto Max como Iggor concibieron bosquejos de bandas que iban subiendo poco a poco, pero nada comparado al nivel acostumbrado.

Con algunos fracasos y aciertos conseguían victorias inmediatas, un día, cansados de la soledad, decidieron confrontarse y solucionar las asperezas, con ello, una ola de cosas positivas se avecinaba, una, fue su regreso al escenario como una sola masa de talento.

Este 2018 emprendieron un viaje al rededor del mundo, para que todos pudiéramos contemplar el candor de la reconciliación en todo su esplendor, mismo que parece ser eterno, por lo que ahora, pueden reclamar ese lugar que les pertenecía desde el principio.

El tour, también tiene como objetivo recordar algunas estructuras musicales, en especial Beneath The Remains (Sepultura 1989) y Arise (Sepultura 1991). Es una excelente oportunidad para conocer lo que hay después de la obscuridad, de vivir en carne propia la sensación de renovación.

No querrás perderte este evento de cualidades mágicas, asiste, se parte de esta nueva etapa, toma como ejemplo a Max e Iggor Cavalera y reconciliate con el pasado, apuesta por las cosas grandes ¿Crees estar listo?

Max e Iggor Cavalera en CDMX

Fecha: 23 de octubre de 2018

Hora: 20:00

Venue: Circo Volador

Venta de boletos: Superboletos

Precio: General: MX $762

Deja un comentario

Diego Vazquez
Príncipe de Cd. Nezahualcóyotl. Partidario de la libertad artística, voy por la vida defiendo a los bulleados musicales aunque no siempre gane.No existe música sin sentido, solo gente sin sentimientos.