El ring, el gran y majestuoso campo de batalla lleno de encuentros entre luchadores que muestran su profesionalismo y sed de ganar en ese minado territorio.

¿Cuántos encuentros entre luchadores se han realizado limpiamente y con profesionalismo? A pesar de que la lucha libre se considera un deporte, hay casos en los que parece todo menos eso, como lo sucedido recientemente entre Chessman y Mascarita Sagrada.

Otro día en el que se encuentran arriba de esa gigante forma geométrica, el ring. Pasado el tiempo de la pelea, Chessman está a pasos de llegar a ser el ganador frente a su contrincante y Mascarita Sagrada con su pequeñísima altura, alcanza la cuerda más alta del cuadrilátero aplaudiendo y festejando la victoria de Chessman. Pero huele a traición.

guardia

Chessman se desquitó con Mascarita Sagrada, sin deberla ni temerla, el pequeño luchador mexicano salió volando desde lo más alto del ring. Pero, si pensabas que los luchadores no podían tener héroes que los salvaran del mal, pues te decimos que es posible, Mascarita Sagrada sobrevivió de la voladora que le dio Chessman, gracias a El Emperador.

El Guardia lleno de furia por el gran abuso de fuerza de Chessman contra Mascarita Sagrada, no puede dejar que el grandulón siga tomando alevosía y ventaja de personas que ni se meten con él, por ello el símbolo de las galletas Emperador lo retó a una pelea para hacer justicia, sin duda será una Lucha Legendaria.

Apoya a este héroe, el nuevo justiciero de la lucha libre mexicana?, con el hashtag #GuardiasAlRing. ¿Vencerá el mal o la sed justicia de El Guardia del Emperador hará que Chessman piense dos veces antes de actuar?

Deja un comentario