Chingadazo de Kung Fu presentó su nuevo disco en el Lunario.

Existen fechas en el año que se quedan marcadas y que son un parteaguas en la vida de un proyecto musical, en la vida de las personas, en general; en la memoria.

Recuerdo el 29 de junio como una fecha muy importante para la escena independiente del Rock Nacional. Por un lado se cumplía la fecha del tan esperado Plaza Condesa de LNG/SHT. Ese mismo día, en escenarios distintos, De Nalgas cerraba un ciclo muy exitoso llamado: Vulgar Dulce Hogar.

A través de la herramienta más poderosa que ha existido en la última década, las redes sociales, Chingadazo de Kung Fu anunciaba la presentación del tan anhelado nuevo disco: Me pongo hasta la Madre porque estoy hasta la madre. La fecha… viernes 21 de septiembre de 2018.

Por fin llegó el día, como es usual, se publicó el cartel definitivo del show, los invitados: Seis Pistos y Nadiëscucha. Pasadas las 7 de la noche la banda originaria de Chihuahua, Seis Pistos saltó al escenario. Desde el primer feeling de batería que hizo retumbar al Lunario captaron la atención del público demostrando con hechos los más de 20 años de trayectoria que respaldan a la banda. La canción más coreada fue: Mil veces tema que llevó a la banda a la rotación continua de MTV y que hacen en colaboración con Marino de Chingadazo De Kung Fu.

Posteriormente Nadiëscucha subió al escenario. Fue una presentación mediana y poca gente pudo conectar con la banda, a pesar de tener en sus filas a un integrante con una amplia trayectoria como lo es Ricardo Treviño ex PXNDX. La banda no pudo continuar con los estándares que Seis Pistos dejó sobre el escenario.

Como era un poco de esperarse, y siguiendo un poco la línea que propuso LNG/SHT en su pasada presentación en el Lunario; Chingadazo de Kung Fu apareció en el escenario tras la proyección de videos que matizan la evolución personal y musical que los integrantes vivieron a lo largo de su vida.

El show se dividió en dos partes, la primera parte fue un show muy clásico del Chingadazo; mismo que desde 2017 año que conocí su show ejecutan, mismos diálogos, mismos chistes pero con el plus de tener invitados especiales como: LaloBilly y Chucho Tormenta de Los Pandilleros y PePon de Seguimos Perdiendo.

La segunda partes comenzó con la aparición sobre el escenario de los papás de cada uno de los integrantes. Cada familiar con el instrumento musical de su hijo e intentando simular sobre un playback lo que sus hijos hacen sobre el escenario. Este acto dio paso a la presentación de las canciones que componen el nuevo disco de la banda. Cabe mencionar que en ningún momento el público perdió el ánimo ya que algunas canciones ya se habían publicado, y bueno… los verdaderos fans siempre encuentran el modo de aprenderse las canciones por más nuevas que estas sean.

Lo destacable: Un show emotivo en donde los miembros de la banda tuvieron la oportunidad de agradecerle al público todo lo que les ha brindado a lo largo de su carrera, a sus familias y parejas por siempre estar ahí siendo un soporte muy importante en sus vidas.

Reflexión: Chingadazo de Kung Fu encontró la fórmula narrativa para poder conectar con una generación a la cual por cuestiones de edad ellos no pertenecen. Sin embargo el discurso de las canciones puede llegar a caducar ya que es muy similar al primer disco, no para el público, sino para la banda. La madurez personal de un adulto de 30 años no coincidirá con lo que los adolescentes quieren seguir escuchando de ellos y se convertirá en una falacia lo que están interpretando.

Chingadazo de Kung Fu Chingadazo de Kung Fu Chingadazo de Kung Fu Chingadazo de Kung Fu Chingadazo de Kung Fu Chingadazo de Kung Fu Chingadazo de Kung Fu Chingadazo de Kung Fu

Deja un comentario