El nombre del nuevo disco con la personalidad de A.A.L (Against All Logic) lleva por nombre 2012 – 2017.

nicolas jaar aal“Siempre me resulta gracioso cuando anuncios dicen que algo es ‘el primer sencillo de Nicolas Jaar en tres años’, ya que he trabajado bajo muchos nombres diferentes”, estas fueron las palabras que el músico y productor de origen chileno mencionó a una entrevista para la revista Crack Magazine, y que Pitchfork se encargó de recordar dicha entrevista para informarnos que Nicolas Jaar estaba de estreno con un nuevo álbum bajo un seudónimo que mencionó aquella ocasión en el 2016: A.A.L (Against All Logic).



“Veo cosas como Against All Logic como una continuación de esto”, dijo a Crack Magazine y nos enteramos de esa continuación una semana después de haber salido el álbum el 17 de febrero.  El nombre del nuevo disco con la personalidad de A.A.L (Against All Logic) lleva por nombre 2012 – 2017.

En estos tiempos de internet en el que tienes las cosas inclusive mucho antes de su lanzamiento oficial, Nico logró romper esa barrera y hacer magia para pasar desapercibido (al menos una semana) en esta nueva etapa en la que explora su lado más house y dance con sampleos de soul y hip hop que, hay que decirlo, esta poca madre.

El último álbum de Nico Jaar (bajo su nombre original), Sirens, salió en 2016 y del cual compartió una edición de lujo del disco el año pasado, no le fue tan bien a pesar de tener algunas joyitas de canciones entre su tracklist y luego de proceder también al Space Is Only Noise que está buenísimo.

Esto, claro, sin pasar por alto sus otros dos proyectos como Just Friends, donde colabora con Sasha Spielberg y Darkside con el guitarrista Dave Harrington.

La premisa con la que se enfrenta el disco de Against All Logic es que viene a ser una recopilación de temas de entre 2012 y 2017 que Nicolas Jaar ha ido componiendo como una continuación de sus primeros trabajos con el sello Wolf+Lamb, mucho más enfocados al baile.

Hasta ahí la premisa, pues Jaar no ha hecho ningún comentario al respecto y todo lo que hemos podido saber ha sido gracias a Pitchfork y a Crack Magazine.

Cuando se empieza a reproducir uno piensa que va a conocer el infierno. Bailando sí, como siempre con lo que hace Nico, pero en el infierno. La realidad es otra una vez que la intro de This House Is All I Have empieza espectacular, un tema de soul pantanoso con épica ominosa que se va relajando en la instrumentación, que se va pasando a un soul mucho más brillante y coral y que va dejando los crepitares de ruptura.

Que se acerca a Jungle pero en versión serena, seria. Y es que Nicolas Jaar no puede dejar de aplicar un cariz intelectual a su música a pesar de ser más bailable. 

En I Never Dream, una espiral de house ruidoso con carácter de garage y mucho del Jamie xx más clubero que, igual, se va relajando entre loops imposibles y sutilísimas voces. Que se asienta y no para de crecer la atmósfera del tema hasta que rompe en un sueño de dance brillante.

Some Kind of Game escenifica perfectamente la pretensión de ir, definitivamente, contra todo atisbo de lógica. Es fuego y es incomprensible, es un siempre hacia arriba de disco inferno y probablemente uno de los temas más jodidamente bailables de la discografía de Nicolas Jaar.

Hacia el final se oscurece, se ennegrece, se sumerge en las aguas enlodazadas del deep house y tira hasta de latigazos techno hasta el abrupto final. Una verdadera joya de la corona del rey.

 Know You que rompe cualquier linealidad con un beat que suena mucho a la escuela de Todd Terje, a esa fusión entre el disco franconeoyorquino y el swing.

La sucede, también en otro orden de cosas, Such A Bad Way con sample de I Am A God de Kanye West en el Yeezus, que parece más un nu disco colorido como también le gustan a Jamie xx, que vuelve a ser referencia explícita.

El espíritu de la escuela de Chicago vuelve a poseer You Are Going To Love Me and Scream, que hacia el final se permite algún choque discordante de IDM en la línea de Aphex Twin y alguna distorsión difícilmente perceptible. Y Rave On U, para cerrar, regresa también a los espacios amplísimos del nu disco, a las percusiones y agudas líneas de synth, convirtiéndose poco a poco en un tema ácido que recoge la influencia, como el propio nombre invita a pensar, de la cultura rave y del dance.

Que viaja al deep en el tramo final y que se satura al estilo Maceo Plex, con ese progressive deep.

 Nicolas Jaar se abandona con Against All Logic a la pulsión corporal del disco, al ritmo desenfrenado del funk y al desenfreno del dance y sigue dejando la marca de la casa, la oscuridad penetrante, la aspiración psicodélica, el influjo de beats latinos y el compromiso que va más allá de la música en sí misma donde al final, Nicolas Jaar no pasó tan desapercibido como tal vez él lo hubiera pensado.

Al menos no en esta ocasión con su poco mas de una hora de un set bastante cabrón, dejando como principal conclusión que Nico es un genio de la electrónica moderna y que 2012 – 2017 es el mejor disco en lo que va del año.

 

Fecha
Disco
Nicolas Jaar (A.A.L) - 2012 - 2017:
Calificación
41star1star1star1stargray
 

Deja un comentario

Reseña Panorama
Calificación
Ángel Santillán
Explorador galáctico de las órbitas musicales. Vivo en una y mil canciones más.