La cinta que ganó el premio del Festival de Cine de Los Cabos 2017 y que logró cuatro nominaciones para el actor Willem Dafoe, Proyecto Florida, llega finalmente a las salas de cine de México.

“¿Sabes por qué este árbol es mi favorito? Porque a pesar de que se cayó ha seguido creciendo”. En esta frase, la pequeña Moonee engloba el concepto general de Proyecto Florida, la cinta que refleja el modo de vida de los habitantes de un hotel ubicado en los márgenes del estado sureño, en una zona colindante con la magia de Walt Disney World.

La cinta dirigida Sean Baker, quien rodó con un iPhone Tangerine: chicas fabulosas en 2015, presenta a Moonee, una niña de 6 años que vive con su madre en The Magic Castle, un motelucho (válganos la ironía) habitado por decenas de vecinos que pasan ahí el verano, y que no pueden darse el lujo de llegar a Disneyworld.

La película muestra el día a día de tres pequeños que se dedican a hacer travesuras, ya sea quitándole la luz eléctrica al motel, escupiendo sobre el toldo de los autos, recorriendo el lugar para presentar a los vecinos que lo habitan (a él lo viene a buscar la policía todo el tiempo, ella cree que está casada con Dios), recorriendo la zona invadida de tiendas obsesionadas con el gigantismo (una naranja, un mago, una heladería), o pidiendo dinero para comprar dulces.

Para ellos todo es diversión, no así para los adultos, que viven con la preocupación de pagar la renta y de lidiar con los efectos de la pobreza: la discriminación, el vivir de prestado, la invasión de pulgas en los colchones.

Desde el trailer puede verse el encanto de la pequeña protagonista y su par de amigos, quienes por más insoportables que puedan llegar a ser en sus ocurrencias, jamás provocan hartazgo en el espectador. Al contrario, muy a la manera de Willem Dafoe, quien interpreta al administrador del motel, el adulto promedio termina sonriendo, encantado con las ocurrencias del trío.

La cinta, que ha sido sintetizada como “un relato sobre la basura blanca de los suburbios marginales estadounidenses”, muestra la forma en que Baker analiza a las familias que han sido excluidas del sueño americano; no sin mostrar sus propios prejuicios: una mujer joven, tatuada, con el pelo pintado de mil colores y que gusta de fumar marihuana y divertirse de noche, ¿es la representación de una mala madre que no es lo suficientemente responsable para cuidar a un hijo? Un estereotipo fácil.

Proyecto Florida, sin embargo, logra capturar la despreocupación de una etapa del ser humano en la que todo es un juego, incluso cuando la realidad intenta acabar con él.

La película ganó el premio del Festival de Cine de Los Cabos 2017 y logró cuatro nominaciones para el actor Willem Dafoe como actor de reparto (Oscar, Globo de Oro, SAG y Premio de la Crítica Cinematográfica). Además, fue filmada casi totalmente en película de 35 mm, excepto la escena final en Disney, que fue grabada ”a la brava” con un teléfono inteligente.

Proyecto Florida se estrenó este 22 de marzo ¡no te la pierdas!

 

Deja un comentario

Sandra Lucario
Es callada, tímida, inocente... O todo lo contrario. Lleva 10 años haciendo periodismo web y A-M-A las redes sociales, las donas del 7/11, los tatuajes, tomar fotos y andar en bicicleta en la CDMX. No soporta el machismo y sueña con hacer doblaje de voz.