El cantautor español, Mikel Erentxun, ofreció una velada en El Plaza Condesa, donde nos deleitó con su último material discográfico: El Hombre Sin Sombra, canciones que resultaron ser muy íntimas y personales.

Para los amantes del rock procedente de España les resultó emocionante saber que Mikel Erentxun, quien fuera vocalista de la banda Duncan Dhu en los noventa, regresara a México para deleitar con sus canciones en solitario y algunos otros clásicos para apelar a la nostalgia.

Mikel, que está a punto de cumplir 53 años en estos días de febrero, logró convocar una vez más a su sólida base de fans en tierras mexicanas. Por supuesto, la mayoría del público fuimos adultos que hemos seguido su carrera (tanto con Duncan Dhu como en solitario) desde ya hace más de 20 años.

Para deleite de todos y como un plus previo a la esperada presentación, el público recibió a Javier Miñano, cantautor procedente de Alicante, España que estrenó su más reciente sencillo: Lo que pudo pasar.

Acompañada de su banda, Javier logró conectar con el público y después de una breve pero sencilla y honesta presentación, fue despedido entre aplausos y gritos favorables.

Una velada íntima con Mikel Erentxun y su artesanía musical 1
Javier Miñano

Después de unos minutos de espera y un recinto lleno a tres cuartas partes, Mikel y compañía subieron al escenario y fueron recibidos con gran alegría y júbilo.

Su último álbum solista se llama El Hombre Sin Sombra y en palabras del mismo Mikel, considera que es un material autobiográfico y lleno de líricas que abordan principalmente temas sobre el amor.

Así fue como en un primer bloque de canciones, la introducción fueron cortes de El hombre sin sombra, canciones que a pesar de ser relativamente nuevas, el público recibió, aplaudió e incluso coreó.

Muchos lo consideran un maestro de la música y con mucha razón. Mikel ya cuenta con una larga trayectoria artística y musical. Aunque muchos lo mantienen atado a su pasado con Duncan Dhu, es importante reconocer su trabajo solista, el cual es vasto.

Además, resulta inspirador saber que siempre ha estado inmerso en la música con amor y mucha dedicación. No pasa mucho tiempo entre cada material que lanza para el público, e incluso la pasión y energía que desborda cuando está sobre el escenario es contagioso.

Mikel, a pesar de ser el líder y tener una fuerte presencia sobre el escenario, es compartido y reconoce continuamente a sus músicos que lo acompañan y que en conjunto logran excelente arreglos.

El Hombre sin Sombra, Cicatrices y El amor te Duele fueron las canciones abridoras que nos sumergieron en la presentación. Para el final, una vez que nos deleitó con canciones que hablan de la vida, el amor, las emociones y demás reflexiones introspectivas, nos remató con clásicos como Si te Vas, A un minuto de ti y El hombre que hay en mí.

Una vez más, Mikel Erentxun conquistó el corazón de la ciudad de México. Demostró que la creatividad y la pasión son elementos fundamentales para consolidar una carrera musical. Esperamos tenerlo de vuelta muy pronto.

Una velada íntima con Mikel Erentxun y su artesanía musical 2 Una velada íntima con Mikel Erentxun y su artesanía musical 3 Una velada íntima con Mikel Erentxun y su artesanía musical 4 Una velada íntima con Mikel Erentxun y su artesanía musical 5

Deja un comentario