Y sí, su mismo nombre lo dice (No one Ever Really Dies) N.E.R.D está de regreso tras muchísimo tiempo de darse espacio entre el trío compuesto por el muy famoso músico y productor, Pharrell Williams, Chad Hugo y Shay Haley.

n.e.r.d nerdLuego de una separación que conllevó bastantes años, en el que por supuesto Pharrell Williams fue el que figuró más haciendo colaboraciones con cualquier artista que se le topara enfrente y hartarnos hasta el cansancio con Happy, N.E.R.D trae un material que, por cierto, se titula igual que el significado de sus siglas (cuasi homónimo).

La mezcla de ritmos, como ya es costumbre en este team, es variado; Funk, Hip Hop, Rock, R&B e inclusive Reggae y Pop es lo que nos encontramos a lo largo del No one Ever Really Dies que también deben ser remarcadas la basta gama de colaboraciones que habitan en muchos de los tracks.

Kendrick Lamar, Ed Sheeran, M.I.A y Rihanna son algunos artistas que hacen segunda a N.E.R.D en sus líricas que si bien no tienen algún tema en especifico que dicte el disco, sí dejan entrever claras muestras de protesta hacia Donald Trump y el empoderamiento hacia la gente negra que aún existe para seguir mostrándonos que no todo en la vida es bello.

Y en algunas otras (o bueno, sólo en esta) como en Lemon se ven eclipsados totalmente por su invitada, que en este caso es Rihanna y su atrevimiento a rapear y hacer de este primer sencillo, que también apertura el álbum, una producción explosiva y con un magnetismo total hacia seguirle la pista.

Siguiendo con esa línea política y de protesta, encontramos 1000, un track en conjunto con Future y en el que el autotune característico del rapero se combina con sonidos de sintetizadores, hip hop y cambios abruptos de tempo que nos hablan sobre lujos, pero entre líneas hacen énfasis de cómo el racismo y las ideas de la supremacía blanca están disminuyendo.

El tema que logra que veamos más allá de nuestra zona de confort es Don’t Don’t Do It! y su premisa de gritar que la policía sigue abusando de su poder. Esta letra gira en torno del caso de Keith Lamont-Scott, quien fue asesinado por una confusión en donde la frase “usted disculpe” nunca se escuchó.

Este tema cuenta con algunos cambios rápidos de ritmo en donde la parte más rápida es protagonizada por Kendrick Lamar con rimas contundentes y ácidas, típicas del de Compton, que nos hacen reflexionar con frases como: “How many more of us gotta see the coroner? Slain by the same badge, stop, wait, brake, fast!”.

Otros tracks interesantes como Rollinem 7’s junto a Andre 3000 y Kites a lado de M.I.A. y Kendrick Lamar, nos hablan sobre el papel que tienen los cantantes de color en la industria musical y cómo en el circulo musical también existe la intolerancia tal como lo expresa la cantante en sus líneas:“They don’t want no god damn foreigners! Say ‘hey, you, you wanna marry us?”.

Hay un sin fin de frases en las canciones que te abren la mente sobre lo que está sucediendo no sólo en Estados Unidos, si no también en gran parte del mundo. Frases dignas de recopilar para hacer pancartas y salir a protestar hacia un futuro mejor, donde todos, con diferentes tipos de color de piel seamos unidos.

Nadie muere realmente. Todos podemos exigir para ser de éste un mundo más unido. Y Pharrell Williams, Chad Hugo y Shay Haley regresaron no sólo para hacernos bailar de nuevo, si no también para ser portavoces a través de su música y cambiar conciencias. O por lo menos intentarlo.

Fecha
Disco
N.E.R.D - No one ever really dies
Calificación
31star1star1stargraygray

Deja un comentario

Reseña Panorama
Calificación
Ángel Santillán
Explorador galáctico de las órbitas musicales. Vivo en una y mil canciones más.