¿Por qué el concierto de Little Jesus y su Orquesta Fantasma fue diferente a cualquier otro?

Muchos de nosotros hemos ido a conciertos donde solo esperamos ver a nuestra banda favorita, disfrutar un concierto de una hora y media, tomar una que otra chela sin importar otra cosa mas que el momento.

Little Jesus y su Orquesta Fantasma se presentaron el pasado 7 de diciembre en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

Fue nada mas y nada menos que una emocionante puesta en escena con más de treinta y cinco músicos sobre escenario, un concierto caracterizado como una obra de teatro dividido en 2 actos, un diseño de producción muy bien realizado y sobre todo por sus canciones que fueron todo un homenaje a sus dos materiales discográficos previos.

Fue toda una experiencia clásica y revolucionaria para el rock nacional, la gente vestía de gala para la ocasión, las rosas no faltaron para lanzar al final del show, el Ingeniero de sala, el de monitores, la iluminación, los productores todos estaban listos para el enigmático concierto.

En punto de las 21 horas comenzó el concierto, en la dirección orquestal estaba Josefa y Esperanza de Velasco, dos mujeres que sin duda alguna tienen mucho talento para dirigir una orquesta conformada por violines, violas, violonchelos, contrabajos, flautas, oboe, clarinete, fagot, cornos, trompetas trombones, percusiones y arpa, todo esto fusionado con los instrumentos rockeros de Little Jesus, todo esto le dio otro tipo de matiz a las canciones de la agrupación.

“Cuando eliges hacer música… y esa música es honesta, te lleva a lugares increíble” una frase que solo Little Jesus puede describir en carne propia, y no solo sus canciones volvieron mágicas, si no que todo el conjunto de los instrumentos melódicos y rockeros hicieron que la noche fuera mas que memorable, fue una noche que se va quedar en los corazones de cada uno de los presentes.

Gracias a Little Jesus y a su Orquesta Fantasma por la noche mágica que nos brindó ese día, el dignificar la música clásica y volverla como suya solo lo logran aquellos que eligen expresarse con cada instrumento y tienen la obligación de transmitir a todos esos mensajes de felicidad y amistad.

Gracias Little Jesus y su Orquesta Fantasma, no dejen de hacer música.

Little Jesus Little Jesus Little Jesus Little Jesus Little Jesus Little Jesus Little Jesus Little Jesus Little Jesus Little Jesus Little Jesus Little Jesus Little Jesus Little Jesus Little Jesus Little Jesus Little Jesus Little Jesus Little Jesus

Deja un comentario