Emma Stone conecta un auténtico juego, set y partido en los tennis y la raqueta de Billie Jean King para The Battle of the Sexes.

  • THE BATTLE OF THE SEXES
  • DIR. JONATHAN DAYTON/VALERIE FARIS
  • Cloud Eight Films / Decibel Films / Fox Searchlight
  • EMMA STONE, STEVE CARELL, ANDREA RISEOBROUGH, ELISABETH SHUE, BILL PULLMAN, SARAH SILVERMAN.

Este año 2017 fue más que turbulento para Hollywood, las serias acusaciones a diestra y siniestra sobre acoso sexual, la caída por la misma causa de Harvey Weinstein y una especie de nuevo girl power ha hecho que la ciudad de los sueños y caramelos tenga una nueva y mejorada revolución feminista.

Sin embargo en cuanto a lo que nos compete, el plano actoral aún no teníamos una actuación que perfumara esa esencia en este año de palomitas, a lo mejor podríamos meter a Gal Gadot con su convincente Wonder Woman (2017 P. Jenkins) o la sufrida y tormentosa historia que de forma genial Carey Mulligan llevó un aspecto sombrío del sufrimiento femenino en Mudbound (2017. D. Rees) aún nos quedaba sentir el aire feminista en todo su esplendor y Emma Stone (La la land 2016, Birdman 2013) sin lugar a dudas no nos iba a dejar con mal sabor de boca.

Corría el año de 1973 cuando la tenista americana Billie Jean King (Stone) asombraba a propios y extraños con actuaciones de oro en el US Open, Wimbledon y Australian Open, además de ser una feminista declarada, mujer que estaba casi recién casada y luchando por la igualdad de los salarios en tenis masculino y femenino, era reconocida por todo su gremio y su voz de liderazgo era algo que a ella no le incomodaba.

Por otro lado, el buen Bobby Riggs (S.Carell) era un ex tenista del salón de la fama que brillo con luz propia en los años de la segunda guerra mundial, el no podía creer los salarios por los que peleaba Billie Jean y por eso comenzó una especie de movimiento machista, desde llamar a las tenistas “Inútiles” “Instrumento de cama y cocina” hasta hacer espectáculos aberrantes; y aún con todo este ambiente de machismo, Riggs no paro ahí, tenia en mente un juego de tenis para demostrar de una vez por todas quien era el mejor, si el “Cerdo Machista” como el mismo se autodenominó, o la “Proud Feminist” para su desgracia, Billie Jean no acepto, pero si la tenista Australiana Margaret Court (J. McNamee) que cayo derrotada con suma facilidad, y haciendo que el buen “Cerdo Machista” presumiera más que nunca.

Jean King que también había empezado la asociación de tenistas femeninas; tenia ahora la obligación de no solo aceptar el reto de Bobby Riggs, si no el de regresar el nombre y la fiereza al tenis femenil y a la recién formada asociación femenina de tenis.

Obviamente debemos destacar la actuación de la actual ganadora del Oscar, Emma Stone ha entrado en una etapa de madurez histróinica digna de ser mencionada, encarnando el papel de Billie Jean King logra llevarnos al frenesí de sus actuaciones deportivas y sobre todo al terrible predicamento que tiene en su vida personal, recordemos que Billie Jean era no solo una gran tenista, si no una de las representantes más fuertes del feminismo en los años 70 y que venia pegando muy fuerte.

Película fuerte, que en momentos es lenta pero que nos deja sobre todo las grandes escenas y emoción que transmiten Billie Jean (Stone) y su peluquera Marilyn Barnett (Andrea Riseborough).

RECONOCIMIENTOS

  • 2017: Globos de Oro: Nominada mejor actor y actriz comedia (Carell & Stone)
  • 2017: Critics Choice Awards: Nominada mejor actor y actriz comedia (Carell & Stone)
  • 2017: Satellite Awards: Nominada a mejor actriz (Emma Stone)
  • 2017: Sindicato de Actores (SAG): Nominada a mejor actor secundario (Steve Carell)
 

Deja un comentario

Reseña Panorama
The Battle of the Sexes
Lic. en Periodismo y Cirujano Dentista por la Universidad de Guadalajara en México.Fan del Atlético de Madrid, el Chelsea FC y el Atlas FC Mis pasiones, la literatura, el cine, el Fútbol, y el escribir editoriales.