Walk The Moon, banda originaria de Ohio se presentó por segunda vez en la Ciudad de México para ofrecer una noche única llena de pop rock y mucho baile.

La primera vez que pisaron tierras aztecas fue en el Corona Capital 2016 y fueron bien recibidos por el público, especialmente por el femenino que gusta de su sonido pop rock y dance rock de muy buena calidad.

Ahora, a casi un año de aquella presentación, la banda regresó a ofrecer un show único, donde tuvieron más libertad, sin estar atados a cumplir un horario estricto y recorrer su corta pero emocionante discografía con calma para deleite de sus fans.

Para calentar los motores ante un Plaza Condesa a capacidad media salió la banda Viva El Rey, quienes con un corto pero efectivo setlist lograron capturar la atención de los asistentes, quienes respondieron de manera positiva ante un grupo que se está abriendo camino para posicionarse en la música independiente de México.

Minutos después y con el recinto sin tener un lleno total, Walk The Moon piso el escenario. Nick Petricca, la voz de la banda fue el más llamativo al portar una capa con flecos de colores que decoraba el sonido característico.

A pesar de no haber abarrotado el lugar, tanto al grupo como a los asistentes lograron una conexión inmediata y se entregaron desde la primera canción para gritar, corear, aplaudir y brincar.

Walk The Moon se mostró entusiasmado y comenzó a desbordar energía sobre el escenario. El audio era impecable y absolutamente todos los instrumentos tenían una nitidez que ocuparé estas líneas para aplaudir al ingeniero de audio.

Up 2 U fue la canción abridora y a partir de ese momento la fiesta comenzó. El carisma de Nick Petricca mantuvo a la audiencia involucrada con la música, especialmente las mujeres, quienes eran la mayoría en el lugar. Incluso al quitarse la camiseta arrebató suspiros por parte del público.

Different Colors y Spend Your $$$ también formaron parte del setlist y sonaron increíbles. Entre cada canción a veces Nick daba algunas palabras de agradecimiento hacia el público, incluso en un intento de español que emocionaba más a los asistentes.

En algún momento Walk The Moon presumió que pronto vendría un álbum nuevo e incluso deleitaron con el nuevo material en vivo a manera de probadita.

Después de una hora y media de concierto, el final ya se sentía cerca, pero todo el mundo sabía que no podían irse sin tocar su tema más conocido Shut Up and Dance, el cual sonó potente y nos puso a todos a bailar y brincar. La banda cumplió y convirtió a El Plaza en una fiesta con gran energía.

El grupo se despidió, los músicos salieron rápidamente del escenario y después de un par de minutos regresaron para cerrar la noche con Anna Sun. El público quedó satisfecho, aplaudió, reconoció el talento de la banda y los despidieron entre gritos eufóricos; el grupo hizo lo mismo y prometieron regresar pronto a la ciudad para continuar la fiesta con nuevo material discográfico.

Walk The Moon, las segundas partes a veces son mejores 1
Viva El Rey

 

Walk The Moon, las segundas partes a veces son mejores 2Walk The Moon, las segundas partes a veces son mejores 3 Walk The Moon, las segundas partes a veces son mejores 4 Walk The Moon, las segundas partes a veces son mejores 5 Walk The Moon, las segundas partes a veces son mejores 6 Walk The Moon, las segundas partes a veces son mejores 7

Deja un comentario