La noche del 2 de septiembre la banda uruguaya No Te Va Gustar se despidió de la ciudad con la grandeza que marca su trayectoria, en Carpa Astros.

Pese al retraso de casi una hora y de la escasa asistencia al venue, los uruguayos demostraron su cariño al público mexicano, dándolo todo en el escenario.

Suenan Las Alarmas es probablemente el material que más polémicas ha levantado, no solo por la evolución musical que muestra, sino por los mensajes más crudos y directos que nos refieren a situaciones comunes, donde ambas nacionalidades pueden identificarse. Con esa lírica que caracteriza a sus letras, nos hablan de desamor, desencanto, impotencia, indignación, reclamo y a su vez, de esperanza, confianza y convicción. Definitivamente es un álbum lleno de emociones encontradas que están bien ejecutadas en cada tema.

Musicalmente es un disco mucho más melancólico. Los excelentes arreglos que hizo Steven Berlin (saxofonista de la banda estadounidense Los Lobos) en los vientos, fueron solo la cereza de un pastel que tuvimos la oportunidad de degustar en vivo.

La calidad del sonido y de la presentación fue un auténtico agasajo, lleno de coreografías, acercamientos al público, brincos de un costado al otro del pequeño escenario y sobre todo, de constante interacción con el público, quién no perdió la oportunidad de corear a todo pulmón las canciones de la banda.

Partiendo de la combinación del nuevo material y los anteriores, nos llevaron por un zig-zag de ritmos que marcaron cada momento del concierto. Poniendo el corazón a ras de suelo con temas como Prendido Fuego, Paranoia, Quería Ser Como ÉlDesde Hace un Sueño y Clara, para luego levantar los ánimos con Viento A Favor, Me Ilumina Hoy, Comodín, Pensar, No Era Cierto, entre otros.

Así transitaron casi tres horas de música continua. Acompañados de mariachi tocaron el tema Los Villanos. También aprovecharon la oportunidad para ofrecernos un momento exclusivo de percusiones, con el que se lucieron y cautivaron a los presentes.

Emiliano Brancciari no dejó pasar la ocasión para agradecer al público mexicano y mencionar lo feliz que los hace tocar en nuestro país. Entre gritos, brincos y lágrimas la temperatura aumentó, pero fue más fuerte el calor que envolvió a los presentes en un momento de intimidad con NTVG.

La destreza de sus presentaciones demuestran los más de 23 años de experiencia, e independientemente a eso, vemos a una banda que continúa disfrutando y dando el todo arriba del escenario. Es justo ahí donde radica su peculiaridad; porque empatizan con el público y no se muestran ajenos ante el contexto en el que viven.

Pese a lo pequeño del lugar y al escaso público, el espectáculo mantuvo la misma calidad musical e interpretativa que hemos visto en escenarios más grandes.

Como espectador, fan o no, siempre es un placer encontrarse con bandas capaces de desvivirse por la música, fuera de poses. Se agradece ver una producción a la cual le pusieron dedicación y empeño, porque es justo arriba del escenario donde se reafirma el compromiso que el músico hace con el público.

¡Gracias No Te Va Gustar! Si no has escuchado el álbum Suenan Las Alarmas completo. ¡Es buen momento para hacerlo! Dinos qué te parece.

no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar no te va a gustar

Deja un comentario

Ramona
Andamos entonce sin reflexionar, cumpliendo uno tras otro los aspectos que el hábito escalona. Simple amante de las expresiones artísticas y de la voluntad.