El pasado 29 de abril, un río de fanáticos de Mon Laferte formaban una fila interminable en el Foro Felipe Villanueva del Parque Naucalli.

El concierto se retrasó una hora debido a que los fans de Mon Laferte seguían arribando al recinto. En punto de las 9:30 p.m., apareció Mon Laferte en el escenario, usando un vestido largo color salmón y su característica flor adornando su larga cabellera negra, interpretó el primer sencillo de su disco Mon Laferte Vol.1, Tormento, el cual arrancó los aplausos y gritos del público que coreaba a todo pulmón: “Nadie más te puede aguantar, como yo, como yo“.

La cantante tomó su guitarra y prendió a la fanaticada cuando interpretó su éxito Si tú me quisieras, Mon Laferte le pidió ayuda al público para el gran cierre de la canción. La voz de los fanáticos retumbó en cada pared del recinto.

Inmediatamente después del cierre de esta rola, Mon Laferte sorprendió a la gente con la melodía que le dedicó a su sobrino: Salvador.

Fue entonces que la intérprete chilena hizo un alto en su setlist para preguntarle a los asistentes cómo se encontraban esa noche; gritos de emoción y aplausos fueron su respuesta.

Con las primeras notas de El Cristal, tema que la cantante dedicara a su abuela fallecida, el lugar quedó en un respetuoso silencio, pues los fans, prácticamente, murmuraban los coros, mientras que Mon interpretó la canción acompañada solo por los acordes de su guitarra.

Hoy es una noche especial, estamos estrenando nuevo discoEstamos muy emocionados y creo que ya todos tienen su disco“, comentó entre risas, Mon. A lo que el público contestó  con un escandaloso ““.

Con el característico sonido latino de sus baladas, Mon interpretó el sencillo Llueve de su nuevo disco La Trenza. La cantante estaba muy sorprendida pues niñas, niños, adolescentes, jóvenes y adultos corearon completa su nueva canción.

“¡Uy qué emoción! ¡Perdón, espero no equivocarme mucho, es que estoy muy nerviosa y esta canción es nueva!”, comentó Mon antes de iniciar otro de sus nuevos sencillos: Primaveral.

Al compás de Flor de Amapola, la chilena se acercó a saludar  a su público. Los fanáticos aprovecharon para darle la mano a su cantante favorita y no faltó quien aprovechara para acercarse a Mon Laferte y entregarle un muñeco de peluche, el cual la cantante abrazó con todo cariño.

Entre gritos de: “Te amo, Mon“, y “Eres el amor de mi vida“, la cantante interpretó su sencillo Amor completo con sus característicos tintes del folclor mexicano y chileno que hacen de sus melodías una mezcla deliciosa de sonidos y culturas.

Monserrat sedujo a su público con un espectacular baile, mientras interpretaba el sencillo Yo te qui; al ritmo de los aplausos de los fanáticos Mon hizo a un lado su guitarra para demostrar el ritmo cumbianchero que como toda latina lleva dentro. Los gritos de euforia no se hicieron esperar cuando la cantante cerró su interpretación con su clásico: Cachito.

A lo largo de la noche, los fans pedían un poquito de marihuana, pero la cantante los hizo esperar por uno de los temas más aplaudidos de su nuevo disco.

No fue sino hasta las 10:25 p.m. que sonaron los primeros acordes de No te fumes mi Marihuana y el recinto tembló con los gritos y saltos de la multitud enloquecida que inmediatamente empezó a corear y bailar junto con Mon Laferte y su banda, quienes saltaban en el escenario, el cual se volvió toda una fiesta de mezcla de ska y sonido latino y una frase que puso a los fanáticos en el éxtasis de la noche: “No te fumes mi marihuana. No te la fumes, no nunca más…“.

Y llegó el momento de escuchar y bailar los sonidos sabrosos de cumbia del sencillo Amárrame, el cual la cantante interpretó en colaboración con Juanes, y que se convirtió en la canción chilena más tocada en radios de su país natal desde su lanzamiento.

Pasadas las 10:30 de la noche, el tecladista de la banda y mejor amigo de la cantante, Jalil, hizo un alto al concierto para ofrecerle a Mon Laferte un pastel por su cumpleaños número 34 que será el próximo martes 2 de mayo. El público emocionado se desbordó en aplausos y porras y cantaron Las Mañanitas al unísono.

Entre risas de felicidad, Mon Laferte agradeció a su público y a su equipo el detalle que tuvieron, y pese a que sus fanáticos le pedían la tradicional “mordida”, la cantante se negó recordando que hace tiempo ella le pidió lo mismo a su antiguo baterista y cuando intentó aventárselo en la cara, terminó tirándolo al suelo del escenario.

Mi buen amor fue el sencillo con el que Mon introdujo de nuevo a sus seguidores en la atmósfera romántica de sus baladas. Las voces de los fanáticos corearon este tema que la cantante chilena interpretó a dueto con Enrique Bunbury en su nuevo disco. Al término de esta melodía, Mon se despidió del escenario. Como era de esperarse, los asistentes se desgarritaban con gritos de: “Otra, otra…“.

Se escucharon entonces los primeros acordes de uno de los sencillos más famosos e indispensables del setlist de la artista chilena: Tu falta de querer. Mon Laferte reapareció en el escenario para ser la corista de un público que llevó la primera voz al interpretar a todo pulmón una de sus canciones favoritas. Con gorras y playeras con la leyenda “Yo aún podría soportar, tu tanta falta de querer“, los fanáticos despidieron con el mejor sabor de boca a su ídolo, quien cerró esta canción con una demostración inigualable de su maravillosa calidad vocal.

Fotos por: Atzin Gonzalez

mon laferte mon laferte mon laferte mon laferte mon laferte mon laferte mon laferte mon laferte mon laferte mon laferte mon laferte

Deja un comentario

Tania Itzel
Periodista de piel dorada, sangre azul y corazón rojillo. Feminista, defensora de las causas perdidas. Fanática de los movimientos sociales y de los karaokes. Como típico ratón de biblioteca de clóset, confío plenamente en Dios Google