Rompiendo huevos en formatos breves: Desierto y La doctrina del shock

223

El Trailer de Desierto (2015) y el video que presenta el libro de Naomi Klein La Doctrina del Shock (2007) dirigidos por Jonás Cuarón en breves minutos ya nos anunciaban el momento caótico y de incertidumbre — que no sé si llamarlo terror o una broma de mal gusto— al que hoy nos adaptamos, capoteamos y esperamos confrontar.

Este 2017 comenzó rompiendo huevos y con ello nuestras expectativas de bienestar: Donald Trump gobernando Estados Unidos, el dólar y la gasolina por los cielos, el costo de la vida en México será todavía más cara —hablando de ahora nuestra marca CDMX—. La pesadilla se volvió realidad dos presidentes ineptos e ignorantes ¡tan cerca uno del otro! El dúo perfecto del terror que incentiva el racismo y la xenofobia. Así el primer mes del año.

A propósito de las recientes declaraciones de Donald Trump y de Enrique Peña Nieto de ¿quién pagará el muro? —que por lo visto será una imposición justificada por la ley del 2006 dictada por George W. Bush y aprobada por Hillary Clinton y Barack Obama para construir el muro. Claro está que no habrá posibilidad de debatir ninguna legislación migratoria que atienda y proteja el derecho a la movilidad—, por tanto la construcción de un muro ilegal además de la amenaza, a manera de práctica colonial del siglo XVI, de bloquear remesas de mexicanos en Estados Unidos si el gobierno mexicano no repaga entre 5,000 a 10,000 millones de dólares (Animal Político, 2017).

“¡Los medios deshonestos no reportan que cualquier dinero gastado en la construcción de la Gran Muralla (por cuestiones de rapidez) será repagado después por México!”, escribió Trump en su cuenta de Twitter. El slogan del Trailer que promocionan la película de Desierto es “Las palabras son tan peligrosas como las balas…” cada escena es acompañada por declaraciones de la campaña de Trump. Lo más sorprendente, me cuenta Jonás Cuarón, son los comentarios de xenofobia, violencia  y racismo que comienzan a escribir muchos usuarios de YouTube.

En ese momento me limité a imaginar las frases pero ahora me di a la tarea de leerlas y seleccionar una: The hero of this movie is the border guard and his dog, bravely fighting to defend his country while heavily outnumbered and in difficult terrain. This is why we need a border wall. (“El héroe de esta película es el guardia fronterizo y su perro, luchando valientemente para defender a su país, mientras que en gran medida superado en número y en terreno difícil. Por eso necesitamos un muro fronterizo.”) De alguna manera, nos recuerda la historia del racismo y la importancia de las luchas por los derechos humanos en ese país vecino pero también caracteriza la existencia de un sector poblacional afin a los ideales fascistas del próximo presidente de Estados Unidos.

Por otro lado, tenemos La doctrina del Shock que en la brevedad de siete minutos con 15 segundos nos relata la impronta del miedo como factor central que gobiernos fascistas y dictatoriales emplean para desmovilizar masas populares. “Rehacer individuos obedientes” era una premisa que en los años cuarenta a la CIA (Agencia Central de Inteligencia) le interesó.

¿Qué o cómo se podría llegar a esa maravilla? la respuesta se obtuvo mediante la tecnología del electroshock. Después de financiar una serie de experimentos para lograr el objetivo de crear individuos sin voluntad propia, se consolida un manual de interrogación —se registran entre 1963-1983, periodo de la guerra fría, las dictaduras latinoamericanas, las guerras de independencia de países africanos— donde el eje es el quiebre mental y físico del sujeto, en otras palabras la implementación de mecanismos de tortura. Mismos que han aumentado mediante el uso de los medios de comunicación para ahondar en la mente de un 90% de la población sugestionándola para hacerla propensa a obedecer. Tal cual sucedió con la expresión ciudadana de inconformidad por el llamado “gasolinazo” —prácticas intimidatorias con el ejercicio desproporcionado de la violencia han sucedido con EPN y el antes GDF (quien instauró la marca CDMX): Atenco (2006), 1 de diciembre 2012 (1DMX), el desalojo de los maestros del Zócalo en 2013, por mencionar algunos—. De repente las calles llenas de policías antimotín y patrullas porque un supuesto grupo de civiles estaba saqueando Walmarts —o los bien conocidos como “grupos de choque” o “infiltrados” mecanismos implementados como estrategia de desmovilización por el gobierno (su primera aparición será en 1971 con el llamado halconazo)— .

Así La doctrina del Shock en la brevedad y eficacia de la imagen nos habla de lo que hoy todos quisiéramos entender: ¿De qué tenemos miedo? La base está en las ideas del economista Milton Friedman: “Las ganancias y el mercado impulsan todo: escuelas, salud y ejercito. Fin de las protecciones comerciales, desregulación de precios, abolición de servicios estatales —privatización de bienes públicos como la implementación de la presente Reforma Energética—. Lo que genera desempleo, se disparan precios y aumenta la precariedad.” Tenemos miedo porque estamos inmersos en la inseguridad y el estrés psicológico del sufrimiento, después de un traumatismo y desesperanza, después del caos se implementan las políticas más dañinas para la misma sociedad. En suma, “La doctrina del shock es la historia secreta del libre mercado.”

Así de breve y eficaz un trailer y la presentación de un libro nos acercan más allá de la experiencia visual visceral —del entretenimiento— son instrumentos que detonan mayor interés e información por temas tan complejos como la violencia, la inmigración y la impunidad. Nos puede gustar o no, nos indignará o no, quedaremos sorprendidos o desencantados lo cierto es que la brevedad de la imagen en movimiento es un monstruo que corre de aquí a allá golpeando el estómago con pedacitos de nuestra historia.

Deja un comentario