El homónimo #3 de Run the Jewels llegó como continuación a su discurso y con una producción muy destacable. Muestra un arte muy parecido a sus anteriores entregas en la portada, pero dentro, dentro es otra historia…

run the jewelsRevolución, ese afán que todos tenemos por hacer claras inconformidades. El mundo ha visto, a través de su historia, el alza y acabose de muchas revoluciones que sirvieron para hacer un cambio, y es que una decisión que implique levantarse en contra de algo es aplicable desde una persona, hasta masas descomunales. Run The Jewels 3 se encamina justo a eso y se basa de una lírica vomitiva hacia el modo contemporáneo de vida para hacer un argumento.

Canciones como Down y Talk To Me resuenan con energía en el oído, tienen ese equilibrio ideal entre música y letra pues, aunque sea un género enfocado en voces, uno puede notar la excelente mezcla al fondo. Hey Kids y Calll Tickertron le siguen con un halo de genialidad que las rodea, si bien el disco no tiene el mismo punch que el RTJ2, es el mejor producido hasta ahora, con justo la cantidad adecuada de atmósfera y con letras que apuntan a tomar acciones más estrictas.

Tomaron como punto de partida el presente del mundo y, más específicamente, la incertidumbre y enojo que existe en nuestro país vecino. Agarraron ese tema como principal y nos entregan 14 tracks repletos de crítica social, que complementan sus trabajos anteriores y ofrece una inesperada satisfacción al escuchar el álbum completo.

2100 y Panther Like a Panther fueron las consentidas, las dos con un ritmo constante, intenso que va directo al punto. La última se basa de la participación de Trina, y es que muchas canciones tienen featurings muy bien seleccionados que complementan de manera adecuada la intención.

Run The Jewels 3 es un ejercicio auditivo que toma lo peor de una sociedad actual y lo convierte en un grito de acción, una crítica constructiva de lo que debiera ser y las medidas que se deben tomar. El dúo se siente real y se mantiene fiel a la premisa que alguna vez dijeron en entrevista: Maybe that’s why me and Mike get along / Not from the same part of town, but we both hear the same sound coming / And it sounds like war.”

Si no eres un entusiasta del género, te encontrarás de frente con una propuesta por demás interesante, que no sólo se basa en sonidos bajos y letras rápidas para llenar la expectativa, sino que expone un repertorio variado musicalmente. Se siente bien y se escucha bien, sin hartazgos ni abrumaciones. Si eres un seguidor fiel, conseguirás que Run The Jewels te sorprenda gratamente.

 

Deja un comentario

Reseña Panorama
Calificación