Eva Green ha sido una de las actrices más enigmáticas de los últimos tiempos, desde su elección de personajes hasta su trabajo con ellos en pantalla.

A pesar de que su curiosos rasgos faciales se convirtieron en una de las características destacadas, su trabajo en pantalla le ha otorgado la aprobación del público y críticos por igual. Este conteo es para recordar los personajes que nos mostraron su faceta más oscura.

 

Isabelle de The Dreamers

Comenzamos el conteo con el personaje que lanzó a Green a la fama en medio de una película controversial. Esta película de Bernardo Bertolucci narra la historia de un tímido estudiante americano que está en Paris buscando lo que no encuentra en casa: una vida libre y desconocida. Ahí conoce a un par de hermanos, Isabelle y Théo, que comparten su amor por el séptimo arte y lo llevarán a buscar en los rincones más profundos de su ser la valentía para salir de lo común.

El personaje destacado, por ser la contraparte de sus protagonistas masculinos, es Isabelle que nos muestra una faceta de la juventud parisina a favor de la liberación sexual y con un vínculo misterioso con su hermano que va más allá de la relación fraternal. Este personaje fue altamente controversial por la explicita sexualidad pero igualmente alabado por su crudeza al representar una mujer singular para su época.

Isabelle puso en el mapa a Green como una de las revelaciones más inesperadas y poco a poco se ha colocado como una actriz preparada.

 

Morgan en Camelot

Esta serie de una sola temporada fue un Frankenstein de buenos y experimentados actores con una trama floja que trata por todos los medios de mantener al espectador atrapado en la promesa de la historia inicial: el rey Arturo y sus jóvenes comienzos en el trono.

La historia gira en torno a la muerte del actual rey Uther que envió lejos a su única hija Morgan creando un gran resentimiento que será explotado a lo largo de la serie. Un hijo bastardo es reclutado por el mago Merlin que tiene un tinte mucho más oscuro que la afable versión que nos presentó Disney. El inexperimentado Arturo llega para reclamar el trono pero Morgan no lo permite, poniendo trabas durante los 10 capítulos que dura la temporada.

Actores experimentados de la talla de Joseph Fiennes como Merlin, Claire Forlain como la madre de Arturo y Eva Green en papel de villana logran sacar a flote la serie lo que no hace sorpresivo que la causa de su cancelación sea la apretada agenda de todos ellos aunque sin duda se destaca el oscuro personaje de Green que por medio de magia negra se convierte en una presencia perturbadora en cada capitulo. Aunque el resto de la trama para diseñada únicamente para entretener y obtener rating, su actuación logra poner los pelos de punta al igual que el mago Merlin. Entre los dos alzan esta serie que, al ser únicamente una temporada, podemos echarnos en cualquier domingo palomero.

 

Artemisia en 300: Rise of an Empire

La esperada segunda parte de 300 no logró el impacto de la primera aunque una de las cosas más rescatables es la actuación de Green como una comandante naval fuerte y sedienta de venganza. Esta película es paralela a los sucesos de 300 en donde, mientras Leonidas se enfrenta a Xerxes en su afamada batalla, Themistocles trata de hundir la flota que presenta un mayor riesgo: la comandada por Artemisia, nacida griega que guarda rencor a sus compatriotas por haber asesinado a su familia. Gracias a esta historia, se presenta a un personaje sombrío creado por la tragedia que fue su infancia hasta que es rescatada por un comandante Persa que la prepara y otorga los medios para que se convierta en una mujer independiente y fuerte pero con un firme deseo por acabar con el clan que le causó tanto dolor.

Esta película con maravillosos efectos especiales no consigue elevarse hasta la cima ya que, independientemente de la trama, se extraña a Leonidas y su gran tenacidad en diálogos. Aquí se pierde un poco el ingenio y gana la necesidad de mostrar cuerpos esculturales en plena violencia territorial lo que hace que a mitad de la película uno ya sepa lo que sucederá: la misma combinación de diálogos, batallas, sangre y muerte.

La principal rivalidad entre Themistocles y Artemisa, además de su diferencia de personalidad, se presenta como un salvavidas que mantiene a flote la producción que llega al final con un trágico desenlace.

 

 

Sin City 2: A dame to kill for

Parece que Green es la ficha que destaca en grandes producciones con tramas a medias pero que entregan personajes individuales interesantes. Definitivamente es el caso de esta secuela que tenía que llenar un gran espacio al seguir a una producción que triunfó con los críticos y el público como lo fue Sin City. Con un elenco monstruoso que incluía a Bruce Willis, Clive Owen, Jessica Alba, Mickey Rourke, Rosario Dawson y Elijah Wood entre otros lograron transferir exitosamente las novelas gráficas de Frank Miller a la pantalla grande pero eso solo dejó gran expectativa y un público ansioso por tener la segunda parte para completar la historia. Tristemente, y aún teniendo adiciones interesantes al elenco, Sin City 2 fue un fracaso comercial.

A pesar de esto, Eva vuelve a conseguir un personaje misterioso, oscuro y malicioso que manipula a uno de los personajes principales por medio del sexo para lograr obtener lo que quiere. En este caso específico resalta su físico, principalmente sus ojos, ya que esta saga de películas tiene un toque particular en los colores, iluminación y las escenas para obedecer a la imagen de las novelas gráficas. Si algo es rescatable es esta constancia para lograr escenas impactantes por medio de elementos inusuales y Green logra personificar a la enigmática cazafortunas con mucha elegancia.

 

Vanessa Ives en Penny Dreadful

Todos los personajes de las películas anteriores le ayudaron a construir el último papel de este conteo. Esta serie creo gran expectativa por la inclusión de personajes de diferentes novelas como Dracula, Dorian Grey, Dr. Jekyll, Frankenstein y Van Helsing mezclados con personajes inéditos interpretados por grandes actores y actrices como Josh Hartnett, Eva Green, Reeve Carney y Timothy Dalton.

En un principio resulta extraño tener todos estos personajes conviviendo en escena ya que parece bastante improbable que pudieran compartir una historia pero la trama es ingeniosa y la parte gráfica bastante grotesca lo que logra que uno ni siquiera piense en la extrañeza de su convivencia. Vanessa Ives, el personaje de Green, es por mucho uno de los personajes más complejos de todos los anteriormente mencionados. Al principio de la serie se presenta como una mujer elegante, adinerada, valiente, atrevida y misteriosa que tiene dotes de bruja pero a medida que avanza nos deja ver la fragilidad, el miedo y la vulnerabilidad que esconde detrás de la máscara. Además de todos estos atributos, queda claro que la Srita. Ives tiene un oscuro pasado y muchos secretos que irán complicando la trama con cada capitulo que avanza. Como espectador se puede observar el claro deterioro físico y mental del personaje gracias a el compromiso de Green con la historia que interpreta y nos regala momentos de ternura, locura,  horror extremo y eventos sobrenaturales que erizan la piel.

En esta serie se observa el resultado de las elecciones que ha hecho esta actriz a lo largo de su carrera, vemos como se complementan para conseguir que Eva Green sea capaz de llevar a la pantalla un personaje tan completo como complejo a la pantalla chica. En este caso vale la pena ver la serie, no solo por su actuación, sino por todos los personajes que se unen para lograr una historia como ninguna otra.

 

 

Deja un comentario

Lilo
Diseñadora gráfica, amante de los helados, el sarcasmo, adicta a las películas y los libros, torpe y noventera hasta los huesos. Se rumora que me veo como “La chica del tatuaje del dragón” pero tengo corazón de pollo ahogado en miel. Son puros rumores.