Nos encontramos de frente con el sexto álbum de A Day To Remember, ese que lleva en la portada una ilustración atmosférica que hace querer explorar el interior, ese que, sin decirlo, hace una retrospección inmediata del ser.

a day to remember - bad vibrationsPasamos a estos compadres por el control de calidad Bizarro y su asombrosa dualidad nos atrapó desde el primer instante. La pregunta obligada es ¿Les alcanza para ser un referente del género o sólo son otro más que se queda en el camino?

Comenzaremos por definir el género, es bien sabido que en el impresionante mundo musical encontramos un sinfín de géneros y subgéneros que no hacen más que intentar clasificar sonidos e intenciones, algunos lo logran y otros no tanto. En lo personal se me hace un tanto innecesaria la forma, pero hay que poner a los grupos en algún sitio ¿no?

A Day To Remember es un ente particular que se encuentra en el limbo de un MetalCore/HardCore y un Happy/PunkRock de ese que tuvo su auge en los años 90. Su capacidad de pasar de un lado a otro auditivamente los ha llevado a lograr cosas bastante interesantes dentro del medio, tanto así, que tal vez los recuerdes en el Knotfest México del año pasado, haciendo tour con Blink 182 o, recientemente, anunciando shows al lado de New Found Glory. Pero, ¿Cómo logran tener cabida en ese público famoso por ser selectivo?

La palabra es dualidad. Mezclan perfectamente ritmos y esencias que hacen de su sonido, uno elástico capaz de entrometerse en cualquier sitio. Bad Vibrations es el ejemplo perfecto para lo dicho, es un álbum repleto de esencia inicial, esa que es imposible cambiar, mera cuestión de naturaleza. Bad Vibrations abre, una canción llena de guturales y de los clásicos e ingeniosos breakdowns casi marca registrada de ADTR. Pasamos a Paranoia, un track que se disfruta plenamente y que contiene todo lo que la banda puede ofrecer, cambios de ritmo, velocidad y mucha energía.

En general esa es la base que se utilizó para darle vida al disco, uno que fue moldeado y producido por los grandes Bill Stevenson y Jason Livermore (Descendents, Rise Against), no obstante, se dieron el lujo de que fuera mezclado por Andy Wallace (Nirvana, Rage Against The Machine) y el resultado, cabe señalar, es digno.

Deja que Exposed y Bullfight te caigan de lleno en la cabeza y te envuelvan, inmediatamente, en el concepto pleno de la banda, ese que pudimos disfrutar en sus discos de antaño Homesick y For Those Who Have Heart. Y es que, si algo caracteriza a A Day To Remember, es esa falta de miedo al jugar con las partes más oscuras de la vida en lo que a letra y música respecta, no sin antes, complementarlo con algunos tracks de superación personal o que simplemente van encaminados a disfrutar y pasar un buen rato. Tal es el caso de We Got This, una canción que nos transporta en un instante a su Common Courtesy y a las ganas de estar saltando con cerveza en mano, la misma que cuando se le da el ultimo trago, es momento de entrar al pit.

Same About You, Forgive And Forget y Negative Space cierran de forma correcta un ejercicio de facetas, el que expone a una banda ya posicionada y libre de experimentar su sonido, el mismo que vale la pena escuchar y dejarse acompañar por él.

Bad Vibrations es un sí rotundo, un balance perfecto de una banda que ha sabido escalar a través de su gran desempeño y concepto. El álbum afianza la idea de marcarla como referente para cualquiera al que le guste ese tipo de música , un obligado para cualquier biblioteca musical gustosa del rock, porque lo de calidad se nota a simple vista. Bad Vibrations tiene todo para encantar al oído, créeme que lo disfrutarás mucho y, si no te late, personalmente te invitaré una sesión de tragos.

 

Deja un comentario

Reseña Panorama
Calificación